Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

La vuelta de Márquez agita el Mundial en Portimao

Marc Márquez, en una imagen sobre una ‘scooter’ durante el Gran Premio de Jerez del año pasado | Román Ríos/EFE
|

El Gran Premio de Portugal que este fin de semana se disputará en el circuito de Portimao pasará sin duda a la historia del motociclismo por un sólo hecho, el regreso a la competición tras casi nueve meses lesionado del ocho veces campeón del mundo Marc Márquez (Honda).


Una fractura de húmero de su brazo derecho, complicada hasta extremos inusitados, dejó en el dique seco a uno de los pilotos más emblemáticos y su proceso de recuperación se convirtió en un auténtico calvario con momentos de felicidad y avances destacados y otros, muchos, con situaciones desesperantes capaces de poner a prueba la resistencia de los más fuertes y ahí, por lo visto, Marc Márquez ha aprobado con nota.


El hecho de que las primeras pruebas que realizó con una moto de competición, bajo la supervisión del equipo médico que le realizó la última y exitosa intervención quirúrgica, fuesen en el circuito de Montmeló y días después en Portimao, ya pudo considerarse como un aviso del trazado elegido para su reaparición.


El circuito de Losail se antojaba todavía “demasiado intempestivo” para su regreso, aunque Márquez sí viajó a Doha para vacunarse como el resto de los integrantes del Mundial, por deferencia del Gobierno de Catar.


Ahora, regresa a la competición y la única duda que surge es cuál será su nivel en la misma, aunque casi nadie duda de que estará rápidamente entre los mejores de la categoría, una lista que ahora encabeza un piloto de una escudería satélite y no de un equipo oficial de fábrica, el francés Johann Zarco (Ducati Pramac), compañero de equipo del español Jorge Martín, la gran sorpresa como debutante en la categoría reina.


Los triunfos en los dos primeros grandes premios de la temporada, ambos en el circuito de Losail (Catar), se los han repartido los pilotos oficiales de Yamaha, el español Maverick Viñales y el francés Fabio Quartararo, que son segundos ex aecquo con 36 puntos.


Al rendimiento obtenido por las Yamaha se tendría que unir a partir de Portugal el de las Suzuki de los españoles Alex Rins y Joan Mir, vigente campeón del mundo, con un comienzo un tanto irregular pero muy cerca de las posiciones de cabeza. 

La vuelta de Márquez agita el Mundial en Portimao