Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

La Xunta permite meter a 5.000 espectadores en Riazor

El aforo permitido en los últimos encuentros ha sido de 500 espectadores | quintana
|

El Deportivo podrá meter a 5.000 aficionados en el estadio Abanca-Riazor el domingo para el partido contra el UP Langreo, en el que el conjunto blanquiazul necesita la victoria para mantenerse en una de las dos primeras plazas.


El lunes, el Racing de Ferrol confirmó que el límite de aforo de A Malata para la próxima jornada se elevaba a 1.000 espectadores por la normativa vigente por parte de la Xunta de Galicia ante la pandemia de la Covid-19.


El conjunto coruñés, siguiendo el mismo camino, solicitó poder meter a 5.000 personas contra el Langreo, según explicó ayer el presidente del club blanquiazul, Antonio Couceiro, en una rueda de prensa telemática a la conclusión de la Asamblea de socios.


“Tras la decisión del Comité Clínico de la Xunta, vimos que se había abierto la puerta a eventos singulares que pudieran rebasar limites de participación. Teniendo en cuenta que 1000 son el 3% de aforo y equipos gallegos superan el 15% de aforo, entendíamos que se estaba cometiendo agravio con el Deportivo. 


Presentamos documentación para que la dirección de Sanidad estudiara nuestra petición y nos pudieran dar respuesta rápida”, manifestó Couceiro tras la asamblea de accionistas.


La Xunta permitirá ampliar los aforos de algunos recintos deportivos en las localidades donde el nivel de incidencia del Covid-19 es medio-bajo (situación en la que se encuentra actualmente A Coruña).


De esta forma, en espacios interiores se podrá cubrir hasta un 30% del aforo y un máximo de 1.500 espectadores, mientras que en los espectáculos en el exterior podrá llenarse el 15% del aforo, con un máximo de 5.000 personas, como es el caso de Riazor.


Desde que comenzó la pandemia, el aforo máximo que se ha permitido en el estadio ha sido de 3.000 personas en la primera jornada, contra el Salamanca UDS.


Luego, ha habido partidos sin público, otros en los que tan solo se permitía la entrada a 150 personas y en los últimos, se ha elevado el límite a 500 aficionados.

La Xunta permite meter a 5.000 espectadores en Riazor