Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Miku: “La temporada ha sido decepcionante por muchos aspectos”

El delantero, trabajando ayer junto a Mujaid en Abegondo | patricia g. fraga
|

El ‘pichichi’ blanquiazul se apunta al próximo curso en la Primera RFEF y muestra su predisposición a seguir en el Deportivo. Nicolás Ladislao Fedor Flores, ‘Miku’ Fedor (Caracas, 1985) lamenta que ya se termine la temporada, en el mejor momento a nivel personal y colectivo, y analiza para dxt lo que ha sido este curso, tan complicado .


Una campaña que no esconde que ha sido “decepcionante” pero de la que habrá que aprender de cara al futuro, en el que se ve ligado a la entidad herculina, que sufrirá cambios este verano.


Saliste a la sala de prensa el domingo tras el partido ante el Langreo y comentaste al ser preguntado sobre tu futuro que no tendrías problema en seguir en el Depor, ¿has hablado con el club desde entonces?

No, todo tiene su tiempo y su momento, también falta una jornada en la que esperamos jugar, hacerlo bien, cerrar el año de forma decente y luego el club tiene que confirmar al míster, si sigue o no, y luego armar un proyecto. En ese sentido yo estoy tranquilo porque este verano va a ser largo, no hay prisa. No ha cambiado nada, mi intención sigue siendo la misma y veremos qué ocurre.


Mi intención sigue siendo la misma (renovar) y veremos qué ocurre


Hablas de acabar de forma decente la temporada, ¿tienes la sensación de que ahora, cuando el equipo mejor está, es cuando se termina el curso?

Sí, para nadie es un secreto que entramos tarde en la competición, luego el equipo ha ido creciendo y en una liga, a la que está acostumbrado el club en los últimos años, una liga larga, el equipo hubiera estado en una zona alta seguro. Pero el formato justo este año ha sido el que es, había que convivir con eso, ya lo sabíamos, y eso no tiene que ser excusa. Al final el fútbol, en la mayoría de los casos, te coloca en el lugar en el que te corresponde.


Dices de que el equipo llegó tarde y tu también tuviste un proceso. Cuando ya estás bien te viene la lesión y te pasa un poco parecido como al Depor, cuando mejor estás hay que parar, ¿no?

Sí, por circunstancias. Venía de estar mucho tiempo parado, por el covid básicamente, la liga donde estaba no se reanudó sino que se canceló, entonces venía de cinco meses parado. Y fue duro entrar en una dinámica donde ya me llevaban dos meses de pretemporada casi y requería su tiempo para aclimatarme y ponerme bien. Y cuando me puse bien llegó la lesión y como la competición es tan corta te pierdes un mes y medio, que en una liga normal habrían sido unos cuantos partidos, y aquí casi la mitad de la temporada y ha sido difícil en ese sentido.


La idea es estar (en el partido contra el Numancia) pero valoraremos todo


¿Y cómo estás tú ahora? Porque llevas unos días trabajando a menor ritmo…

Tengo un golpe del otro día (señala la zona) y estamos trabajando aparte para intentar que no me lleve otro golpe, que esté lo máximo recuperado el fin de semana y poder participar. Vamos a valorar obviamente todos, pero la intención es estar. El sábado valoraremos todo e irá en función del dolor, porque como es un golpe, duele mucho y preferimos hacer cosas al margen y estar bien el fin de semana.


Ya jugaste ‘tocado’ ante el Zamora, vimos que ibas vendado…

Sí, he jugado así, estuve prácticamente entre algodones. Estaba clínica y médicamente curado, podía jugar, pero existía un riesgo importante y por eso los servicios médicos protegían en exceso. El vendaje aparatoso ha ido desapareciendo paulatinamente (risas), pero justamente el golpe del otro día es en la misma pierna. Estamos sufriendo pero esperamos llegar bien al fin de semana y poder ir a Soria a hacer un buen partido.


Cinco mil el fin de semana pasada en Riazor y en todos los partidos con público en casa os fue bien. ¿Al final ha sido un factor, independientemente de vuestra responsabilidad en el campo, diferencial en los partidos?

Claro, los clubes que son importantes, sea por títulos o por historia, como este u otros en los que he estado en mi carrera, lo más importante que tienen es su masa social. Y la masa social la ves en la calle y el reflejo es el estadio y nosotros hemos sufrido mucho el hecho de no tener público. A los rivales de esta categoría les ha venido bien jugar así, porque se sienten muy tranquilos. Pero los rivales el otro día jugaron en Riazor y la impresión fue de ¡Ostia, Riazor con gente impone mucho! A nosotros nos habría ayudado, pero las circunstancias del mundo han sido así este año, ha tocado vivir con eso y yo espero que se normalice todo para que el año que viene el equipo pueda tener a su gente en el estadio y que ese plus que nos dan nos ayude.


