Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Borja Valle: “No me fijo en las categorías y al Depor lo valoraría siempre”

Borja Valle se desvinculó del Deportivo hace algo menos de un año y su carrera siguió en Rumanía y Oviedo | patricia g. fraga
|

La vida va y viene y no se detiene. Borja Valle tampoco. El berciano pasó unos días de vacaciones en Galicia y ahora ha cruzado España para seguir de desconexión en la costa levantina. Le hacía falta después de unos meses duros, complicados por el descenso y el final de su etapa en el Deportivo, también por una etapa en el Dinamo de Bucarest en la que no le pagaron lo acordado y, por último, su segunda experiencia en Oviedo, donde contribuyó, aunque menos de lo que le gustaría, a la consecución de la permanencia, pero donde también tuvo que lidiar con la tragedia, el fallecimiento del director deportivo Francesc Arnau al haberse tirado a las vías del tren.

Has estado unos días en Galicia. ¿Sigues aquí?
Estuve hasta ayer (martes). Estuvimos cuatro días y no recordaba tantos seguidos con 30 grados en Galicia, un tiempo maravillos. Ahora me encuentro en la otra punta de España. Es un no parar de playas y vacaciones.

Es necesario después de un año duro en lo personal por la experiencia que tuviste en Rumanía.
Realmente han sido dos años duros a nivel mental. Lo dije hace tiempo con mi salida de Coruña, que necesitaba un cambio de aires para mi cabeza, una experiencia nueva, vivir un fútbol diferente. Bucarest, como experiencia fue maravillosa, el país nos sorprendió muchísimo, la cultura, el día a día, pero si vas por trabajo y no te pagan... Las condiciones que estaban pactadas no se cumplieron y así es complicado. Así que tocó coger las maletas, volver a España a un sitio en el que había estado, Oviedo, y donde sabía que iba a estar tranquilo y a recibir cariño.



Han sido dos años duros a nivel mental para mí con el Depor y Bucarest


¿Cómo valoras esta segunda parte de la temporada en Oviedo?
Pues no salieron las cosas todo lo bien que uno esperaba y que supuestamente se había hablado, pero es fútbol, no una ciencia cierta Estoy tranquilo porque intenté hacerlo lo mejor posible. Los comportamientos y actitudes fueron muy buenos por parte de todo el mundo y yo quería estar tranquilo después de lo que había pasado en Coruña (descenso polémico ante el Fuenlabrada) y Bucarest. Sí es verdad que a la hora de participar no se dieron las oportunidades que esperaba.

Hace unos días cerrabas esa etapa con un mensaje en las redes sociales. ¿Es un adiós definitivo?
Sí, ya se ha hablado con el club y tomado una decisión, por eso puse el mensaje. La decisión real casi fue tomada desde el principio, porque firmábamos cinco meses para ayudar al Oviedo.



El deseo es que todo lo malo haya sucedido para que venga algo maravilloso 



En cuanto al Deportivo, iba a ser un año de paso en Segunda B, pero se ha convertido en otro año más en la categoría de bronce.
Es complicadísimo. He seguido al Depor. Me he comido muchísimos partidos encantado, porque me hace mucha ilusión verlo. A primera vista todo el mundo pensaba que iba a ser un año de paso, pero da igual el nombre, el pasado, el estadio…. Cuando se mueve el balón, se igualan las fuerzas. Hay que tener tranquilidad. Hay un buen proyecto, gente profesional, con ambición de devolver al Deportivo al fútbol profesional y ojalá sea lo antes posible.

¿Conoces a Borja Jiménez?
No lo conozco personalmente. Pero todos nos conocemos en el fútbol. Lo conozco también de enfrentarme a él. Ojalá toda la idea y la ilusión que tiene sirvan para conseguir el ascenso. Tiene mucha ambición e ilusión por el fútbol. Eso es importantísimo y vital. Lo vimos con Fernando Vázquez, que ama el fútbol. Más allá de conocimientos futbolísticos que tienen, está la ilusión.



En Oviedo no salieron las cosas todo lo bien que uno esperaba, pero es fútbol 



Fernando no logró el ascenso esta temporada, o no le dieron margen a conseguirlo...
En el fútbol muchas veces no encuentras respuesta a los porqués. El Deportivo tomó la decisión de que no continuara. Yo le tengo mucho cariño. A nivel emocional, compartimos mucho. Y ojo, ese hombre siempre vuelve, así que no hay que descartarlo nunca (risas).

Me decías que cuando tomaste la decisión de salir del Deportivo lo hacías porque necesitabas una limpieza mental. Pero... ¿y si te llamaran ahora para volver?
No sé... Valorar la opción del Deportivo lo haría siempre, igual que lo valoré en su momento, el año pasado. Es verdad que ahora necesito desconectar del fútbol, de todo, no pensar mucho en una situación profesional, en dónde voy a firmar. Como has empezado la entrevista, no ha sido uno sino dos años complicados. Necesito dejar un poco de lado el fútbol estas semanas. En el momento que tome decisiones, por supuesto que siempre valoraría el Deportivo, que es mi casa, donde estuve muy feliz. Me encantaría volver en algún momento.


¿Pero te ves en Primera Federación?
No soy una persona que valore mucho las categorías. En mi carrera, me he movido más por las emociones, por dónde quiero estar, más que por las categorías y los objetivos. Si a algún sitio me ha apetecido ir, me he ido. Valoro el estar bien, rodeado de gente que te quiere. No descartaría nada.


Hay un buen proyecto, gente profesional, con ambición de ascender 



¿Qué tiene Coruña para que vengas tanto?
Ahí hemos dejado grandísimos amigos. Este año, a pesar de la pandemia, hemos ido cuatro o cinco veces. Hicimos muchísima vida social en la ciudad y nos hicieron sentir como en casa. El día a día era como en mi ciudad, con mi gente con mis amigos, mi familia.

Volviendo al Deportivo, esta temporada ha cambiado totalmente la política de fichajes. El año pasado eran jugadores contrastados de categoría superior que no lograron el objetivo; ahora, jugadores curtidos en Segunda B. ¿Cuál crees que es la receta mágica para salida de ahí?
Ojalá la tuviera porque les llamaría para que la aplicaran… Siempre hablo de la cabeza, la mentalidad, no de nombres, de pasado. Ascendí con el Oviedo y venia del Ourense, de su desaparición, de un año trágico. La gente que tome la decisión de firmar en el Deportivo tiene que llevar ilusión, ganas de conseguir el objetivo. Cuando eres un grande, tienes muchísima presión. Hay que dejar de pensar en el objetivo y trabajar el camino. Pensar en el trabajo diario y disfrutar el camino.

La verdad que el Depor ha sido un poco el ‘pupas’ estos años con lo que le pasó ante el Fuenlabrada en la última jornada, todo el lío en los despachos, el peor año para bajar a Segunda División B, con cambio de formato, no pasas el primer corte en la batalla del ascenso... ¿crees que está un poco gafado?
Ahora que ha pasado prácticamente un año y está todo más tranquilo, en mi cabeza me he puesto a repasar los últimos tiempos en el Deportivo, he pensado mucho en todo lo que le ha pasado al equipo en esos meses y me parece tan triste e injusto… Pero bueno, el deseo que tengo es que toda esta tristeza y todas estas cosas negativas que le han pasado al equipo hayan sucedido por que venga algo maravilloso para el club y para la afición porque se lo merecen. Deseo que el Deportivo consiga este año su objetivo de ascender.

Borja Valle: “No me fijo en las categorías y al Depor lo valoraría siempre”