Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Alfredo Santaelena: “Me voy a llevar una alegría tremenda cuando vuelva a Riazor”

Alfredo, durante la visita a Badajoz en la segunda fase de la liga 2020-21 | DUX internacional
|

Alfredo Santaelena, héroe del primer título de la historia del Deportivo al marcar el 2-1 contra el Valencia en la final de la Copa del Rey de 1995, ha obrado este año otro pequeño ‘milagro’ al llevar al DUX Internacional de Madrid, equipo al que entrena, a la Primera RFEF. El conjunto blanquinegro compartirá grupo con la escuadra coruñesa la próxima temporada, lo que permitirá al exfutbolista blanquiazul reencontrarse con uno de los dos equipos de su corazón (junto al Atlético), si, como él espera, renueva su contrato con el DUX, ya que finaliza el próximo 30 de junio.

¿Cómo valoras el Grupo 1 de la Primera RFEF?
En principio, mi idea es seguir en el DUX, aunque de momento no está todo claro. Es un grupo atractivo con grandes equipos como el Depor, el Racing de Santander o los filiales. Hay una competencia muy grande. Sobre todo es una categoría nueva y muy similar a la Segunda A, con grandes equipos y muy buenos campos. Va a ser un campeonato muy bonito de jugar. Para mí, en teoría, los máximos candidatos y los favoritos son el Deportivo y el Racing de Santander. Luego, los demás equipos estarán ahí peleando. Siempre hay sorpresas, como nosotros este año, que nadie apostaba por nosotros, nos veían descendiendo, pero conseguimos acabar entre los tres primeros de nuestro grupo.

¿Qué te parece que os hayan enviado a todos los clubs de Madrid al Grupo 1 y hayan dejado al Castilla en el 2?
Son cosas en las que no podemos entrar, pero sorprende un poco. Creo que ha sido para buscar el morbo del Barça-Real Madrid Castilla porque el resto de equipos madrileños estamos en el grupo del Oeste y lo más normal es que ellos también estuvieran aquí.

Inicialmente se quería profesionalizar más la tercera categoría con esta nueva competición, pero parece que se han quedado a medias.
Al principio, todos los clubs de Segunda B estaban muy ilusionados con ascender a la Primera RFEF porque se hablaba de unas ciertas cantidades económicas que decía la RFEF, se iba a profesionalizar ,iban a buscar el tema del aforo de los campos, las superficies, las luces... Creo que los clubs han llegado a un acuerdo en la mayoría de los aspectos, pero profesionalizar la competición sería un error porque poner un sueldo mínimo sería condenar a muchos equipos que no podrían asumir esas cantidades. Para el Depor o el Racing eso no supone un problema, pero para un club como el nuestro sería imposible.


Me da mucha pena enfrentarme al Depor porque debería estar más arriba 


¿Te vale la experiencia de la Segunda B o toca empezar de cero para planificar el trabajo de cara a la Primera RFEF?
Hay dos o tres equipos que pueden estar un poco por encima del resto, aunque luego a nivel de fútbol, ya lo vimos el año pasado con el Deportivo, que sufrió muchísimo para meterse en la Primera RFEF porque al final hay mucha igualdad y aunque te gastes mucho dinero, no te garantiza que vayas a tener una plantilla para ascender. Aunque sí parten como favoritos, pero yo lo afronto igual que este año, haciendo ver a mi equipo que con la idea de juego que tenemos lo hemos hecho muy bien. Creo que no hay tanta diferencia respecto a lo que era la Segunda B y ya el pasado curso competimos muy bien. Nuestro objetivo era no quedar entre los cuatro últimos clasificados de nuestro grupo, pero, con un presupuesto más humilde, hicimos una muy buena temporada, acabamos entre los tres primeros y dimos la cara en la segunda fase. Estoy contento con mi trabajo como entrenador.

Como técnico, ya te has enfrentado al Fabril, pero va a ser tu primera vez contra el Depor. ¿Qué sientes?
Me he enfrentado tres veces al Fabril y, además, se me ha dado bastante bien. Si continúo en el DUX, por un lado me da pena enfrentarme al Deportivo porque debería estar más arriba. Es un equipo ‘top’ y debería estar en Primera División. No sé por qué está en la situación actual y preferiría tener que enfrentarme al Fabril, pero las circunstancias son las que son, es el Deportivo, tuve la suerte de estar en el Superdepor, marcar ese gol que supuso la primera Copa del Rey del Depor y de un equipo gallego, entonces me da mucha pena, pero por otro lado me hace mucha ilusión por el enorme cariño que le tengo y por el que sé que siente la ciudad por mí.

