Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Doble resurrección de los Clippers

Kawhi Leonard fue el principal artífice de que los Clippers no estén con 0-3 en la serie ante los Mavs/EFE/EPA/ETIENNE LAURENT
|

Los Clippers experimentaron una doble resurrección en Dallas (108-118 para evitar el 0-3), Jayson Tatum revivió, con otra actuación monumental, a los Celtics y los Hawks tomaron la delantera ante unos Knicks que siguen sin su estrella polar.


Cuando los Mavericks ganaban por 30-11 a los siete minutos y medio, Rick Carlisle dio un merecido descanso a Luka Doncic, que había firmado los 11 de los 14 primeros puntos del equipo. Y los Clippers resucitaron por primera vez: parcial de 0-14. Volvió 'Wonderboy, pero la inercia no se detuvo: 2-20.


A partir de ahí, el partido fue del equipo angelino, que, guiado por Kawhi Leonard (36 puntos, 6 rebotes y 8 asistencias) y Paul George (29, 7 y 4), tomó la delantera en los instantes finales de la primera mitad, logró una máxima renta de siete puntos en el tercer cuarto (77-84) y en el cuarto la extendió a la docena a base de triples: seis anotaron los de Tyronn Lue, la mitad por cortesía de un 'resucitado' Marcus Morris (15 tantos).


Doncic acabó rozando el Tremendo Triple-Doble (44 puntos, con 7 de 13 desde el arco, 9 capturas y 9 pases de canasta) en el primer partido de playoffs como local de su carrera, donde le fallaron sus principales socios: Kristaps Porzingis (3 de 10 en tiros de campo), Dorian Finney-Smith (3 de 10) y Tim Hardaway Jr (4 de 14).


También le fallaron los amigos al 'Big Three' de los Nets, que firmó 96 de 119 puntos que anotaron en Boston, seis menos que los Celtics, 50 de ellos con la firma de Jayson Tatum, 23 con la de Marcus Smart, 19 (y 13 rebotes) con la de Tristan Thompson y 17 con la Evan Fournier. Un 'Big Four' ganador que coloca el 1-2 en la eliminatoria.


El equipo de Brad Stevens, cuyo banquillo aportó solo 10 tantos (uno menos que el de Steve Nash), ganó 'in extremis' el primer cuarto (33-32) y solo soltó la delantera en el marcador cuando Kevin Durant (39 puntos y 9 rebotes) empató a 75 tras anotar dos libres y fallar uno. La remontada no lo es hasta que no tienes una unidad más que el rival. Y a los Nets les cayó a continuación un parcial de 15-2 que los echó definitivamente del partido. James Harden (41 tantos, 7 rechaces y 19 pases letales) intentó reengancharlos, pero lo máximo que logró fue colocarlos a seis puntos.


Los Hawks se anotaron por 105-94 un tercer partido poco vistoso y toman la delantera (2-1) contra unos Knicks cuya estrella ha perdido el brillo.


Julius Randle volvió a fallar cual escopeta de feria (2 de 7 en triples y 0 de 8 en tiros de dos), RJ Barrett tampoco estuvo fino (2 de 9) y al equipo de NY le quedó poco más argumento que el renacido Derrick Rose (30 puntos, 6 rebotes y 5 asistencias).


Insuficiente para contrarrestar a siete jugadores locales en dobles dígitos: John Collins (14), DeAndre Hunter (11), Clint Capela (13), Bogdan Bogdanovic (15), Danilo Gallinari (12) y Kevin Huerter (10), y el prodigioso acierto de los pupilos de Nate McMillan desde larga distancia: 16 de 27 (59.3%).


Los Hawks soltaron amarras en el segundo cuarto (29-13), fase en la que enroscaron 5 de los 6 triples que lanzaron, para llegar al descaso 14 arriba (58-44). En el tercer acto mantuvieron la renta por encima de la docena, en el último la llevaron a un tope de 17 tantos (97-80) y al final permitieron que los Knicks maquillasen algo el marcador.

   Los Lakers y los Nuggets toman la delantera; los Bucks acarician la barrida
   Mitchell le devuelve la alegría a los Jazz
Doble resurrección de los Clippers