Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Vísteme despacio...

|

El Tudelano es uno de los veteranos de la categoría de bronce, ya que durante el curso 2021-22 afrontará su décima temporada consecutiva en el tercer escalón nacional. Sin embargo, de muy poco sirve la experiencia de la entidad navarra en la competición, ya que acaba de iniciar un proyecto nuevo, con cambios drásticos en el club (la anterior directiva ha dicho adiós y ha tomado las riendas del equipo un grupo inversor liderado por los argentinos Guillermo Pereyra y Raúl Sánchez, que se ha hecho con el 97,2% de las acciones), la salida del entrenador que ha llevado a los blanquillos a la Primera RFEF y una reestruturación total de la plantilla.


La mayoría de los futbolistas del pasado curso han tenido que hacer las maletas y tan solo se han concretado cuatro fichajes, lo que ha provocado que, a un mes y medio para que arranque la competición, el Tudelano tan solo cuente con diez jugadores en su plantel. Pero en el club navarro no pierden la calma.


“El mercado es muy dinámico y hay que tener dos, tres y hasta cuatro opciones por puesto. Las negociaciones no son fáciles, pero vamos poco a poco con el entrenador encajando las piezas que son las que creemos idóneas para comandar y llevar adelante esta temporada”, manifestaba hace unos días Pereyra, quien asume la labor de director deportivo.


Pese a la calma inicial en la confección del nuevo bloque, asumía que “cuanto antes tengamos definida nuestra estructura y nuestra base, más tranquilidad vamos a tener todos”.


El exfutbolista del Mallorca reconocía que la entidad tudelana se encuentra en plena transformación para convertirse en en SAD.


“El CSD ya ha aprobado la creación y ahora está en el Registro Mercantil. Estas fechas son malas para realizar trámites, pero creemos que en un mes estaremos operando como SAD. Una vez que eso sea así, conformaríamos el consejo de administración y el organigrama”, dijo.


Otro aspecto que trae de cabeza a los nuevos propietarios de la escuadra navarra es el del estadio Ciudad de Tudela, que necesita unos retoques para cumplir con la normativa que exige la RFEF para competir en la nueva liga.


“Estamos trabajando con la RFEF para que nos dé más tiempo para resolver este problema y, por tanto, estamos a la espera de ver qué dicen. Hace unos días realizaron una inspección en el Ciudad de Tudela y, en función de lo que digan, veremos cómo solucionamos este tema porque, seguramente, no será solo la iluminación lo que haya que tocar, habrá que hacer alguna cosa más”, admitía Pereyra, quien apuntaba que “queremos jugar en nuestro estadio, pero tendremos que cumplir con la normativa que nos impongan y después, de la mano del Ayuntamiento, tendremos que trabajar duro porque vamos contrarreloj”.


También fue bastante espinosa la salida del anterior técnico, Nacho Martín, con quien no han querido contar los nuevos dueños, a pesar de que el entrenador riojano consiguió clasificar al Tudelano para la Primera RFEF ya en la primera fase de la liga 2021-22.


Pereyra y Sánchez apostaron por el guipuzcoano Javier Olaizola, quien durante su etapa como futbolista jugó en Primera División con el Mallorca y desde que inició su aventura en los banquillos también entrenó a la escuadra balear en Segunda y Segunda B, así como al Arenas de Getxo, de la categoría de bronce, durante las dos últimas campañas.


“Valoramos lo que hizo el anterior cuerpo técnico, pero necesitaba gente de confianza a mi lado y creo que Olaizola es la persona indicada para comandar este proyecto”, señaló el director deportivo.

Vísteme despacio...