Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Athletic

La mejor despedida posible de un Depor que dice: hasta pronto
El equipo blanquiazul superó y goleó (3-0) al Athletic en Abegondo
Adiós amargo a una máxima categoría que extrañaremos
El Deportivo recibe en Abegondo (12.00 horas) al Athletic en el último partido de la temporada
El último baile de Athenea

Ha sido una de las mejores futbolistas del Deportivo esta temporada y ha debutado con la Absoluta, por lo que es impensable que la cántabra continúe

¿El día de las menos habituales?

Siete futbolistas del primer equipo del Deportivo y dos canteranas –Patri López y María Figueroa– que no han alcanzado los 1.000 minutos en Liga; tienen su última oportunidad del curso ante el Athletic

Máxima presión en San Mamés

El Real Madrid visita San Mamés bajo máxima presión, con la amenaza de sentir de cerca un año en blanco y la obligación de apurar hasta el final las opciones que le quedan de ganar la Liga, un título en el que está a expensas de un tropiezo del Atlético de Madrid en las dos últimas jornadas.Para mantenerse en la pelea y que no haya campeón en la penúltima jornada, lo primero que tienen que hacer los de Zinedie Zidane es superar a un Athletic ya definitivamente descabalgado de la pelea europea y que se ha convertido en juez de LaLiga Santander, tanto por arriba, ganando al líder Atlético de Madrid y al Sevilla, como por abajo, cediendo puntos ante la mayoría de los equipos implicados en el descenso: Eibar, Alavés, Valladolid y Huesca.En el Real Madrid todo pasa por un triunfo, por extender una racha sin perder que pasaría a ser la mejor de Zidane como técnico.

Oyarzábal da la Copa a la Real 34 años después

Un tanto de penalti de Mikel Oyarzábal a los 63 minutos desniveló una final muy cerrada y dio a la Real Sociedad su tercer título de la Copa 34 años después, lo que dejó al Athletic con la miel en los labios de sumar su vigésimo cuarto trofeo en este torneo, aunque dentro de dos semanas en el mismo escenario, La Cartuja de Sevilla, tendrá otra oportunidad ante el Barcelona en la edición de 2021.La final fue de mucho respeto entre los contendientes a la espera que en un zarpazo llegara el desequilibrio, y éste apareció en la segunda parte para la Real, que supo siempre controlar un partido con contadas ocasiones de gol.El choque se presentó con un pronóstico incierto porque la Real, por su recorrido en LaLiga, llegó a Sevilla con diez puntos más que el Athletic Club, aunque el conjunto vizcaíno posee más tradición copera y también la confianza que le dio, en este mismo escenario a mediados del pasado enero, adjudicarse ante el Barcelona la Supercopa de España.El entrenador del conjunto donostiarra, Imanol Alguacil, tuvo un sobresalto de última hora, porque su capitán, Asier Illarramendi, se lesionó en el entrenamiento previo al partido que se desarrolló el sábado en el escenario de la final.Esa baja, la sustituyó Alguacil con el centrocampista Martín Zubimendi y con él puso en el once a David Silva, ya recuperado de una lesión que le ha sin ser titular en los últimos partidos.El técnico del Athletic, Marcelino García Toral, optó de entrada para el centro del campo con Unai Vencedor y Dani García, dejando a la espera en el banquillo a Mikel Vesga y Unai López, y apostó en el ataque por Raúl García e Iñaki Williams.Nada mas empezar el encuentro quiso sumarse de una manera imprevista la lluvia, que cayó muy fuerte durante unos minutos, hasta el punto que los jugadores tuvieron que sobreponerse a unos condicionantes a los que pareció que el equipo de San Sebastián se adaptó mejor en el arranque.Pese a ello, fue Raúl García el que primero lo intentó para los de Bilbao con un remate desde la derecha de su ataque que se le fue demasiado cruzado ante Alex Remiro, pero fue un aviso con el que se equilibró pronto la fuerte salida del rival.El Athletic presionó mucho y avanzado, en la idea de robar y salir rápido a la contra en busca de Iñaki Williams, pero la Real encontró a David Silva para que enlazara con el sueco Alexander Isak, siempre atento a sorprender entre la defensa.Entre alternativas en el juego y el balón de ida y vuelta, Íñigo Martínez se sacó un zapatazo desde lejos rebasada la media hora que obligó a Remiro a poner la mano para mandar el balón por encima de larguero y que el intento no pasara de ahí en un partido táctico que llegó al descanso con la supremacía de las defensas.Nada más reanudarse el choque tuvo que revisar el VAR un lance en el que a Íñigo Martínez le dio el balón en un brazo tras un centro lateral de Mikel Oyarzábal pero, tras la consulta, el colegiado catalán Xavier Estrada Fernández señaló la falta al borde de área sin que después tuviera consecuencias.El partido, como en la primera mitad, avanzó en la segunda con mas temor por errar y que en la búsqueda de la creación pero en éstas llegó un pase en profundidad de Mikel Merino a Cristian Portugués 'Portu' y Íñigo Martínez hizo penalti a los 58 minutos.La acción pudo costar mas caro al equipo de Marcelino porque el árbitro sacó tarjeta roja directa al central internacional, aunque después de la dejó en amarilla tras consultarlo en la pantalla y considerar que la jugada no era merecedora de tanto castigo.De cualquier forma, Oyarzábal transformó la pena con seguridad y engañó a Unai Simón para poner en ventaja a los donostiarras y entrar así en el tramo final ante un adversario que movió el banquillo para recomponer la situación con la entrada de Unai López, Asier Villalibre o Mikel Vesga.Pero la Real supo jugar bien con el tiempo y el Athletic nunca encontró la fórmula de superar el dispositivo creado pese a que lo intentó ya con jugadas directas que no tuvieron fruto, con lo que el tanto de Oyarzábal fue el que valió un título.

