Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Lía: "No me gusta cerrar puertas y desde luego mucho menos al Deportivo"

La centrocampista coruñesa Lía Muíño, durante su último partido con el Deportivo Abanca, disputado en Abegondo ante el Barcelona y en el que portó el brazalete de capitana | Quintana
|

La vida de Rosalía Muíño González, más conocida como Lía (A Coruña, 13 de febrero de 2000), ha estado repleta de cambios y nuevas experiencias en los últimos años. La joven futbolista fue una de las cuatro primeras jugadoras que el Deportivo anunció como integrantes del recién creado equipo femenino, allá por julio de 2016, y después de dos intentos fallidos consiguió en 2019 el ansiado ascenso a Primera Iberdrola con el conjunto blanquiazul. Sin embargo, se quedó sin poder estrenarse en la máxima categoría porque en agosto de ese mismo año puso rumbo a Estados Unidos para cursar sus estudios universitarios y compaginarlo con la práctica del fútbol gracias a una beca deportiva. Hasta que el COVID se encargó de dar un nuevo vuelco a su vida.

En marzo de 2020 tuvo que volver a España para continuar los estudios a través de clases online y, debido a una reorganización de la competición deportiva y a la concesión de un permiso por parte de la NCAA (National Collegiate Athletic Association), le surgió la oportunidad de fichar de nuevo por el Depor para sacarse la espina del debut en Primera Iberdrola. Así fue como el 3 de octubre de 2020, ante el Athletic en Lezama, se estrenó en la élite del fútbol femenino español con el club del que es aficionada desde pequeña. No obstante, su segunda etapa como blanquiazul ya tenía una fecha de caducidad preestablecida. En enero de 2021, a mitad de temporada, hizo de nuevo sus maletas y regresó a Estados Unidos para retomar los estudios presenciales y tratar de hacer un buen papel con su equipo, University of South Florida (USF).

Sin embargo, la lucha por el título de la NCAA terminó justamente ayer para Lía. La USF cayó eliminada en dieciseisavos de final ante Texas A&M (2-0). Un duro golpe que de todas formas no empaña la buena actuación de South Florida en el campeonato.

De todo esto, de su vida en Estados Unidos, de su conexión con el Deportivo, de su rendimiento en la primera mitad de la campaña y de muchas cosas más habló Lía, que está viviendo su particular sueño americano. 


La primera pregunta es casi obligada para poder ponernos en contexto. ¿Serías capaz de resumir el sistema de competición universitaria de Estados Unidos?

La NCAA es la National Collegiate Athletic Association, que es la principal y más importante asociación que agrupa el deporte universitario en Estados Unidos. Se divide en tres divisiones en función del potencial deportivo de las universidades. La NCAA, solo en becas reparte más de 1,5 billones de dólares. Mi universidad está en División I en la que hay un total de 345 universidades. Cada división se divide en Conferencias (como en la NBA) y en División I hay creo que 31 que agrupan a 316 universidades con equipos de futbol femenino. La conferencia de mi universidad es la American Athletic Conference (AAC) y este año mi equipo ganamos todo, la Liga Regular por un lado y el Campeonato de Conferencia por otro. Con esto obtuvimos el pase para el Campeonato Nacional, al que solo acceden los 31 Campeones de Conferencia y otros 33 equipos por ranking a nivel nacional hasta un total de 64 equipos. En estos momentos mi universidad está en el puesto número 15 a nivel nacional –la entrevista se realizó antes de la eliminación de USF–. Este año por culpa del COVID se ha reducido a 48 el número de equipos participantes. El campeonato es por eliminatoria a partido único por lo que para ser campeón tienes que ganar seis partidos. Es un campeonato muy duro y muy difícil de ganar, con equipos muy, muy buenos de donde salen muchas jugadoras internacionales de muchos países. Solo 11 universidades han ganado el título en los 39 años de vida del campeonato. 


¿Cómo fue el partido contra Central Connecticut State (anterior eliminatoria de USF)? 

