Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Lucentum Alicante: un cóctel de veteranía y talento

El Lucentum, subcampeón de la Copa Princesa | HLA Alicante
|

No tiene la categoría de clásico, pero casi. Nacido en el año 94 de la fusión entre dos clubes de la ciudad –como casi todos–, el Lucentum Alicante ascendió por primera vez a la ACB con el efecto 2000 y jugó nueve temporadas en la élite (2000/01, 2002-07 y 2009-12) hasta su desaparición y refundación en Nacional.


Hace dos años regresó a LEB Oro bajo la dirección técnica de Pedro Rivero, base histórico de la categoría y protagonista en el último intento de subir a la ACB (2013), frustrado entonces por las estrecheces económicas. Con una mezcla de veteranía y talento, el Lucentum aspira ahora a recuperar su sitio.


Sexto clasificado en el grupo Oro-Clasificación, todavía no tiene asegurada su presencia en los playoffs y el sábado visita Riazor (19 horas) para medirse al Básquet Coruña. En el recuerdo de Sergio García y su equipo está la derrota encajada en Alicante con el marcador más abultado esta temporada (85-60). No en vano el roster alicantino es el más anotador de la segunda fase con 82,6 puntos por partido.


Baja sensible


A las órdenes de Rivero y como si de su extensión en la pista se tratara, destaca el veterano Pedro Llompart (39 años), otro base con pasado en el Lucentum –vivió el ascenso en 2009– y que guarda en sus piernas doce temporadas en la ACB. Director de juego con 8,7 puntos y 4,7 asistencias por partido, desde que se lesionó en el primer encuentro de la segunda fase no ha vuelto a jugar.


Coincidió con Llompart en aquel ascenso del 2009 el curtido escolta Txemi Urtasun, que también acredita una docena de años en la ACB. A sus 34 primaveras promedia 10,9 puntos, guarismos que mejora en el grupo Oro-Clasificación con 12,4 tantos por encuentro y un 66,7% de acierto en tiros de dos.


Otro base mítico de LEB Oro, Rafa Huertas (36 años), y el alero Edu Martínez (30), formado en la cantera de Estudiantes –llegó a debutar con el primer equipo en ACB– y con pasado en proyectos potentes de la segunda división como Breogán, Ourense, San Pablo Burgos y Bilbao, completan la nómina de veteranos.


Anotadores compulsivos


El Lucentum Alicante pescó cuando todavía estaba en LEB Plata (2018) a una joya de la NCAA 2 (segunda división del baloncesto universitario estadounidense). Se trata del base Justin Pitts, quizá muy bajito (1,78m) para ser drafteado, pero un auténtico microondas. Este curso promedia 13,7 puntos y 3,9 asistencias por encuentro y en la primera vuelta ya fundió al Básquet Coruña con 17 tantos.


El alero Noah Allen, también estadounidense, completa el talentoso juego exterior del Lucentum. En su primera experiencia en España ascendió con el Manresa (2018) y las dos últimas temporadas se movió entre la G-League (competición vinculada a la NBA) y la Bundesliga alemana. En la segunda fase acredita 13,6 tantos, 4,6 rebotes y dos recuperaciones por encuentro.


Producto nacional


A los veteranos Llompart, Urtasun, Huertas y Martínez se suman otros tres españoles en una plantilla con siete de once nacionales. Son el alero José Ortega (6,3 puntos por partido con un 45,8% en tiros de tres), el ala-pívot Álex Galán (8,7 tantos y cuatro rebotes) y el pívot Jorge Bilbao (7,1 puntos y 4,8 capturas).


Completan la batería interior el 'cuatro' internacional macedonio Stojan Gjuroski (8,6 tantos y 3,4 rebotes por encuentro en la segunda fase), con pasado en el básquet universitario estadounidense, la primera división búlgara y la segunda francesa, y el 'cinco' internacional danés de madre costamarfileña Jonas Zohore (8 puntos y 3,8 rechaces por partido), que ha jugado en nueve ligas europeas.


   Bahía San Agustín: una isla en el baloncesto balear
   Fundación Granada: un recién llegado con argumentos
   Un mal día en la oficina para el Basquet Coruña
Lucentum Alicante: un cóctel de veteranía y talento