Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El Liceo luchará contra el Barça por su tercera Supercopa

Roberto Di Benedetto, que acabó el encuentro con molestias en un hombro, inauguró el marcador del Olímpic del Ateneu poco antes del minuto 3 | @hockey_paola
|

Tres años después de ganar su segunda Supercopa de España, el Deportivo Liceo luchará contra el todopoderoso Barcelona por el ‘tri’, en el mismo escenario en que levantó el trofeo de 2018, tras imponerse con autoridad al Caldes en la primera semifinal.


En una demostración de pegada y control, el equipo que entrena Juan Copa superó al Caldes y accedió a la final por la puerta grande.


El primer partido oficial de los verdiblancos en la temporada 2021/2022 dejó múltiples aspectos positivos, pero también un trecho. El objetivo de mañana, a las 19.45 horas, es terminar de recorrerlo.


La acción empezó bien desde el principio. A los dos minutos, un despiste defensivo del conjunto de Eduard Candamio permitió anotar a Roberto Di Benedetto (que acabaría con molestias en un hombro). Don de la oportunidad.


Poco después, César Carballeira estuvo a una pierna de Camps de colocar el 2-0 desde el punto de penalti. El jugador coruñés se redimió poco despés lográndolo con un excepcional disparo lejano.


Marc Grau, con un hábil reverso, fue el responsable de un 3-0 que demostraba claramente la superioridad del Liceo. No significó, aun así, ningún tipo de incomparecencia del Caldes, que estuvo a centímetros de recortar distancias cuando ya se acercaba el descanso.


Pegada y gestión

El regreso a la pista del Olímpic del Ateneu mostró a un Caldes más enchufado. Sin nada que perder. Creó problemas y fue capaz, esta vez sí, de marcar el 3-1 mediante un buen disparo de Xavi Rovira, cuando el cronómetro había consumido 37 minutos. Tampoco jugaba a favor el número de faltas del Liceo, vestido totalmente de negro, pero lo supo gestionar correctamente.


No solo eso, sino que volvió a golpear. Jordi Burgaya y Alex Rodríguez sumaron sus primeros goles como liceístas para, de una vez por todas, sentenciar la semifinal y poner proa a otra final de la Supercopa, la sexta de su historia, la tercera en las seis últimas ediciones.


En la última hasta fecha, en 2018, el equipo verdiblanco superó en la final al Barça por 3-2, el mismo resultado que dio a los de Juan Copa la Copa del Rey disputada en A Coruña el pasado mes de junio.


La otra conquista data de 2016, en el torneo disputado en Reus, cerrado con triunfo por 2-1 del Liceo contra el conjunto anfitrión. Un título que llegó después de perder dos finales consecutivas (5-4 y 6-5) contra su rival de mañana, que no tuvos muchos problemas para deshacerse del Noia por un ajustado 4-3.

El Liceo luchará contra el Barça por su tercera Supercopa