Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Las dudas del banquillo

El técnico coruñés ha sido la primera opción del Deportivo y él también ha dado prioridad al equipo de su ciudad, pero no se ha sellado un acuerdo por ahora | Pedro Puig
|

Las dudas y los miedos han evitado por ahora la renovación de Rubén de la Barrera como preparador deportivista. El técnico dejó claro públicamente que quiere un proyecto con mimbres para ascender al fútbol profesional la próxima temporada porque eso es lo que se le va a pedir y, por ahora, parece que lo que se prevé no le acaba de seducir.


El Deportivo ha iniciado los contactos para reforzar la plantilla de cara al próximo curso, en el que tendrá que amoldar la nómina de jugadores a un presupuesto más ajustado que el de la temporada recién finalizada.


Consciente de que acabará este curso y el siguiente con números rojos, porque será así hasta que consiga volver al fútbol profesional, el Deportivo hará recortes sin cambiar una necesidad perentoria, en palabras del propio presidente, Antonio Couceiro, la de regresar cuanto antes a Segunda División porque eso es lo que pretende el máximo accionista, que va a asumir las pérdidas de estos años con la intención de reflotar la nave deportivista para intentar recuperar la inversión en el futuro.


El Deportivo se moverá con una estimación de gastos más baja y ese es el perfil de los jugadores que, por ahora, están en la agenda blanquiazul, entre ellos, varios integrantes del Compostela de Yago Iglesias, que no seguirá en el banquillo local del Vero Boquete de San Lázaro.


Paralelamente, el club debe definir las salidas de la plantilla de la temporada 2020-21, que no consiguió el objetivo del ascenso. De hecho, ni siquiera logró pasar el primer corte en lo que fue un rotundo fracaso.
Uno de los pilares sobre los que debe pivotar el proyecto es el entrenador y el presidente, en una de sus escasas apariciones ante los medios de comunicación, admitió que quieren un técnico con un contrato a medio plazo. De la Barrera ha sido la prioridad y también el Deportivo lo ha sido para el técnico. Los caminos deberían encontrarse, pero por ahora no lo han hecho.


Rubén de la Barrera no ha firmado su renovación con el Deportivo a la espera de que el club consiga seducirle con un proyecto que tenga capacidad de ascender la próxima temporada


El míster no quiere “pegarse un tiro en el pie”, como él mismo dijo en sus intervenciones. Si no ve claro el proyecto, no se embarcará en él. Sabe que le van a exigir el ascenso tanto si el Deportivo configura una plantilla con opciones reales de conseguirlo como si el nivel de la plantilla, teóricamente, no alcanza para eso. Le gustan los retos, es valiente, pero también hay cierto miedo a fallar, a salir a la calle y tener que escuchar críticas. Es de A Coruña y lleva al Deportivo en el corazón. De eso no hay duda. Si finalmente no acepta ser el patrón del barco, será por que no lo ve claro y prefiere dar un paso a un lado que asumir, de entrada, la posibilidad de un fracaso que le dejaría señalado. 


No obstante, esta temporada es extraña hasta por el tiempo que hay de margen antes de que el balón vuelva a rodar. El traspaso de Mujaid al Genk belga por cerca de dos millones de euros, la probable salida de jugadores con contrato como el nigeriano Uche Agbo, el interés en la continuidad de otros que acaban como Miku Fedor, renegociar nóminas como las del costarricense Borges... El trabajo en la Plaza de Pontevedra es intenso. 


David Villasuso continúa al frente del club como consejero y primer ejecutivo, Richard Barral, por ahora, sigue ligado a la entidad sin confirmar su continuidad ni su salida y esta semana el club confirmó la despedida de Alfonso Serrano como secretario técnico y la promoción interna de Carlos Rosende, que estaba ya en la secretaría técnica desde que le incorporó a ella Carmelo del Pozo -Barral también tenía presente incorporarle en su anterior etapa en el Deportivo-.


Además, el club confirmó la creación de un departamento de tecnología analítica y deportiva con Nacho Lourido al frente. 




EL PORTUGUÉS PAULINHO, EN LA AGENDA

EL EQUIPO SE FIJA EN EL DELANTERO DEL FAFE, QUE TIENE 21 AÑOS Y DESTACÓ EN LA ÚLTIMA TEMPORADA

El goleador del Fafe portugués, Paulinho, de 21 años, está en la agenda del Deportivo para la próxima temporada según el diario portugués A Bola.
Es uno de los delanteros de referencia en la tercera liga del fútbol luso, la serie B del Campeonato de Portugal y, de acuerdo con la información del diario luso, el Deportivo ya ha hablado con los representantes del jugador anticipándose a otros clubes nacionales de primera y segunda división del país vecino.
Paulinho mide 1,86 y marcó ocho goles en la categoría de bronce portuguesa y otros dos más en la Copa de Portugal.
Destaca por el juego aéreo, pero también aporta profundidad y tiene lucidez a la hora de definir en el área. El medio portugués, sin embargo, habla de un potencial económico del Deportivo que parece lejos de la realidad en el momento actual.


Las dudas del banquillo