La presión viene por todo lo que rodea al Depor y representa siempre va a estar ahí


Hablabas antes de que el formato os pudo perjudicar, no sé si también al míster, al ser tan corta la competición, y por su forma de trabajar…

Como todos en la vida, en cualquier trabajo. Hay trabajos en los que te hacen cursos de formación, de capacitación y eso es para que tú te asientes un poco y luego puedas desarrollar tu trabajo bien. En el caso del fútbol, de un entrenador, las pretemporadas sirven para dos cosas: el jugador, de forma individual, gana lo físico para todo el año y el entrenador va plasmando su idea para que cuando empiece la competición estar lo más rodado posible. Cuando hay un cambio a mitad de año, no solo en este caso, en todos los casos, el entrenador requiere un tiempo y Rubén es un entrenador de metodología, de trabajo diario y transcurrió tiempo, y justamente estábamos compitiendo, hasta encontrar lo que él quería y que el equipo fuese pillando su idea. Estamos en el mejor momento desde que llegó pero se acaba la liga y hay que vivir con eso.


Y ahora llega un verano largo decías, demasiado largo…

Sí, demasiado largo (risas) yo nunca había tenido tantas vacaciones, me parece asombroso.


Pero puede ser beneficioso para limpiar un poco la cabeza de todo por lo que ha sido la temporada y sus decepciones…

Sí, sin ninguna duda ha sido muy decepcionante, por muchos aspectos y las vacaciones largas sirven para desconectar. A nivel personal, por los problemas que tuve físicamente durante el año, me van a venir muy bien para regenerar el cuerpo y tenerlo en óptimas condiciones y empezar el día uno a ‘full’. Hay que sacar el lado positivo de todo y aunque no me gustan las vacaciones tan largas parecer que va a ser necesario este año.


Hablabas de esa decepción de temporada y está ahí vuestra responsabilidad en el campo, pero aquí ya se hablaba de pedir Coruña como se de playoff en la primera fase, ¿pudo haber demasiada presión desde arriba?

Creo que la presión no viene desde el club, la presión es todo lo que rodea al Depor, un club con esta historia y todo lo que representa tiene que tener presión siempre, en la categoría en la que esté, la presión está ahí y uno tiene que vivir con ella y saber trabajar con eso. En Segunda B la presión de subir bien y rápido, en Segunda pues lo mismo y en Primera la presión de mantenerse. Siempre va a haber presión, el jugador tiene que convivir con eso, saber que está ahí y que en los clubes como este la presión existe y ya está, no hay que darle más rodeos.


Para nadie es un secreto que entramos tarde en la competición


Pero hubo ciertos momentos, quizá no en tu caso al ser ya veterano, en los que algunos compañeros, más jóvenes, pudieron llevarla peor…

¿Sobre todo sabes qué pasa? Cuando el resultado no es como a todos nos gustaría ese exceso de presión se acentúa. Recuerdo en la primera vuelta estábamos ganando, pero no estábamos jugando bien y había presión por eso. 


UN NUEVO PROYECTO

"Los cimientos son un técnico que sea líder"

El ariete reconoce que es importante que el club desvele pronto y confirme, si es el caso, a De la Barrera, pues considera clave la figura del entrenador, aunque admite que va muy ligado a los resultados.


Aún no está confirmada la continuidad del técnico, ¿crees que puede ser importante saber pronto si sigue el míster para que algún jugador clarifique su futuro?

Es como cuando tú haces una casa, tienes que empezar por los cimientos, no puedes empezar por el tejado. Y los cimientos es tener un entrenador que sea el líder del proyecto de la línea hacia afuera. Y luego él con los profesionales del área diseñar una plantilla acorde a su idea futbolística para poder plasmarlo en el campo de la mejor manera, buscando el objetivo común, que es tener éxito y que el año que viene va a ser, indudablemente, ascender otra vez.


Y continuidad en el banquillo, algo que en el Depor no ha pasado desde hace muchos años ¿Acaba confundiendo al jugador tanto cambio de entrenador?

No confundiendo, pero sí el vivir en un entorno de tranquilidad te permite desarrollar mejor tu trabajo. Obviamente este es un negocio en el que si los resultados no acompañan hay que buscar un cambio de timón para ver si la cosa mejora. Achaco esos cambios a los resultados y no puedo entrar porque hay otras personas que toman decisiones. Me fijo en el modelo inglés y aquí en España me sorprende mucho que el ‘Cholo’ lleve tanto tiempo en el Atlético.

Miku: “La temporada ha sido decepcionante por muchos aspectos”