Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Fernando Blanco

Partido flojo del Depor

Tampoco Borja agotó los cambios, lo que demuestra que no confía en todos.El Depor tenía mucho tiempo por delante para ganar el partido tras el empate pero no supo contrarrestar el juego directo que le propuso Manuel y en las segundas jugadas no ganó los duelos.

Otro mal partido fuera

En el minuto 58 una gran transición entre Soriano y Quiles define a la perfección, quizá lo mejor del partido por parte visitante.Después de unos minutos de ida y vuelta los blanquiazules dejaron muchos metros y libertad a los puntas locales, que consiguieron el 1-1 gracias a Malcom en el minuto 75.Aguantó muy poco tiempo el resultado el Deportivo; no supieron aprovechar la veteranía.Con Doncel y Miku se planteó el choque a la contra en los minutos finales de la contienda; Doncel en el 90 tuvo en sus botas la opción de la victoria pero la malgastó.Otro mal partido fuera de casa y toca esperar por si hubiese alineación indebida. 

Reacción muy tardía

A lo largo de la semana el trabajo táctico realizado en Abegondo no dio resultado, con una revolución en el once con el objetivo de encontrar un inquilino en el lateral derecho.Aguirre jugó en banda derecha a pie cambiado, con Lapeña sufriendo más de lo habitual y el equipo entrando mal al partido, recibiendo un tanto en el minuto 13 en un centro que sobre el papel no debería representar un gran peligro.El Depor tuvo mucho margen por delante para intentar maquillar el resultado pero el Celta se encontraba cómodo con el balón.Los blanquiazules dispusieron de buenas ocasiones pero no fueron capaces de transformar ninguna, obligando a la reacción a tumba abierta en la segunda parte.Los deportivistas dominaban pero sin velocidad para sorprender, mientras que el rival sí que hacía gala de un cambio de ritmo impresionante en las transiciones.Borja Jiménez tardó bastante en hacer sus cambios cuando el rival ya había hecho los cinco permitidos.El penalti a William permitió igualar la contienda pero la fatalidad de la caída de Quiles condena al Deportivo a defenderse con diez; el brasileño era la única referencia arriba.Cuando todo el mundo daba por bueno el empate Javi Gómez se sacó un zapatazo imposible de parar.

Un Depor bloqueado

El partido estaba marcado de inicio por la ausencia debido a una lesión del meta habitualmente titular en el Deportivo, Ian Mackay; su vacante fue ocupada por el joven Pablo Brea, que cumplió con creces ante el San Sebastián de los Reyes en un campo complicado, de césped artificial, como el Nuevo Matapiñonera.Además, las molestias musculares de Trilli hicieron que el entrenador Borja Jiménez reconvirtiese a Diego Villares en al posición de la lateral derecho.Así pues, el once habitual tuvo que ser retocado, con la consiguiente falta de ritmo y de confianza en cuanto al cuadro blanquiazul.El Deportivo se mostró bloqueado, temeroso tanto en defensa como en ataque, y sabedor de que se medía a un rival complicado y en un terreno de juego de hierba artificial.Los herculinos sufrieron mucho en el juego aéreo, no eran dominadores en ninguna de las dos áreas y el Sanse lo intentó en el balón parado.William de Camargo en la banda derecha no tuvo el grado de desequilibrio que normalmente posee en la izquierda, lo que condicionó el caudal de ocasiones visitantes, mucho menor que en otros choques.Las pocas ocasiones claras de las que dispuso el Deportivo no fueron aprovechadas, como el no remate de Quiles.Con la entrada de Calavera con Quiles el equipo perdió potencial ofensivo.

Con el freno de mano

Y si recurres a hacer los cinco trueques no marchan bien las cosas.El equipo no estuvo al nivel que se esperaba, Juergen jugó con una marcha menos, pendiente de las cuatro tarjetas y que no podría jugar el miércoles y al final fue algo sí que le marcó.Borja lo tuvo demasiado tiempo en el terreno de juego y en balones divididos y en segundas jugadas no iba a meter el pie y es algo que le condicionaba a él y al equipo, como al doble pivote, porque tienes que ceder la responsabilidad a otros.No jugó mal el Depor aún así, tuvo la posesión mucho tiempo pero lo que le pudo faltar fue la finalización, no se tiró apenas a gol.