Fue un partido de dos partes diferentes. A pesar de que dominamos el partido y tuvimos la posesión, en la primera parte nos costaba mucho crear ocasiones porque ellas son buenas en defensa. En la segunda parte metimos un gol más o menos pronto y a partir de ahí ya tuvimos muchas más ocasiones hasta el 3 a 0 final.


¿La USF ha ganado alguna vez la NCAA?

Nunca. De las 316 universidades de DIV-I solo once han ganado el Nacional en 39 años de historia.


¿Qué supone para ti haber sido elegida en el equipo ideal de la AAC?

Es una alegría muy grande y un reconocimiento a que estoy haciendo las cosas bien a nivel individual. Son reconocimientos que en la universidad y en Estados Unidos tienen bastante repercusión. Necesitaba algo así después de no haber empezado de la mejor manera debido a una lesión en mi aductor, que me tuvo muchas semanas sin poder jugar. Creo que después de todo, me encuentro en mi mejor momento desde que estoy aquí.

Mi primer año fue un poco complicado para mí a nivel deportivo

Ya habías sido elegida dentro del equipo de ‘rookies’ de la AAC. ¿Esperabas que te fueran tan bien las cosas dentro del campo cuando decidiste marchar por primera vez a EEUU?

No tenía una idea preconcebida, confiaba en mí misma y en mi nivel deportivo, pero no sabía con lo que me iba encontrar aquí. No todo es tan bonito como parece. Mi primer año fue un poco complicado para mí a nivel deportivo, ya que no conseguí jugar al nivel que me gustaría y que debería y este año como dije anteriormente estuve con una lesión que me tuvo bastante tiempo fuera de los entrenamientos y partidos, pero ahora estoy muy contenta a nivel colectivo e individual.


¿Animas a deportistas jóvenes a seguir tu ejemplo?

Por supuesto. Desde mi experiencia animo a todas y todos aquellos deportistas que tengan la oportunidad de estudiar aquí con una beca deportiva, ya que la vida deportiva se acabará y es importante estar lo mejor preparada posible para tu vida futura, y aquí te facilitan poder formarte y sacar tu titulación universitaria realizando tu actividad deportiva al máximo nivel. Además, estar fuera de casa, conocer otro tipo de cultura, gente de diferentes países, etc., es muy enriquecedor desde el punto de personal y yo se lo aconsejo a todos los que quieran probar esta experiencia.

Lia usf south florida bulls futbol femenino deportivo abanca equipo ideal


¿Cómo es tu día a día en Estados Unidos?

Vivo dentro del campus universitario, un poco alejada del centro de Tampa. En mi día a día normalmente entrenamos por la mañana todos los días y luego tengo clases, tutorías y horas de estudio normalmente por las tardes. Esta temporada está siendo un poco diferente por el COVID ya que solo jugamos los fines de semana, pero en una temporada normal solemos jugar jueves y domingo y a veces estamos fuera de Tampa varios días.


¿Y qué sueles hacer cuando tienes tiempo libre?

Normalmente ir a la playa o a la piscina, ya que aquí el tiempo me lo permite en cualquier estación del año. También me gusta pasear, a veces también voy a jugar al golf o a conocer sitios que todavía no conocía, etc. El tiempo que tenemos en Tampa nos permite realizar muchas actividades de exterior.


¿Estás estudiando International Bussiness? ¿Cuánto te queda para acabar? 

Estoy estudiando un ‘major’ en Business Management y una especialización al mismo tiempo en International Business. Ahora en mayo acabaría mi segundo año de carrera y en principio de me quedarían otro dos, es decir, cuatro años en total.

Iba sin ninguna idea de inglés y al llegar aquí me encontraba un poco perdida

¿Cuáles fueron o siguen siendo las principales dificultades que te encontraste en EEUU?

La principal dificultad sin duda fue el idioma. Iba sin ninguna idea de inglés y al llegar aquí me encontraba un poco perdida en todos los aspectos. Todo era nuevo para mí y aún encima sin dominar el idioma, se me hizo un poco complicado al principio la adaptación. 


¿Y cuáles fueron las ventajas o aspectos positivos que te han llevado a continuar con la experiencia?

