Elsa Porto: “Hacía falta un reseteo y aire nuevo en el staff”
lll
17º-23º

Elsa Porto: “Hacía falta un reseteo y aire nuevo en el staff”

Elsa suelta el oval antes de recibir un placaje en el partido contra Sant Cugat | Diego Dolan

Usuario

Catorce temporadas en el CRAT A Coruña, dos títulos de División de Honor, una Copa de la Reina de ‘seven’ el pasado verano con el Sant Cugat, tres partidos internacionales con la selección española y la nominación al ‘XV Ideal de la Década’ de las Leonas, el currículum deportivo de Elsa Porto Vieiros (de febrero de 1988 - A Rúa de Valdeorras, Ourense) habla solo.
 

Tras su marcha el pasado curso al Sant Cugat el curso pasado, la histórica tercera línea del equipo coruñés está de vuelta y el domingo vistió de nuevo la camiseta blanca y azul, precisamente contra sus excompañeras.
 

“Anímicamente me dio un poco de pena que el primer partido fuera contra ellas. Fue una situación un poco extraña, pero ya sabían que soy del CRAT de toda la vida y que iba a volver”, reconoce Elsa, refuerzo de última hora para la plantilla que dirigen Pakito Usero, Jos Portos y Juan Carlos Fernández.

 

Compromiso y un rol por definir 

“Me gusta el compromiso al 100% y les dije que no contaran conmigo hasta enero porque no pude hacer la pretemporada en las mismas condiciones que mis compañeras y mi horario de trabajo es por las tardes, pero... al final me dejé embaucar poco a poco. Empecé a entrenar a mediados de septiembre, el martes pasado me hicieron la ficha y el domingo ya estaba jugando”, asume entre risas.
 

Porto inició el partido como suplente y saltó al campo en el minuto 52: “Era la primera vez que estaba sentada en el banquillo del CRAT y me costó mucho, pero tenía toda la lógica del mundo porque casi no había entrenado con el grupo”, explica Elsa, que todavía tiene una conversación pendiente con el ‘staff’ para definir su rol en el equipo.
 

“Una vez que estoy dentro, no quiero medias tintas”, lanza la tercera línea, que suplió su falta de ritmo de entrenamientos con su experiencia: “Me gustaría haber llegado más en forma, pero cuando llevas tanto tiempo jugando no te agotas tanto físicamente”.

 

Clara victoria y mejores sensaciones

El CRAT empezó la temporada con un amplio triunfo y sensaciones inmejorables contra el Sant Cugat (47-15): “Nos sorprendió empezar tan bien el primer partido de liga, aunque es cierto que ellas tenían bastantes bajas”, valora Elsa, que destaca las nuevas incorporaciones, especialmente “la ‘8’ neozelandesa Sina Hetet y la pilier neerlandesa Nicky, que nos dan un plus muy bueno”.
 

La ourensana celebra la llegada del nuevo técnico Pakito Usero y la pretemporada con varios amistosos y la concentración en Valdoviño: “No solíamos preparar tan bien el inicio de la temporada y el ‘stage’ sirvió para unirnos como equipo. Hacía falta un reseteo y un aire nuevo en el ‘staff’. Paco es muy competitivo, aporta nuevas estrategias y nos sorprendió que antes del partido estaba más nervioso que nosotras”.
 

¿Está el CRAT listo para competir por el título? “Pinta bien y vernos tan arrriba al principio nos motiva, pero la liga es muy larga y es muy pronto para pensarlo. La temporada pasada, por ejemplo, parecía que había equipo para luchar por todo, pero con la plaga de lesiones se complicó y acabaron sextas”, responde Elsa.
 

De la universidad a las Leonas

La jugadora del CRAT no había tocado un oval hasta que empezó a estudiar en la facultad de Ciencias del Deporte y de la Educación Física en Bastiagueiro (Oleiros). “Un profesor me dijo que si no iba a rugby me suspendería y estuve jugando casi dos años sin saber lo que tenía que hacer en el campo por una amenaza”, recuerda entre risas.
 

Porto, que antes de llegar a Coruña practicaba atletismo en el ADAS de O Barco, empezó a mejorar por su carácter competitivo: “De estar yo solita en una pista a compartir el mismo campo con 30 personas fue un gran cambio. Al principio solo seguía a Alevín (Paula Medín, compañera de equipo y de selección)”.
 

Pronto recibió su primera llamada para una concentración con la selección española de ‘seven’: “Era un equipo B, pero ahí ya dije: ‘Esto mola muchísimo’. Soy muy competitiva, empecé a entrenar y a enterarme poco a poco de cómo va esto”, admite la jugadora del CRAT.

 

¿Una retirada en compañía?

A sus 34 años, Elsa es una de las veteranas en el vestuario coruñés: “Alevín y yo somos un poco señoras (ríe) y notamos un montón la diferencia de edad porque hay niñas de 18 años, pero está bien porque cada una tiene su personalidad y todas aportamos algo”.
 

El tiempo pasa y la retirada no está muy lejos: “He tenido mucha suerte con las lesiones y físicamente me encuentro muy bien, pero es cierto que me gustaría tener los fines de semana libres para hacer rutas por el monte o estar con mi sobrino. Tendremos que esperar a Mónica (Castelo, ahora en Francia) para retirarnos las tres juntas (con Alevín) haciéndolo bien con el CRAT”.

Elsa Porto: “Hacía falta un reseteo y aire nuevo en el staff”

Te puede interesar