Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Fundación Granada: un recién llegado con argumentos

Los jugadores del equipo nazarí hacen piña antes de un partido | Fundación CB Granada/Fermín Rodríguez
|

La historia del baloncesto en la ciudad de Granada se apoya sobre dos equipos: el Oximesa, que jugó en la Liga ACB desde 1986 hasta 1991, y su sucesor, el CB Granada, que militó en la máxima categoría en tres etapas, del 96 al 98, del 2001 al 2003 y, la más reciente, del 2004 al 2011.


Ambos clubes desaparecieron por problemas económicos, pero el hambre de básquet en la ciudad nazarí es innegable y en 2012 vio la luz el Fundación CB Granada. Tres ascensos en seis años alumbran la meteórica trayectoria de un club joven pero ambicioso. En sólo tres temporadas en la LEB Oro se ha ganado el derecho a luchar por el ascenso.


El proyecto del Fundación no se entiende sin la figura de Pablo Pin, técnico de la casa que tómo las riendas de la plantilla en Primera Nacional allá por 2013 y ha liderado desde el baquillo todos los éxitos. Pin y su equipo visitan el domingo Riazor para medirse al Básquet Coruña.


Cuatro victorias consecutivas

Y lo hacen en su mejor momento. Desde que empezó la segunda fase con derrota en la pista del Breogán (86-78), el equipo nazarí no ha vuelto a fallar: ganó en casa contra el Palencia (77-59) y el Básquet Coruña (74-65), venció en Valladolid (86-87) y en la última jornada se impuso como local al Oviedo (72-68).


Si el proyecto granadino no tiene ni diez años de vida, algunos de sus jugadores ya saben lo que es ascender y jugar en la élite. Es el caso de Lluis Costa, Christian Díaz, Joan Pardina –baja por lesión los últimos siete partidos–, Thomas Bropleh y Alex Murphy.


Costa vivió el último título del Tizona Burgos en LEB Oro antes de fichar por el Manresa en ACB, conseguir un ascenso con el Betis y pasar fugazmente por el Obradoiro. También en Galicia, Díaz subió con el COB y con el Breogán en 2018.


¿El mejor backcourt de la liga? 

Ambos coincidieron además en el Peñas Huesca y su sintonía se nota cuando Pin los pone a jugar juntos. El base catalán promedia esta temporada 12,7 puntos (40% de acierto en triples), cuatro asistencias y un robo por cada partido. El canario se está saliendo en el grupo por el ascenso: 14 tantos por encuentro con un 66,7% en tiros de dos y 42,1% desde el arco.


Completa el backcourt el alero estadounidense Bropleh, que sale a equipo por año desde que desembarcó en Europa (2016) y fue pieza clave en el último ascenso del Betis a la ACB. Máximo anotador de la plantilla con 14,6 puntos por partido, amenaza con un 43,8% desde el perímetro.


Chispas en la pintura

El Fundación demostró hace sólo 15 días en Granada todo su potencial en la pintura: el finlandés Murphy, que el año pasado ascendió con Gipuzkoa, se fue a los 19 puntos, y el senegalés Bamba Fall, que la última temporada lideraba el apartado de valoración (20,5), firmó 16 puntos, cinco rebotes y un tapón.


Recién llegado a la categoría, pero con experiencia, talento y en una dinámica inmejorable, el Granada amenaza la solidez del Palacio –el equipo naranja no pierde en casa desde diciembre– y también el liderato del Breogán, que está sólo una victoria por encima.

Fundación Granada: un recién llegado con argumentos