Como dije antes, la posibilidad de compaginar estudio y deporte de nivel es el aspecto más positivo de estar aquí y la oportunidad de aprender el inglés, algo que en España es bastante complicado. Además tengo la suerte de tener una beca deportiva completa que me incluye todo, lo cual no le supone ningún tipo de gasto a mis padres que yo esté aquí. Lo valoro todo de forma positiva.


¿Qué diferencias a nivel de juego ves entre el fútbol de aquí en España y el de Estados Unidos?

Para mí, la principal diferencia es que aquí el juego es mucho más físico que en España. El juego es mucho más directo y no se mastican tanto las jugadas como en España, en pocos toques se intenta llegar a portería. Se corre mucho y hay mucho más contacto que en el futbol español. En este sentido nuestro equipo es un poco diferente ya que sí que intentamos tener la posesión de la pelota y jugar de modo menos directo, con un número mayor de pases de lo que acostumbran el resto de equipos.


Lia usf south florida bulls futbol femenino deportivo abanca 3


¿Y cuáles son las principales diferencias que viste en lo que engloba al fútbol y al deporte?

En referencia a esto, una de las mayores diferencias que veo es que en España es muy difícil compaginar la práctica del futbol a alto nivel, sea profesional o no, con otras actividades, sobre todo las académicas, pero no únicamente. Aquí en Estados Unidos, los calendarios académicos por ejemplo se establecen teniendo en cuenta los horarios de clases. A nivel de la competición, el modelo de organización que aquí tienen permite que como las jugadoras solo pueden permanecer cuatro años, todos los equipos puedan ir optando a ganar sus competiciones en función de las incorporaciones que hagan cada año y eso iguala mucho la competición. También la repercusión que tiene el deporte universitario en Estados Unidos es algo muy llamativo en relación a España. Aquí el equipo de la ciudad es el equipo universitario, sea del deporte que sea, incluso en las ciudades que tienen deporte profesional (NBA, NFL…). Por ejemplo, la final del campeonato Nacional del 2019 tuvo 9.500 espectadores en directo y más de 3 millones a través de la televisión.


¿Es realmente tan grande como parece la diferencia entre la importancia y repercusión que tiene el fútbol femenino en Estados Unidos y en España?

Sí, por todo lo que te comenté antes la repercusión que tiene el fútbol en Estados Unidos, sobre todo a nivel femenino, es muy superior a la que tiene en España. En concreto, muchas de las jugadoras de la selección nacional como Megan Rapinoe o Alex Morgan, campeonas del mundo, tienen una repercusión mediática que va más allá de lo estrictamente deportivo. Creo que en este sentido en España aún estamos un poco lejos de Estados Unidos.


¿Intentas seguir los partidos del Depor? 

Sí, siempre que puedo intento verlos, pero en muchas ocasiones por el cambio horario no me coinciden bien. Cuando no puedo, intento verlos repetidos o le pregunto a alguna compañera con la que sigo teniendo contacto o mismo a mi padre que suele ir a verlas siempre y cuando puede.

Siento mucha preocupación por el Deportivo

¿Qué sientes cuando ves que el Depor pasan las jornadas y sigue de colista?

(Resoplido) Pues mucha preocupación. Tengo muchas amigas en el Depor y deseo que salgan cuanto antes de esa situación. Creo que han tenido mala suerte en muchos partidos donde merecían más, como en el del Valencia en Abegondo. Las lesiones también creo que les están perjudicando bastante.


¿Crees que todavía tiene margen para escapar del descenso?

Espero que lo consigan, aunque está claro que cada vez está más difícil. Confío en el equipo y mientras queden posibilidades matemáticas, sé que van a pelear para lograrlo.


¿Cuáles crees que son los motivos por los que el Depor está ahí abajo?

Creo que el inicio de campaña con las ocho derrotas seguidas ha lastrado toda la temporada. Solo con dos victorias en esas jornadas ahora estaríamos hablando de otra situación. También el hecho de tener una plantilla corta y con numerosas lesiones ha influido.


¿Y a qué crees que se debe agarrar el Depor para conseguir la permanencia?

Al grupo que forman. A la unión que tienen en el vestuario y que se traslada al campo. El espíritu de lucha de todas ellas es la mejor baza que pueden tener.