Quinta victoria seguida

Consciente de lo mucho que hay en juego esta semana para el Depor, con tres partidos en ocho días, el míster Borja Jiménez apostó por las rotaciones, con hasta cinco cambios en relación al último duelo en Villaviciosa de Odón.Impulsado por una inercia positiva y contra un rival como el Zamora agazapado, el Deportivo quiso ser protagonista desde los compases iniciales, dominando la posesión del balón.El cuadro local dejaba muy pocos huecos pero los deportivistas tenían paciencia y así comenzaron a llegar las primeras ocasiones; las más claras en la primera parte llevaron la rúbrica de William y de Alberto Quiles; mientras, el Zamora probaba suerte desde la distancia, pero el marcador no se movió.Tras el intervalo, el Depor quizá le cedió un poco más de balón al Zamora, que se estira bastante.Doncel saltó al campo en lugar de Noel pero se asentó mas bien en el medio, quizá renunció un poco a las bandas porque estaban heladas.En el minuto 75 dio entrada a Calavera por William pensando ya en cerrar el partido pero el Deportivo nunca baja los brazos.Tal y como hizo en León y ante el DUX, presionó en el añadido para que Juergen le brindase el tanto del triunfo a Quiles.

Premio al que más arriesgó

El cuadro coruñés supo sujetar a los jugadores de la Cultural, salvo a Aarón, que se lo hizo pasar mal a Héctor en defensa.El cuadro coruñés cambió el discurso habitual y hubo poco juego horizontal y poca posesión, decantándose por un fútbol más vertical porque el rival así lo requería.El 0-1 tranquilizó un poco el juego ante una Cultu que no disparó hasta el minuto 38, cuando Aarón marcó el tanto del empate.El Depor tiraba bien la línea de fuera de juego, dejando caer a los atacantes leoneses en muchas ocasiones.La profundidad de Quiles dio tranquilidad al equipo justo antes de irse al descanso con el segundo tanto blanquiazul.La segunda parte fue más de la Cultural Leonesa, salvo por el marcador.

La suerte del campeón

El RC Deportivo saltó al terreno de juego de A Malata con un once bastante reconocible, con William de Camargo en la banda izquierda en un dibujo 4-3-3.Por su parte, Cristóbal Parralo apostaba por la dupla ofensiva de veteranos, Joselu y David Rodríguez, en un patrón clásico 4-4-2.En la primera mitad los blanquiazules salió dándole el balón al rival, pero incluso así dispuso de un par de llegadas de Alberto Quiles por la banda derecha pero el mayor peligro corrió a cargo del Racing de Ferrol.Ian Mackay salvó a los herculinos de encajar gol en dos llegadas locales prácticamente consecutivas, en los minutos 15 y 16, a cargo de Dani Nieto y Pumar, respectivamente.Adrián Lapeña vio la quinta amarilla, que le impedirá estar el próximo fin de semana frente al Valladolid B.En el segundo acto, en un partido muy táctico, los blanquiazules no sacaron rentabilidad a sus jugadas a balón parado.Borja Jiménez apostó por la frescura de Yeremay y Noel pero no logró crear peligro sobre el marco de Gazzaniga.En esta ocasión parece que el Deportivo tuvo la suerte del campeón, al anular el árbitro una diana que parecía legal, pero que llegaba después de un penalti más que dudoso.

