Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Inmejorables sensaciones del Bergan en un test de nivel

Yelco Alfaya, extremo del Bergantiños, controla el balón con un gran salto en el duelo ante el Deportivo del pasado miércoles | raúl lópez
|

El Bergantiños se impuso en As Eiroas el pasado miércoles al Deportivo (2-1), un equipo de una categoría superior (Primera RFEF), con una actuación convincente que dejó varios detalles destacados.


1 Estilo innegociable ante cualquier rival

José Luis Lemos, entrenador del Bergantiños, volvió a demostrar que sus equipos quieren ser protagonistas con balón, sea cual sea el rival. Desde el inicio del encuentro trató de salir con el cuero controlado desde atrás, con los centrales Agulló e Iago Parga bien abiertos y con el mediocentro Brunet incrustado entre ellos para ser el iniciador de las jugadas.

La posesión estuvo igualada, sobre todo durante la primera parte, y el Bergantiños logró enlazar varias acciones asociativas en las que los centrocampistas Concheiro y Remeseiro, a diferentes alturas, fueron los encargados de imprimir una marcha más a las jugadas de ataque. El cuadro local nunca rifó el balón aunque la presión del Deportivo en ningún momento fue asfixiante.


2 Alternativa con juego directo sobre Uxío

El Bergantiños trató de salir jugando en corto desde atrás pero, cuando el Deportivo supo cerrar espacios con una tímida presión, también aprovechó la posibilidad de jugar directo gracias a la referencia que supone tener a Uxío en punta.

Los centrales Iago Parga y Agulló lanzaron de vez en cuando pases tensos, por alto o rasos, para que Uxío tratase de controlar el esférico y lo abriese a la banda para los extremos Boedo y Yelco o los laterales Currás y Brais Martínez. En la segunda mitad, Uxío dejó su sitio a Escobar, que también supuso una solución para sus compañeros aunque esta vez no en el apoyo, sino en el desmarque de ruptura. Algo que surtió efecto en el 2-1.


3 Tras el descanso, más verticalidad

Después de conseguir el empate (1-1) por medio de Uxío en la última jugada del primer tiempo, el Bergantiños saltó tras el descanso con ocho cambios. La idea siguió siendo la misma pero el rival, que también juega, se hizo con un mayor porcentaje de la posesión, que había estado igualada en los primeros 45 minutos. 


A pesar del ligero cambio de contexto, el conjunto de José Luis Lemos se supo adaptar. Dio un pequeño paso atrás y se mostró más compacto que en una primera mitad donde sí sufrió alguna pérdida peligrosa o donde la dupla Miku-Quiles le hizo más daño. 


Además, con balón lanzó ataques más verticales apoyado en la velocidad de Escobar en punta y en la llegada de segunda línea de jugadores como Cano, Lamelas o Carlos.


4 Sobresaliente en el aspecto físico

El Bergantiños comenzó la pretemporada el 15 de julio, una semana después que el Deportivo. Sin embargo, el conjunto de Carballo se mostró entero en el aspecto físico y no sufrió en ese apartado.
A pesar de que el Bergantiños hizo menos cambios al descanso –ocho, por los once del Deportivo–, no se pudieron atisbar diferencias en la punta de velocidad de los jugadores ni en la resistencia a medida que pasaban los minutos. 


Mención especial para Remeseiro, que jugó casi todo el encuentro, y sobre todo para el central Agulló, que fue el único futbolista que disputó los 90 minutos. Fue al choque, ayudó en el juego aéreo, con algún pequeño error, y también fue el principal encargado en la salida de balón.


5 Buena actuación de las incorporaciones

Hasta ocho fichajes del Bergantiños tuvieron minutos el pasado miércoles ante el Deportivo y la nota general fue más que digna teniendo en cuenta el potencial del rival. 


El central Iago Parga aportó salida de balón; el lateral izquierdo Brais Martínez estuvo correcto en defensa y dio las dos asistencias de los goles; Currás, el lateral derecho, se exhibió en velocidad en ataque; el mediocentro Brunet, aunque sufrió alguna pérdida peligrosa, siempre fue un apoyo para sus compañeros; Boedo estuvo discreto pero tuvo pausa en la acción del 1-1; el punta Uxío dio soluciones al equipo y marcó el empate; el central Iker Berruezo solventó con oficio los ataques blanquiazules; el delantero Escobar anotó el gol del triunfo, y el lateral Blas, que jugó solo media hora, quizá fue el que pasó más desapercibido. Además, Lemos dio minutos a dos futbolistas en edad juvenil: Estramil y Mario.

6Los delanteros vieron puerta

El Bergantiños cambió este verano a sus dos principales puntas. Salieron Duque y Tarí, aunque cano también ejerció de ‘9’ en varias ocasiones, y llegaron Antón Escobar y Uxío procedentes del Lugo y el Salamanca, respectivamente. 


Siempre se dice que los delanteros viven del gol y para el Bergantiños es buena noticia que los dos principales futbolistas que ocuparán esa posición ya vean puerta vistiendo la camiseta rojaUxío marcó el 1-1, con algo de fortuna, después de atacar un centro raso de Brais Martínez tras una acción colectiva, mientras que Escobar demostró su velocidad en un desmarque de ruptura y definió cruzado con la zurda a pesar de la presión de dos rivales.

Inmejorables sensaciones del Bergan en un test de nivel