Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El equipo llega justo de gasolina al sprint final

Gaby (d), protagonista en el gol del Deportivo el pasado miércoles, presionada por Amanda Sampedro, centrocampista del Atlético | LALIGA
|

El Deportivo Abanca consiguió el pasado miércoles un empate (1-1) ante el Atlético de Madrid que no le acerca como le gustaría a la zona de permanencia –si hubiese ganado encararía las cuatro últimas jornadas a dos puntos de la salvación y está a cuatro– pero que tiene mucho mérito teniendo en cuenta la entidad de un rival que está completando una temporada irregular y el agotamiento con el que el Depor terminó el partido, con varias jugadores incluso tocadas físicamente.

1 La sustituta de Blanco fue Bedoya
Manu Sánchez había apostado por el mismo sistema y por las mismas futbolistas en las anteriores jornadas y no hizo una revolución contra el Atlético en el partido entre semana. El Deportivo optó por el 1-5-3-2 durante los más de 90 minutos y la única novedad en cuanto a jugadoras fue la titularidad de Lorena Bedoya ante la baja de última hora de Stephannie Blanco. Bedoya actuó de mediocentro defensiva y Ainoa Campo ocupó el lugar de Blanco como central derecha.

2Problemas en el balón parado
Uno de los grandes problemas del Deportivo Abanca en lo que va de temporada y también en las últimas semanas está siendo la defensa de las acciones a balón parado. Contra el Atlético de Madrid encajó el único gol del encuentro en una de esas jugadas: falta lateral (bastante centrada) que ejecutó Amanda Sampedro y la central Van Dongen remató totalmente sola en el borde del área pequeña. La deportivista que la marcaba era Iris y la que rompió un fuera de juego que sería bastante claro fue Ainoa Campo, dos metros por detrás de esa línea.


3 La presión alta dio un gol al Deportivo
Una de las principales características que definen al Deportivo desde su creación y, sobre todo, esta temporada en la que no tiene tanta capacidad para construir desde la zona de iniciación es la presión alta. El equipo de Manu Sánchez va a buscar siempre a sus rivales a campo contrario. En una de esas acciones defensivas arriesgadas llegó el tanto del empate. Gaby le arrebató la pelota a la lateral izquierda Strom, abrió para Athenea, que llegó a la línea de fondo y sacó un centro raso. Entre la venezolana y la portera atlética mandaron el balón a la red.

4 Agotamiento en la segunda parte
Aunque en la primera parte el Atlético tuvo alguna ocasión para ponerse por delante, como la de Knaak que salvó Eva Dios de forma milagrosa, fue en el segundo tiempo cuando más se notó la diferencia entre los dos equipos, sobre todo a nivel físico y de ritmo. A medida que pasaban los minutos, se le acababa la gasolina las jugadoras blanquiazules. Incluso varias de ellas terminaron el encuentro con alguna molestia que pudo derivar en lesión. El Depor se agarró al empate con uñas y dientes.

5 Tres canteranas de refresco
Uno de los apuntes positivos del Deportivo en la segunda parte fue que Manu Sánchez optó por tres canteranas blanquiazules para dar refresco al equipo. Primero entró Patri López por Eva Dios en el carril izquierdo, después saltó al campo Lía por Peke para actuar de mediapunta y modificar ligeramente el esquema y, por último, Carlota Sánchez sustituyó a Alba Merino en la sala de máquinas. Las tres dieron la cara y cumplieron a la perfección, pero llamó la atención que no jugasen Michelle Romero o Lady Andrade. 

El equipo llega justo de gasolina al sprint final