¿Se te hará raro sentarte en el banquillo de Riazor en el bando contrario?
Seguro que sí. Estuve cinco temporadas en A Coruña, tengo muchísimos amigos allí, son deportivistas y yo soy uno más, porque soy atlético pero el Depor es uno de los equipos a los que más cariño le tengo, por eso me da pena verlo en esta situación. Te sientes raro de verte en el otro banquillo y enfrentarte al Deportivo.


Creo que el Deportivo Este año sí está fichando bien

 
¿Qué es lo primero que te vendrá a la cabeza cuando pises ese césped de nuevo?
Como jugador, vivimos momentos muy bonitos y también otros muy tristes, como el partido con el Valencia, que fue el más triste que viví con el Depor. He disfrutado muchísimo en Riazor y tuve la suerte de vivir muchas alegrías y disfrutar de la afición y de todo. Me voy a llevar una alegría tremenda cuando vuelva allí.

Hablando de aquella época dorada que viviste en el Depor, el pasado jueves la Federación Gallega de Fútbol entregó la medalla de oro a Arsenio Iglesias y Luis suárez. Más que merecido, ¿no?
Luis Suárez fue un grandísimo jugador, cuando estuvo en el Inter... para mí ha sido uno de los mejores jugadores de la historia. Arsenio, como entrenador que le tuve, para mí fue una persona muy cercana de la que aprendí mucho. Éramos una familia y creo que este homenaje es muy merecido para ambos por los años que le han dado al deportivismo y por lo que han sido como jugadores y entrenadores.

El día 9 se cumplió el 30 aniversario del mítico ascenso del Depor a Primera en 1991, un acontecimiento que supuso el origen de aquel Superdepor en el que tú militaste posteriormente y que inició aquella etapa gloriosa con el título de Copa en 1995, y 30 años después, compite en el tercer escalón.
Cuesta creerlo. Ya ves lo que fue a partir de ese ascenso... la Copa del Rey, la Liga, consolidarse entre los grandes, esa semifinal de la Champions con el Milan... Verlo ahora, 30 años después, duele. Espero que vuelva pronto a Primera, que es donde merece estar.

Antes has dicho que es un claro favorito al ascenso el próximo curso. Pero siendo su segunda temporada consecutiva en la tercera categoría, ¿puede que los rivales le pierdan el respeto?
Ya se le ha perdido el respeto este año en Segunda B, y eso que era el claro favorito para quedar campeón. Venían jugadores de categorías superiores y había que adaptarse. En ese sentido también es un trabajo importante del entrenador saber motivarles porque va a ser el equipo a batir por todos los rivales. Los futbolistas del Depor deben saber enmascarar esa presión que tienen por ascender y ser inteligentes. Sabiendo manejar ese tipo de cosas, va a haber un buen equipo y va a estar arriba.


Mackay tiene ese saber estar que necesita el Depor en la portería


¿Te decepcionó el conjunto blanquiazul?
Nosotros, con un presupuesto mucho más pequeño, nos metimos en la Primera RFEF, así que me sorprendió que el Deportivo, con mucho más dinero y la plantilla que tenía... pero creer que con el escudo se va a ganar es difícil. Me pasó cuando era jugador, estar en clubs y pensar que con el escudo ya íbamos a ganar.

¿Te gusta Borja Jiménez?
Me enfrenté a Borja cuando él entrenaba al Rápido de Bouzas y después estuvo en Grecia, ascendió a Segunda con el Mirandés y el Cartagena... Es un chico joven, con buenas ideas y espero que tenga toda la suerte del mundo y el Depor vuelva donde se merece.

El Depor se ha reforzado con cuatro futbolistas que conocen la Segunda B como Juan Carlos Menudo, Diego Aguirre, Ian Mackay y Alberto Quiles. ¿Qué te parece?
En ese aspecto, creo que el Depor este año sí está fichando bien. Tiene que intentar fichar a los mejores de la categoría, siendo un equipo pudiente y que puede firmarlos, hay que tratar de hacer una plantilla competitiva, pero sabiendo que son jugadores que vienen de equipos que han tenido esas exigencias. Y es importante que el entrenador les conozca y Borja conoce muy bien la categoría y qué tipo de futbolistas necesita.

Sorprende que Mackay haya tenido que esperar a tener 35 años para poder defender la camiseta del primer equipo.
Sí, pero es que es así el fútbol. Al final no tienes la oportunidad de demostrar en el club de tu casa cuando eres joven y ahora vuelves siendo un jugador ya veterano, con un nombre importante. En la portería tienes que tener a un portero que te dé puntos porque la categoría lo requiere y Mackay es veterano, con experiencia y con ese saber estar que necesita el Depor en la portería.

Alfredo Santaelena: “Me voy a llevar una alegría tremenda cuando vuelva a Riazor”