Asier Villalibre: “Los veteranos lo llevan con normalidad”

El ‘Búfalo de Gernika’ cree que lo mejor es “no hablar mucho” de la final, pero reconoce que palpa la ilusión de los aficionados cuando sale a la calle

1-1. Igualada en San Mamés que deja más contento al Eibar

Las más claras una en una gran jugada de Bryan Gil, se fue hasta de tres ocasiones de Yeray antes de que el bravo central vizcaíno le dificultase el disparo final para que llegase manso a las manos del meta internacional.La mejor del Athletic, en un primer tiempo muy activo pero con poco filo de Williams, fue un cabezazo de Íñigo a saque de córner de Berenguer que se le fue alto al central de Ondarroa.Regresaron mejor de vestuarios los rojiblancos, en los que Marcelino cambió la pareja de medios centro para dar entrada a Dani García y Vencedor.Con ellos en el campo, el Athletic mejoró y empezó a poner en serias dificultades a un Eibar que no dejaba de conceder córneres y vio cerca el 2-1.Primero en una carrera de Williams, a pase de Raúl García, en la que se cruzó Oliveira; después en remate de De Marcos con la tripa, a centro de Muniain, que despejó a córner Dmitrovic en una gran parada; y en una tercera ocasión en un doble disparo de Berenguer en un golpe franco desde el borde del área.Hasta ahí llegaron las ansias del Athletic, que se desdibujó con los cambios posteriores, aunque Morcillo si aportó, y al que penalizó una tarde poco afortunada en el remate de Williams.Al Eibar, que en toda la segunda parte ni se acercó a Simón, el empate le valía y le servía para al menos sumar en la situación delicada en la que continúa.FICHA TÉCNICA1 - Athletic: Unai Simón; De Marcos, Yeray, Íñigo Martínez, Yuri; Berenguer (Ibai, m.74), Unai López (Vencedor, m.46), Vesga (Dani García, m.46), Muniain (Morcillo, m.74); Raúl García (Villalibre, m.69) y Williams.1 - Eibar: Dmitrovic; Pozo, Paulo Oliveira, Arbilla, Soares; Sergio Álvarez, Diop; Bryan Gil, Aleix García (Pedro León, Kevin Rodrígues (Inui, m.70); y Kike García (Quique González, m.91).Goles: 1-0, m.9: Yuri.

No habrá público en la final entre la Real y el Athletic

La RFEF confirmó el acuerdo alcanzado con la Consejería de Salud de Andalucía

Raúl García, junto a Messi y Ramos, a por el podio de partidos ligueros

En el caso del rojiblanco, para acercarse a los números de Raúl González necesitaría con rondar la próxima temporada la media de algo más de 33 partidos por temporada que promedió en sus cinco primeras campañas en Bilbao y que, a unos meses de cumplir los 35 años el próximo 11 de julio, lleva también camino de firmar este curso.

De Marcos espera un partido "muy diferente" al del 4-0 liguero en San Mamés

De Marcos añadió que el hecho de jugarse el pase a las semifinales a un solo partido hace que "la concentración sea muy importante" para tratar de evitar goles como los encajados por el Athletic en los primeros minutos en varios de los últimos encuentros.