Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Hamilton da un golpe sobre la mesa con la 'pole' y Alonso saldrá noveno

|

El piloto británico Lewis Hamilton (Mercedes) consiguió este sábado la 'pole position' del Gran Premio de Hungría, undécima prueba del Mundial de Fórmula 1, tras lograr el mejor tiempo en la calificación del circuito del Hungaroring, mientras que los españoles Fernando Alonso (Alpine) y Carlos Sainz (Ferrari) saldrán desde la novena y decimoquinta posición, respectivamente.


Hamilton aprovechó con maestría la Q3 para dar un golpe sobre la mesa y sacar tajada del sorprendente cambio de neumáticos de Red Bull, que optó por blandos para la última sesión. El inglés fue el más listo y ganó la 'pole' con un tiempo de 1:15:05. El vigente campeón del mundo logra su primera 'pole' desde el Gran Premio de España (9 de mayo) y la 101 de su carrera.


La estrategia de Red Bull no salió bien y Hamilton pudo incluso jugar con Verstappen en la última vuelta de la Q3, ralentizando el ritmo del líder del Mundial para provocar su 'desesperación' ante la falta de tiempo. El inglés logró su cometido, la sesión transcurrió y abrochó una meritoria 'pole' que pone fin a cinco seguidas del neerlandés.


Además, la apuesta de los Red Bull de cambiar el neumático medio por el blando --una decisión que les obligará a salir este domingo con ese mismo compuesto-- permitió que su compañero Valtteri Bottas finalizase con la segunda posición, dejando a Verstappen y Sergio Pérez en la tercera y cuarta plaza.


Por su parte, Fernando Alonso accedió a la Q3 con suficiencia pero no pudo superar la novena posición. El bicampeón del mundo voló en algunos tramos de la Q3, estableciendo el mejor tiempo en el penúltimo sector y accediendo con la quinta mejor marca tras mejorar cuatro décimas en la última vuelta.


En la sesión definitiva, Alonso tuvo que contentarse con el noveno cajón en el podio de un circuito que siempre le traerá buenos recuerdos. El asturiano logró en el trazado magiar su primera victoria oficial en el Mundial de Fórmula 1 en el año 2003.


Además, Carlos Sainz no llegó a la tanda final tras perder el control de su monoplaza y estrellarse a falta de una curva en la Q2, cuando enfilaba la recta final para establecer un tiempo que le hubiera metido en la Q3, según los parciales anteriores.


La desesperación se adueñó del box de Ferrari, que confiaba en lograr una buena posición tras el estreno de Sainz, situado con el cuarto mejor registro en los libres, en la Q1 y rodando con buenas sensaciones. Sin embargo, el piloto madrileño no pudo evitar el accidente -del que salió ileso- y acabó condenado a una lejana posición en la parrilla de salida.


La sesión del sábado también estuvo marcada por el incidente sin consecuencias que sufrió el piloto alemán Mick Schumacher (Haas), que se accidentó de forma violenta durante la última sesión de entrenamientos libres antes de la clasificación para el Gran Premio de Hungría, aunque por fortuna sin graves consecuencias.


"Estoy bien", dijo inmediatamente el joven de 22 años por radio al puesto de mando del equipo estadounidense Haas. El coche de Schumacher quedó bastante dañado al chocar con la barrera de neumáticos. "Lo siento mucho", subrayó el germano.


Hamilton da un golpe sobre la mesa con la 'pole' y Alonso saldrá noveno