Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Coruña cantidade

|

Si Galicia es calidade, A Coruña es cantidade. Y también calidade. El 55% de los representantes gallegos en Tokio son nacidos en la provincia del noroeste de la Comunidad, aunque solo uno, la skater Julia Benedetti, es de la ciudad herculisna y área metropolitana.

El undécimo coruñés es el boxeador Enmanuel Reyes, nacido en Cuba en 1992 y afincado en Marineda desde 2017, lo que eleva el porcentaje al 60%. ‘El Profeta’ es uno de los que tienen opciones de destacar en la capital japonesa.

Las principales bazas son, sobre el papel, el betanceiro Carlos Arévalo y el sonense Iago López Marra. El primero en la prueba de K4 500 y el segundo en la clase 49er. También apuntan al podio los hermanos ferrolanos Abalde, Tamara y Alberto –su convocatoria está pendiente, aunque no parece que peligre–, con las selecciones de basket, así como la valdoviñesa Alicia Fernández en balonmano. Más difícil lo tienen Javier Gómez Noya y las atletas Ana Peleteiro y Belén Toimil. La de Riveira está en el grupo de candidatas de triple salto, mientras que la de Mugardos llega con la 19ª marca mundial del año en peso, aunque en gran progresión.

Benedetti, Reyes, el arquero de As Pontes Daniel Castro y el joven remero noiés Caetano Horta completan la nómina de la provincia que más aporta, por delante de Pontevedra, que cuenta con seis deportistas; eso sí, cinco de ellos con opciones entre medias (Teresa Portela) y altas (Támara Echegoyen, Nico Rodríguez, Rodrigo Corrales y Rodrigo Germade) de tocar metal. El mediofondista vivariense Adrián Ben representa a Lugo y la baloncestita Raquel Carrera, a Ourense.

Cerrada la delegación olímpica española con 321 deportistas, los gallegos forman el 6.2%. Un porcentaje mejorable, aunque lo que es difícilmente mejorable es el porcentaje de deportistas de nuestra Comunidad con opciones de medalla o diploma.



