Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El Deportivo del orgullo

Los futbolistas del Juvenil A blanquiazul celebran el nuevo título sobre el césped de Abegondo | quintana
|

El Juvenil A blanquiazul sigue siendo el orgullo del Deportivo esta temporada. En un curso en el que el primer equipo no cumplió el objetivo, en el que el Fabril defraudó sin optar al ascenso y en el que el Deportivo Abanca lo tiene muy complicado para lograr la permanencia, el conjunto de Óscar Gilsanz sigue repartiendo alegrías. Primero lo hizo conquistando el título simbólico de campeón gallego por delante de un Celta al que venció tanto en la primera como en la segunda vuelta y ayer lo hizo proclamándose campeón del grupo 1 a falta de una jornada para el final tras imponerse al Racing de Santander en Abegondo.


El encuentro tuvo que aplazarse en su día por casos de positivos en covid-19 en el Deportivo, lo que provocó que el equipo de Óscar Gilsanz tuviese que cortar la actividad durante diez días, un factor que se notó en el choque de ayer ante el plantel cántabro. Aún así, el cuadro blanquiazul supo adaptarse a las circunstancias modificando su posicionamiento en función de la gasolina de los futbolistas.


Peke (Deportivo)

Entró al campo en el minuto 72, provocó el penalti del 2-0 que él mismo transformó y, en la celebración, fue expulsado.


El Deportivo empezó el choque apretando muy alto a un Racing de Santander que, a pesar de jugar contra el líder, apostó por un marcado juego combinativo desde la zona de iniciación. La presión alta del Depor provocó varias imprecisiones en la circulación de balón de la escuadra montañesa, aunque también es cierto que hubo fases, incluso en la primera mitad, en las que los blanquiazules se agruparon en 1-4-4-2 y defendieron más cerca de la portería de Brais, pero con la intención ofensiva de contraatacar aprovechando la desorganización del rival.


En el minuto 33 llegó el primero de la mañana en Abegondo y fue obra del ‘9’ blanquiazul. La jugada nació en un robo de Brais Val que, inmediatamente, sirvió un balón hacia delante para Noel. El delantero deportivista aportó la pelota hacia la izquierda y, ante la salida del portero visitante, marcó de tiro raso. Al Deportivo le bastaba el empate para proclamarse campeón y el partido se le ponía muy de cara.


Una de las pocas situaciones claras del Racing de Santander en todo el partido se produjo tras una pérdida de Trille que generó un contraataque en el que Brais, portero del Depor, salió victorioso dejando su portería a cero.


Ya en el segundo período, el conjunto de Óscar Gilsanz notó el cansancio físico y el agotamiento provocado por los días confinados. Los cambios le dieron un plus a un Deportivo al que le costaba hacer posesiones largas pero que no sufría en defensa.


En el último cuarto de hora de juego, el cuadro coruñés estuvo más cómodo sobre el campo controlando las intenciones de su rival. La entrada de Peke le dio un plus al Depor. Las acciones individuales del canario desequilibraron a la defensa racinguista. En el 91, el propio Peke realizó una gran jugada de habilidad cerca de la línea de fondo hasta provocar un penalti que él mismo transformaría en el 2-0. En la celebración, vio la segunda tarjeta amarilla y fue expulsado. 


Deportivo: Brais; Trilli, Fito, Dani Barcia, Guille Bueno (Mario, min.57); Brais Val, Jairo (Padín, min.87); Víctor, Nájera (Raúl, min.87), Mella (Peke, min.72); Noel (Do Carmo, min.72).


Racing de Santander: Álvaro; Mario (Díez, min.85), Antonio Poo, Carrascal, Javi Entrecanales, Izam (Neco, min.45), Álvaro Fernández (Kike, min.73), Yeray (Tejerina, min.85), Ángel, Manu Sánchez, Diego Fuentes (Manu Lavín, min.61).


Goles: 1-0, min.33: Noel 2-0, min.91: Peke, de penalti.


Árbitro: Castro Alarcón (A Coruña). Expulsó a Peke, del Deportivo, con doble amarilla, en el minuto 91. Amonestó a Noel, Do Carmo, Jairo, Brais Val, del Deportivo; y a Marco, Javi Entrecanales, del Racing de Santander.

   Así fue la celebración del Depor Juvenil
El Deportivo del orgullo