Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Máxima presión en San Mamés

Los jugadores del Real Madrid celebran un tanto en el partido frente al Granada | EP
|

El Real Madrid visita San Mamés bajo máxima presión, con la amenaza de sentir de cerca un año en blanco y la obligación de apurar hasta el final las opciones que le quedan de ganar la Liga, un título en el que está a expensas de un tropiezo del Atlético de Madrid en las dos últimas jornadas.


Para mantenerse en la pelea y que no haya campeón en la penúltima jornada, lo primero que tienen que hacer los de Zinedie Zidane es superar a un Athletic ya definitivamente descabalgado de la pelea europea y que se ha convertido en juez de LaLiga Santander, tanto por arriba, ganando al líder Atlético de Madrid y al Sevilla, como por abajo, cediendo puntos ante la mayoría de los equipos implicados en el descenso: Eibar, Alavés, Valladolid y Huesca.


En el Real Madrid todo pasa por un triunfo, por extender una racha sin perder que pasaría a ser la mejor de Zidane como técnico. Pelea por el título gracias a 16 jornadas sin salir derrotado, una dinámica que contrasta con el misterio de su futuro. Sin confirmar sus intenciones para la próxima temporada y alimentando en cada comparecencia las dudas sobre su continuidad. Solo le importa lo deportivo y no quiere desviar el foco.


Nunca había perdido Zidane ante el Athletic hasta esta temporada. El primer título que dejó escapar en 2021 se produjo con la derrota en semifinales de la Supercopa de España, el día que forzó Sergio Ramos e inició una racha de lesiones que ha dejado al Real Madrid sin su capitán y gran referente.


Junto al camero se mantiene la plaga de bajas defensivas, con lo justo para jugar con cuatro defensas del primer equipo y gracias al regreso del brasileño Marcelo. Sin Dani Carvajal, Lucas Vázquez, Raphael Varane ni Ferland Mendy. Tirando de canteranos como Marvin, que acabó lesionado tras una fuerte entrada, y Miguel Gutiérrez, que brilló con una asistencia en Granada. En San Mamés se perfila el regreso al once de Álvaro Odriozola y la duda entre Marcelo o Miguel en el carril izquierdo.


Las bajas no se detienen en el Real Madrid y el alemán Toni Kroos ha sido el último afectado de la situación del coronavirus. Permanece confinado en su domicilio y se pierde el final de la Liga. Fede Valverde ocupará su sitio y en ataque se esperan novedades. Eden Hazard y Marco Asensio cuentan con opciones de titularidad en un tridente que lidera Karim Benzema. El francés, tras reencontrarse con el gol ante el Granada, se mide a su víctima favorita, un Athletic al que marcó 14 en 23 enfrentamientos.


Las opciones europeas del Athletic se terminaron de evaporar el miércoles con un penoso partido ante el Huesca, en El Alcoraz, que no dimensionó el 1-0 final. Para limpiar la imagen de ese encuentro, y por ser el partido que es, tradicionalmente el de liga más esperado de la temporada en Bilbao, el Athletic quiere imponerse al Real Madrid a pesar de sus numerosas bajas.


Entre ellas las más importantes las de Iker Muniain, Yuri Berhiche y Ander Capa, tres asiduos en el once. Además, Marcelino García Toral está prescindiendo tras las derrotas en las finales de Copa ante Real Sociedad y Barça de Raúl García e Iñaki Williams.


Mientras que Williams parece que seguirá dejando el puesto a Asier Villalibre, Raúl podría volver al equipo, como casi seguro que también regresarán desde el inicio Unai Vencedor y Alex Berenguer, que descansaron como titulares en Huesca.


También podría volver Dani García, ya de regreso tras tener que estar aislado por ser contacto cercano de un positivo por covid. No obstante, se ha entrenado estos días con un aparatoso vendaje en la rodilla derecha. Asimismo ha vuelto a la convocatoria Yeray, aunque los recurrentes problemas físicos que ha sufrido hacen pensar que junto a Íñigo Martínez va a seguir teniendo continuidad Unai Nuñez.

Máxima presión en San Mamés