Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Victoria: la rebelión de la revelación

Los jugadores que asistieron al primer entrenamiento de pretemporada del Victoria escuchan a miembros del cuerpo técnico y de la directiva | Javier Alborés
|

El subgrupo 1B de Preferente echa a rodar este fin de semana con la participación del Victoria CF, un equipo que tratará de repetir o mejorar las buenas sensaciones ofrecidas durante la pasada temporada en su estreno en la categoría. El conjunto coruñés tiene ante sí la complicada misión de reiniciar el proyecto sin algunas de las piezas que lo llevaron a convertirse de forma clara en la revelación de la liga 2020/21.

El Victoria, siendo un recién ascendido, se quedó el curso pasado a las puertas de disputar el playoff de ascenso a Tercera RFEF y consiguió la clasificación para la fase previa de la Copa del Rey, un premio del que disfrutará esta temporada. El equipo estaba dirigido por Diego Armando García desde el banquillo y liderado en el campo por el centrocampista Edu y el delantera Jorge Raña.

Sin embargo, Diego Armando García puso en verano rumbo al Paiosaco y Edu, que fue el pichichi de la liga en la 2020/21, fichó por el Atlético Arteixo. Dos bajas sensibles que se unieron a otras salidas importantes como las del lateral Sergio Cancela, el polivalente defensa Rodri Ramos, el centrocampista Del Río y el atacante Dani Fernández.



Bloque y cantera


A pesar de las bajas, el Victoria reaccionó como lo ha hecho en los últimos años. El club coruñés decidió mantener una la apuesta por la cantera para sustituir alguna de esas ausencias y una vez más consiguió cerrar la continuidad de gran parte de la plantilla.

Hasta catorce jugadores ya estaban en el equipo durante la pasada campaña e Iván Patiño, una de las incorporaciones, es un futbolista de la ‘casa’.

Jano renovó y seguirá defendiendo la portería de las ‘cebras’, mientras que por delante, en la línea defensiva, continuará escoltado por los centrales Pipo, Adri Méndez y Jorge Rodríguez, además de los laterales Mancebo, Mandayo, Iago y Sergio.

Los centrocampistas que continúan vistiendo la camiseta del Victoria son Javi Sande, Andés, Martín y Dieguito, mientras que Cotelo y Jorge Raña seguirán tratando de aportar goles en el ataque blanquinegro.

A estos catorce futbolistas hay que sumar las contadas incorporaciones y los jugadores que suben del Juvenil A. En primer lugar, el Victoria cerró los fichajes del mencionado Iván Patiño, que puede actuar en varias posiciones del ataque, y de tres jóvenes valores procedentes del Calasanz Juvenil: el delantero Iago Pérez, el centrocampista Padín y el defensa Pablo Plaza, cuyo último club es el Calasanz pero que el pasado curso no compitió con ningún equipo.

Por otro lado, el primer equipo del Victoria se ha nutrido de tres futbolistas que la pasada temporada estuvieron a las órdenes de Miguel Taibo en el Juvenil A. Son el portero Lucas Cao y los centrocampistas Tommy y Carlos Suárez. Además, los juveniles Xeito y Seo tratarán de hacerse un hueco en el conjunto sénior.



El nuevo ‘jefe’


Todos ellos estarán entrenados por Guillermo Pigueiras, que sustituye en el banquillo a Diego Armando García. El Victoria apostó por el que fuera el curso pasado técnico del Juvenil B, que también destacó anteriormente por su trabajo de coordinación y dirección deportiva en el Oza Juvenil.

Con Guillermo Pigueiras y una plantilla con pocas caras nuevas, el Victoria realizó una pretemporada con ocho amistosos en los que dejó un balance de cuatro victorias, un empate y tres derrotas. Ganó a Sofán, Sigüeiro, Xuventude Crendes y Olímpico; firmó tablas con el Paiosaco y cayó frente a Arteixo, Villalbés y Órdenes. 

Victoria: la rebelión de la revelación