Números de ascenso

El Deportivo desde luego que empezó sorprendiendo al rival en los primeros minutos de partido, sin especular —como hizo en ocasiones anteriores— y yendo a por el triunfo.Los blanquiazules anotaron el 0-1 ya en el minuto 2 por medio de Quiles, en una gran acción de delantero centro.Miku también estuvo acertado y, después del empate local, desniveló la balanza de nuevo aprovechando un balón envenenado cedido por la defensa majariega.Los errores defensivos del Rayo Majadahonda le costaron muy caros a los locales, debido a la presión alta del equipo blanquiazul, que forzó los mismos desajustes.Los madrileños apenas inquietaron a Mackay, mientras que en la segunda parte el Deportivo se dedicó un poco más a contemporizar y dejar pasar los minutos, tratando de controlar al máximo los embates locales.Borja Jiménez trató de enfriar la contienda con movimientos en el banquillo, manejando los cambios bien para oxigenar al equipo y todo salió a pedir de boca, sin demasiados apuros en los compases finales de un partido con el que el Deportivo logra enlazar su cuarta victoria consecutiva.El Depor presenta números de ascenso, haciendo gala de un gran repliegue en los segundos 45 minutos, en uno de los mejores choques de la temporada.

Sufriendo pero de 3 en 3

El equipo inicial que presentó el RC Deportivo de La Coruña fue similar al de Santander, con la entrada de Álex Bergantiños y Carlos Doncel en el once respecto a la última alineación.El partido podía parecer fácil de entrada, frente a uno de los clubes de la zona baja, pero para nada resultó sencillo porque el Zamora planteó un buen partido en defensa, con sus jugadores con las ideas claras en la salida de balón.Hasta el minuto 23 no llegó la primera ocasión clara de los blanquiazules con el disparo al palo de Víctor García, que rozó de esta forma el primer gol.En el minuto 40 Quiles se empachó de balón en la mejor llegada de la primera parte de los coruñeses y el Deportivo tuvo que irse al intervalo con el marcador de 0-0 en el electrónico.En la segunda parte De Camargo saltó en lugar de un desacertado Alberto Quiles y en el minuto 65 el Depor realiza un doble cambio, con Menudo y Noel, aportando más profundidad con estos dos futbolistas de perfil ofensivo.En el minuto 73 el llamado pase de la muerte de Noel a William de Camargo supuso un punto de inflexión definitivo con la consecución del 1-0.El equipo se fue con confianza a buscar el segundo gol pero Borja Jiménez pedía pausa y los jugadores supieron en esta ocasión congelar el partido y los tres puntos se quedaron en casa.

Al equipo le falta pegada

De inicio Borja Jiménez sorprendía con la inclusión en el once por primera vez esta campaña de Noel López, relegando a la suplencia a Alberto Quiles.El Deportivo tenía dificultades para finalizar las ocasiones que iba generando, desperdiciando varias llegadas frente a un San Sebastián de los Reyes que apenas daba sensación de peligro pero que salió con un sistema 4-4-2 y una presión bastante elevada.En el minuto 36 el esfuerzo blanquiazul obtuvo al fin su recompensa gracias a una jugada de estrategia; en esta ocasión obedeció a un saque de esquina desde la banda derecha, colgada por Juergen Elitim y rematada a la red por Miku Fedor.Con el alivio de irse con el resultado a favor al intervalo (1-0), el Deportivo respiraba.En el segundo acto parecía que el equipo intentaría matar el partido con el segundo gol pero el Sanse no se descompuso y no concedió ninguna facilidad a los locales, muy bien asentado en el campo.El Deportivo jugaba mucho al pie sin éxito; en el minuto 80 el doble cambio de los visitantes puso nerviosos a los herculinos.La entrada de Menudo y De Vicente intentó darle pausa al juego pero el conjunto revivió los fantasmas del día del Logroñés, esta vez sufriendo para conservar su renta.El equipo no jugó mal pero desde luego que le falta algo más de pegada.

Con oficio y sufrimiento

El Deportivo saltó al terreno de juego rotando, con cambios en su once, y con un eje defensivo inédito esta temporada, conformado por Lapeña y Borja Granero —y con Diego Villares de nuevo en el once como lateral—, con Bergantiños junto a De Vicente y Juergen Elitim en la sala de máquinas.El Badajoz de Óscar Cano, con cinco defensas, le puso las cosas muy complicadas a los locales, impidiendo que estos se sintiesen cómodos.No en vano, las primeras oportunidades fueron para los extremeños, que testaron la fiabilidad de Mackay en la primera media hora de partido con varias aproximaciones.