Julia Benedetti | skateboarding
La jovencísima herculina, de 16 años y 10 meses, es la vigente campeona de España de skateboarding en la modalidad de park y ya tiene una medalla importante en su colección: el bronce logrado en el Mundial de Qatar 2019. El debut de esta modalidad en el programa olímpico la convierte en una incógnita. Además, cuatro de las skaters que Julia, Nº17 mundial, tiene por delante en el ránking, no estarán en Tokio. Pudo haber sido la gallega más joven en participar en unos Juegos Olímpicos, pero el retraso de un año a causa de la pandemia hace que dicho honor siga recayendo en la gimnasta viguesa Alba Caride, que compitió en Atlanta 1996 con 16 años y 4 meses
Belén Toimil | atletismo (peso)
La mugardesa, de 27 años, logró el 29 de junio su mejor marca personal al aire libre, 18.80 metros, borrando de lo más alto del ránking nacional los 18.52 que había lanzado tres días antes. Sin rival en España, le falta el espaldarazo a nivel internacional. En marzo fue séptima en los Europeos de Torun (Polonia). Aterriza en Japón con la decimonovena mejor marca de 2021.
Carlos Arévalo | piragüismo
El betanceiro, de 27 años, es otra de las grandes bazas gallegas de cara al podio. Clasificado en dos modalidades, K1 200 y K4 500, sus opciones son más claras en la prueba colectiva, donde el cuarteto que forma con el catalán Saúl Craviotto –que será uno de sus rivales en la prueba individual–, el balear Marcus Cooper y el cangués Rodrigo Germade ocupa la cuarta plaza del ránking de la Federación Internacional. Carlos figura en la Nº23 de la lista de K1 200.
Caetano Horta | remo
Campeón de Europa juvenil de doble scull en 2020, este noiés de 18 años formará pareja en Tokio con con Manel Belaustegui, quien se quedó huérfano de pareja tras renunciar Rodrigo Conde. Horta y Belaustegui se ganaron el pasaporte olímpico con el séptimo puesto en los Europeos de Varese (Italia).
Daniel Castro | tiro con arco
El de As Pontes, de 24 años, llega como Nº21 del ránking mundial de arco recurvo. Fue el vencedor, gracias a su mejor promedio de puestos en competiciones internacionales, de un duelo a tres bandas con su paisano Miguel Alvariño y el burgalés Pablo Acha por el billete para Tokio.
Iago López Marra | vela
El sonense (aunque nacido en Santiago de Compostela) es, a sus 31 años, una de las más sólidas bazas gallegas para tocar metal en Tokio. La pareja de la clase 49er que forma con el cántabro Diego Botín es una de las mejores del mundo. El pasado año agregaron la plata en el Mundial de Geelong (Australia) a dos títulos (2016 y 2018) y un bronce (2019) continentales. En su debut olímpico, en Río 2016, acabaron novenos, a una plaza del diploma. Llegan a los Juegos ubicados en el Nº4 mundial de su clase.
Ana Peleteiro | atletismo (triple)
La riveirense, de 26 años, calentó motores hace dos semanas conquistando, con una superioridad insultante, su quinto título nacional al aire libre, además de firmar su mejor salto outdoor de siempre, 14.61 metros, novena mejor marca mundial del año. El aire libre es su asignatura pendiente a nivel internacional, ya que sus principales conquistas han sido bajo techo. Está entre las aspirantes a subir al podio.
Javier Gómez Noya | triatlón
El ferrolano, nacido en Suiza hace 38 años, tiene casi aparcado el Mundial de triatlón, que ha ganado cinco veces –más que nadie en la historia– para centrarse en el Ironman, algo que podría irle muy bien de cara a Tokio, donde se espera que el calor y la humedad conviertan la prueba en un infierno. ¿Por qué no otra medalla para acompañar la plata conseguida en Londres 2012?
Alicia Fernández | balonmano
La central valvodiñesa, de 28 años, es una de las fijas en las convocatorias del seleccionador Carlos Viver. En Japón logró, en 2019, su primera medalla con el combinado nacional, una plata mundialista.
Teresa Portela | piragüismo
La canguesa, de 39 años, se convertirá dentro de unos días en la deportista española con más Juegos Olímpicos en su hoja de servicios, seis. Un cuarto puesto en Londres 2012, en K1 200, es su hasta ahora cumbre en la gran cita cuatrienal del deporte universal. Se ha metido siempre en las finales desde que debutó en Sydney 2000, con lo que acumula cinco diplomas. Aunque sus mejores años han quedado atrás, su poderoso carácter competitivo no la descarta para unir una medalla olímpica a un palmarés trufado de metales mundialistas y continentales.
Antía Jácome | piragüismo
La canoísta pontevedresa, de 21 años, logró, el primer día de este mismo mes, la última plaza del piragüismo español para la Tokio, la correspondiente al C1 200 metros, al ganar el selectivo disputado en Verducido. Debuta como olímpica sin medallas en Mundiales o Europeos. Tiene cuatro (1 oro, 2 platas y 1 bronce) en Copa del Mundo.
Támara Echegoyen | vela
La pontevedresa (nacida en Ourense), de 37 años, afronta sus terceros Juegos Olímpicos, los segundos formando pareja con la balear Paula Barceló en la clase 49er FX, de la que se proclamaron campeonas del mundo en 2020. Oro en Londres 2012, formando equipo de de Elliott 6m con la coruñesa Sofía Toro y la asturiana Ángela Pumariega, se quedó a un puesto del bronce en Río 2016. El Nº8 en el ránking mundial y el título universal conquistado en Geelong (Australia) convierte a este binomio en aspirante a todo.
Rodrigo Corrales | balonmano
El cangués, de 30 años, es uno de los mejores porteros del mundo. Comparte palos en la selección, a partes iguales, con otro fenómeno, Gonzalo Pérez de Vargas. Juntos han impulsado a España –tras la dolorosa ausencia en los JJO de Río 2016– a los títulos continentales de 2018 y 2020 y al bronce en el Mundial de 2021. Ya va tocando la medalla olímpica.
Tamara Abalde | baloncesto
La ala-pívot ferrolana, de 32 años, ha vuelto por sus fueros después de unos años algo oscuros, con entradas y salidas del combinado nacional. La jugadora del Ensino lucense se perdió el Eurobasket de Valencia al dar positivo en Covid-19, pero Mondelo ha seguido confiando en su talento y experiencia.
Alberto Abalde | baloncesto
El alero ferrolano, de 25 años, entró en una primera lista de 18 jugadores que elaboró Sergio Scariolo para la fase de preparación. El jugador del Real Madrid está respondiendo, mostrándose finísimo en el tiro y con minutos. Su puesto entre los 12 de Tokio no debería peligrar, y menos tras la baja de Juancho Hernangómez.
Enmanuel Reyes | boxeo
Se ganó la plaza en la categoría de menos de 91 kilos en el Preolímpico de París, tras vencer a todo un bronce mundialista, el búlgaro Radoslav Pantaleev. Nacido en Cuba en año olímpico de gran recuerdo, 1992, huyó de la isla, algo que no gustó al Gobierno de La Habana. Se afincó en Rusia, luego estuvo en un campo de refugiados en Austria y acabó pasando por la cárcel en Alemania. Un azaroso periplo que acabó en 2017, cuando el conocido como ‘El Profeta’ encontró la paz en A Coruña, donde vivía un familar suyo, bajo el manto de los hermanos Planas.
Nicolás Rodríguez | vela
El vigués, de 30 años, y su compañero catalán Jordi Xammar forman una de las mejores parejas del planeta en la clase 470. No se han bajado del podio en los tres últimos Mundiales: bronce, plata en Enoshima –sede de los Juegos nipones– en 2019, y bronce, y se presentan en Tokio como líderes del ránking mundial de su clase. Huelga decir, por tanto, que el regatista olívico es una de las más sólidas opciones gallegas de podio.
Adrián Ben | atletismo (800 metros)
El mediofondista de Viveiro, de solo 22 años, ha irrumpido con fuerza en el panorama nacional. Se presenta en la capital de Japón con la decimoquinta marca del año (1:44.18) en la doble vuelta a la pista, lograda el día 4 de este mismo mes en el mitin de Estocolmo de la Diamond League, donde acabó cuarto, por detrás de tres pesos pesados de la distancia. En su debut olímpico, meterse en la final ya sería una hazaña.
Rodrigo Germade | piragüismo
El cangués, de 30 años, competirá solo en el K4 500. Pareja habitual del vivairense Cristian Toro en K2 (tienen dos platas mundialistas en su palmarés), quedó al margen de la sonora polémica durante el selectivo de la Federación Española, en la que el propio Toro y Carlos Garrote acusaron a Craviotto y a Arévalo de no darlo todo remando a su lado para dejarlos fuera del cuarteto. En su debut olímpico, en Río 2016, Germade fue cuarto con el entonces K4 1.000 metros.
Raquel Carrera | baloncesto
La joven ala-pívot ourensana, de 19 años, brilló durante la temporada en las filas de Valencia Basket, y el seleccionador nacional, Lucas Mondelo, la recompensó con la convocatoria para el Eurobasket, disputado en Valencia, y poco después para la fase de preparación de los Juegos Olímpicos. Pasó las dos primeras cribas y estará en Tokio, en principio con un rol importante, a tenor de su papel y rendimiento en los amistosos previos al viaje a Japón.


Coruña cantidade