Alborota: "Cuando supe que era titular me cagué un poquito"
lll
17º-23º

Alborota: "Cuando supe que era titular me cagué un poquito"

La jugadora andaluza placa a una rival durante un partido de pretemporada | Manuel Ángel González

Usuario

Alba Lisandra Martínez (17 de abril de 1996, Almería) es Alborota. “Estoy acostumbrada a que me llamen así porque desde muy pequeña no paro quieta”, desvela una de las caras nuevas del CRAT Residencia Rialta. El pasado domingo debutó como titular, con victoria y ensayo ante el Olímpico de Pozuelo (24-17).

 

Era el primer partido de XV en mi vida”, reconoce Alba, internacional con las Leonas de rugby playa y campeona de España de ‘seven’ por autonomías la temporada pasada con la selección de Andalucía, la gran sorpresa en el XV inicial en el útimo partido del equipo coruñés.

 

“Me había hecho a la idea de que iba a salir de suplente y, cuando supe que era titular, me cagué un poquito, pero fui capaz de transformar toda la tensión en nervio positivo”, recuerda la tres cuartos.

 

Papel decisivo

 

Alborota jugó de ala y firmó un ensayo que le dio la vuelta al marcador cuando su equipo perdía 7-12. “Era ya la segunda parte, habíamos desconectado y estábamos un poco cabizbajas. Pensé que íbamos a tener más espacios abiertos y tomé el rol de levantar al equipo, pero no me esperaba ensayar”, analiza.

 

“Por suerte pude plantar el balón en la zona de marca y, gracias a la patita de oro de Alejandra (apertura y pateadora del CRAT) pudimos ponernos por delante”, continúa Martínez, que se acordó de “mis niñas del sub-12 (el equipo que entrena en A Coruña), que nos estaban animando muchísimo” y “mis tortugas, así le llaman a mi equipo en Almería, que siempre están pendientes de mí”.

 

El debut de Alba tuvo que esperar hasta la jornada 3 por una rotura en la zona de los isquiotibiales de su pierna derecha. “Estaba un poco asustada, pero con la adrenalina del campo se olvida y, después del partido, me dolía todo el cuerpo menos el isquio”, celebra.

 

Del 'seven' al XV

 

¿Cómo fue el paso del ‘seven’ al XV? “Me decían que son totalmente diferentes y ya puedo decir que no tienen nada que ver”, ríe la andaluza. “Antes me hinchaba a correr, en el XV es todo más pausado, hay que estar atenta y bien colocada, esperando a que te llegue la pelota, en el ‘seven’ no se puede esperar, es una locura, un caos”, arguye.

 

Martínez agradece el cambio de modalidad y el recibimiento en el vestuario coruñés: “El ‘seven’ es más individual y el XV es más colectivo. En el CRAT me he encontrado muy buena gente y me están brindando ese sentimiento de familia que necesitaba”, admite la tres cuartos, que considera el rugby playa como la disciplina más exigente. “La gente se lo toma a coña, pero no hay nada tan duro”.

 

De Almería a Coruña

 

El fichaje de Alborota se produjo por deseo mutuo, de la jugadora y el club. “Yo fui la que llamó primero a Humberto (Ramírez, director deportivo) porque hay que buscarse las castañas”, ríe. Elsa (Porto), Alevín (Paula Medín) y Alejandra (Fernández), que la conocían del rugby playa, le dieron buenas referencias al directivo, que devolvió la llamada.

 

Es su segunda vez fuera de casa, la temporada pasada jugó en el Universidad de Sevilla, pero nunca había estado tan lejos, a casi 1500 kilómetros: “Son diez horas de viaje en tren, mínimo”, suspira la andaluza, que llegó a Coruña en septiembre. “Parecen cuatro meses, ya tengo ganas de bajar y ver a mi familia, pero el calor no lo echo de menos”.

 

“Estuve en Santiago cuando hice el Camino, pero no conocía A Coruña. Galicia es un hogar para mí. Me impacta verlo todo tan verde porque vengo del desierto”, analiza Alba, que se debate entre Periodismo o Relaciones Internacionales y busca un grupo de percusión para seguir alborotando, dentro y fuera del campo.

Alborota: "Cuando supe que era titular me cagué un poquito"

Te puede interesar