Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El campo se embarra en el adiós de Rubén de la Barrera

De la Barrera se plantea romper su silencio para aclarar lo sucedido |AEC
|

El ‘terreno de juego’ se ha embarrado en el final de la etapa de Rubén de la Barrera como técnico blanquiazul. Si hace una semana todo parecía encaminado a la renovación del técnico, los acontecimientos que se sucedieron el fin de semana y en el inicio de la actual, desembocaron en una crisis que ha abierto una brecha entre el club y el que ha sido su entrenador en los último meses. Sus caminos se separan con mala sintonía.


Desde el club y el entorno del jugador, las versiones de lo sucedido coinciden mínimamente y discrepan en casi todo. Lo único en común es que el club permitió que el entrenador escuchara a la UD Las Palmas, donde el director deportivo, Luis Helguera, es amigo del que ha sido preparador deportivista.


En el Deportivo sostienen que el técnico dio largas porque estaba negociando con el conjunto insular, que Rubén de la Barrera presentó una contraoferta a la UD Las Palmas y que eso sentó mal en la Plaza de Pontevedra porque se interpretó que el equipo herculino no era la primera opción para el técnico coruñés. 


Esas supuestas negociaciones con oferta y contraoferta fueron la gota que colmó el vaso de la paciencia del Deportivo, que inmediatamente comunicó al entrenador que no contaba con él la próxima temporada. El club que preside Antonio Couceiro se puso entonces manos a la obra para buscar alternativas para su banquillo porque consideraba el club que había falta de compromiso por parte del preparador que suplió a Fernando Vázquez en enero, a la conclusión de la primera vuelta del campeonato. 


En el entorno del entrenador, la versión es diferente. Coinciden en que el míster escuchó a Las Palmas con el beneplácito del club, pero aseguran que no hubo ni oferta de Las Palmas ni contrapropuesta de Rubén de la Barrera. 


Club y técnico ofrecen versiones diferentes; la entidad blanquiazul, en contacto con los candidatos


Es decir, desde el punto de vista del entrenador, ni siquiera se ha emprendido una negociación con Las Palmas porque ni siquiera hubo una propuesta de la entidad insular. 


Algunas fuentes apuntan a que el todavía preparador blanquiazul está barajando la posibilidad de comparecer ante los medios de comunicación para aclarar lo sucedido, ya que, como coruñés, está dolido por la versión que se ha ofrecido desde el club.


Antes de que todo se liara, De la Barrera había asegurado en rueda de prensa que él estaba dispuesto a seguir en el club con independencia de la categoría -antes de que se supiera si iba a tener la plaza en Primera Federación o se iba a quedar en Segunda-, y que el Deportivo era su prioridad aunque manejara alguna opción más. Eso sí, también precisaba que él no iba a pegarse un tiro en el pie, que lo que quería era un proyecto con una plantilla que no sintiera el vértigo de estar obligada a conseguir el ascenso al fútbol profesional, categoría en la que está la UD Las Palmas.


Entrevistas a técnicos


La tarea de buscar técnico la han acometido el CEO del club, el consejero David Villasuso, que es el director general de la entidad deportivista, y el nuevo secretario técnico, Carlos Rosende.


Hubo reunión con el técnico gallego Yago Iglesias, que unos días antes cerró su etapa en el Compostela, y también se produjo un encuentro, en este caso telemático, con Borja Jiménez. 


No son los únicos nombres sobre la mesa. Hay un técnico que está entrenando y que también forma parte de los candidatos a ocupar el banquillo deportivista en la temporada 2021-22. 


En Calahorra incluso han situado en la terna al que hasta hace unos días llevó al cuadro calagurritano al playoff de ascenso a Segunda División, en el que fue eliminado en la primera ronda, Diego Martínez Ruiz. Él dio por finalizada su etapa en el equipo riojano y aseguró que su salida del club no se debe a que tenga una propuesta de otra entidad.


Dirección deportiva


Sigue en el aire el banquillo y también la dirección deportiva que ha comandado desde diciembre de 2019 Richard Barral en su segunda etapa en el conjunto coruñés.


Él no confirmó su continuidad y tampoco su salida cuando finalizó la temporada en Los Pajaritos. No obstante, a falta de que se confirme, todo apunta a que tampoco continuará en el club. 


Barral fue uno de los responsables de la llegada de De la Barrera. En diciembre apoyó la salida de Vázquez, que tardó un mes en producirse, y la incorporación del técnico coruñés, uno de los pocos a los que él ha fichado.


Se la circunstancia de que el Deportivo tenía un proyecto, hace unas semanas, con Barral, De la Barrera y Alfonso Serrano como secretario técnico y a estas alturas de la partida, es probable que se produzca un pleno de bajas.


Serrano se fue al Albacete, por el que firmó un contrato de tres temporadas, mientras que De la Barrera no seguirá en el Deportivo y Barral, en principio, tampoco. La inestabilidad y la reconstrucción tocan de nuevo en el club coruñés, algo habitual desde hace años. 

El campo se embarra en el adiós de Rubén de la Barrera