El Depor es el equipo que llevo en el corazón y del que seré seguidora toda mi vida

¿Qué sensación tienes de tu segunda etapa en el Depor?

Un poco agridulce en todos los sentidos. Colectivamente no fue una experiencia muy positiva ya que el equipo estaba en los puestos de abajo y no conseguíamos salir de esa situación. Individualmente me hubiera gustado haber aportado mucho más, sobre todo en ese tramo de ocho derrotas y creo que únicamente en el último tramo de mi estancia pude ayudar al equipo como me gustaría.


¿Qué supuso para ti debutar en Primera Iberdrola con el equipo del que eres aficionada desde pequeña?

Sacarme una espinita que tenía clavada después de haber conseguido el ascenso y un paso muy importante en mi carrera deportiva. Le doy una gran importancia a que esto fuera en el Deportivo, ya que como bien dices es el equipo que llevo en el corazón y del que seré seguidora toda mi vida.


¿Crees que podrías haber jugado un poco más?

Por supuesto me hubiese gustado contar con más minutos, una jugadora siempre quiere jugar y yo desde luego también, pero las decisiones son del cuerpo técnico y hay que respetarlas.


¿Saber que te ibas a ir en enero quizá impidió que Manu Sánchez te concediera más minutos?

No lo sé, es algo que deberías preguntarle a Manu, pero sí que he pensado en muchas ocasiones que podría ser uno de los motivos.


¿Estás satisfecha con tu rendimiento en los partidos que jugaste?

A pesar de los pocos minutos que tuve, creo que en todos ellos intenté dar lo máximo de mí misma. Unas veces te salen mejor las cosas y otras algo peor, pero en global sí que estoy satisfecha con mi rendimiento en mi etapa en el Depor.

Es un recuerdo que tendré para toda mi vida

Te despediste del Depor jugando en casa, contra el Barcelona, como capitana y dando una asistencia después romper a una excelente central como Mapi León. Salvo por el resultado, ¿fue la despedida soñada?

La despedida soñada sería con un victoria, pero desde luego es un recuerdo que tendré para toda mi vida y tengo que agradecerle a Manu el que me diera la oportunidad de ser capitana en ese partido. Fue un buen gesto por su parte y que me hizo especial ilusión. La pena que me queda es que no hubiera podido ser con público en Abegondo para poder desperdirme y agradecer a la afición todo el cariño que me dieron estos años en el Depor.


¿Qué sentiste cuando supiste que ibas a ser la capitana en esos minutos previos al pitido inicial?

No me lo esperaba para nada. De repente veo que me está poniendo el brazalete y le pregunto que si es para mí, que sino se ha confundido (risas). Me acuerdo en el túnel de vestuarios preguntándole a mis compañeras que qué era lo que tenía que hacer cuando saliésemos al campo, la verdad que estaba bastante nerviosa. Lo recuerdo con mucho cariño e ilusión. 



¿La puerta sigue abierta para un posible regreso en el futuro?

No me gusta cerrar puertas. Nunca se sabe en un futuro y nunca se puede decir que no a nada. Y desde luego mucho menos al Deportivo.

 

¿Hacia dónde te gustaría que se encaminase tu carrera en el fútbol?

Qué complicado. Me gustaría poder jugar al máximo nivel en una liga competitiva, sea aquí en Estados Unidos o en una liga europea, al menos unos años después de acabar mis estudios.


¿Qué estarías dispuesta a hacer si la USF gana la NCAA y el Depor se salva? 

Ahora mismo no sabría decirte algo específico, pero 100% seguro que celebrarlo a lo grande tanto aquí por ganar la NCAA y en España por la salvación del Depor.


Por último, ¿qué es lo que más te gusta de Estados Unidos y lo que menos? 

Creo que lo que más me gusta es la vida que llevo en mi día a día, ya que a la vez que estudio juego al fútbol, y también tengo mucho tiempo libre para hacer lo que me apetezca. Lo que menos, así sin pensarlo, diría que la comida. Como en casa y más en Galicia no se come en ningún sitio.

Lía: "No me gusta cerrar puertas y desde luego mucho menos al Deportivo"