Lo mejor, el resultado

Después de la contundente victoria cosechada ante el Celta B en el primer partido de Liga, el técnico Borja Jiménez siguió confiando en el mismo bloque, con la entrada de Alberto Benito en lugar del juvenil internacional Trilli, pero cambió radicalmente la forma de jugar, yendo a lo práctico.Ante un rival replegado como el Tudelano, el partido se puso muy favorable pronto para los intereses coruñeses, puesto que Adrián Lapeña aprovechó de cabeza en la estrategia un centro medido de Juergen Elitim.El 0-1 era una realidad a los siete minutos y a partir de ese momento el Deportivo se dedicó a gestionar su renta, sin renunciar a la llegada; no en vano, las mejores oportunidades de esta primera parte fueron para Miku y Quiles.

Fernando Blanco: “Si traen un extremo y un ‘9’, es el equipo ideal para ascender”

El entrenador nacional Fernando Blanco analiza al Deportivo. El ex presidente del Comité Gallego de Entrenadores .

José Lara se despidió del deportivismo tras una campaña gris

El atacante del RC Deportivo José Alonso Lara, que actuó cedido por el Sevilla la recién finalizada campaña 20-21, se despidió del deportivismo con el sinsabor de no haber podido aspirar a devolver a la entidad herculina al fútbol profesional.Con contrato en vigor con la formación del Sánchez Pizjuán hasta junio de 2023, el extremo andaluz ha hecho las maletas rumbo a casa, no sin antes efectuar un somero resumen de la temporada con Fernando Blanco, expresidente del Comité Gallego de Entrenadores y colaborador de este diario.Visiblemente decepcionado por no haber conseguido el objetivo del ascenso —que le podría haber abierto las puertas al fútbol profesional en el Depor—, Lara destacó que aguardaba mucho más del Deportivo 20-21, tanto en el plano personal como en el colectivo.El cedido por el Sevilla busca ya equipo para el ejercicio 21-22 Muy integrado en la ciudad de A Coruña —vivía en el paseo marítimo de Riazor—, el ‘10’ deportivista ha abandonado la ciudad cabizbajo, sin hacer ruido, con el firme propósito de poder ayudar de nuevo al conjunto coruñés en el futuro.El futbolista, de carácter tímido pero muy querido en el vestuario del Depor, quiso agradecer el apoyo recibido a lo largo del ejercicio liguero por parte de la afición deportivista en general y de Fernando Blanco en particular agasajando a este último con una camiseta oficial con su nombre y número firmada.Blanco, así mismo, invitó al jugador a que regrese a la urbe de Marineda cuando quiera, habida cuenta de los muchos amigos y recuerdos que ha dejado en la ciudad. Después de compartir mesa y mantel en un conocido restaurante coruñés, ambos aprovecharon para inmortalizar el momento con varias instantáneas en la zona centro de la ciudad, quedando emplazados a verse las caras de nuevo muy pronto, bien sea en A Coruña o en Sevilla.Precisamente en la ciudad hispalense, uno de los rostros más representativos del deporte herculino posee otra gran amistad, la del exentrenador deportivista Joaquín Caparrós, con quien compartió momentos inolvidables.  EL ENTORNO DEL CLUB ESPERABA MUCHO MÁSAnotó dos dianas, que le brindaron a su conjunto seis valiosos puntos, frente a Coruxo y Guijuelo (1-0)José Alonso Lara, el único cedido la pasada temporada 20-21 en el Depor, llegó al club con la vitola de futura estrella y pieza fundamental para aspirar al ascenso; no en vano, el Sevilla no estipuló en su contrato de cesión una eventual opción de compra por parte de la entidad deportivista.Sin embargo y a pesar de que comenzó como titular indiscutible para Fernando Vázquez en las cuatro primeras jornadas de la Liga, el andaluz fue perdiendo protagonismo con el paso de los encuentros.