Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Segundo objetivo cumplido

Foto: Palmer Palma
|

El Basquet Coruña selló su pasaporte matemático para los playoffs con una victoria en Mallorca donde mostró dos caras: una muy buena –sobre todo atrás– en la primera mitad y otr bastante mala –fundamentalmente en ataque– tras el descanso.


Los locales arrancaron enchufados, gracias a Figueras, autor del 5-0 inicial, tras errar la ‘marea naranja’ tres tiros en su primera posesión. Un triple de Monaghan en transición despertó a los visitantes, que en tres minutos y medio anotaron tres veces desde el arco (9-16), una menos que en todo el partido contra el Granada.


Asfixia al ‘pichichi’

Un tiempo muerto de Alex Pérez, con 9-18, reactivó al cuadro insular, que subió la defensa, posicional e intensivamente. El resultado fue un parcial de 6-0. Sendos triples del máximo anotador de la competición, Harrell –liberado de la asfixia inicial a la que le sometió Belemene–, y Peña cerraron el periodo con 18-22.


Un parcial de 0-7 en el inicio del segundo acto devolvió al BC su máxima ventaja (20-29) y obligó al técnico local a parar de nuevo el partido. Y otra vez dio frutos, aunque otra vez exiguos. El 4-0 de vuelta apenas inquietó a los visitantes, que con Belemene de nuevo en pista elevaron su defensa a la categoría de Gran Muralla China. Una muestra fue un taponazo del cogoleño a Kullamae, que acabó en técnica al estonio.

Para entonces, el BC había devuelto el parcial, que creció hasta el 0-9 mientras el Palma y sus 200 aficionados la tomaban, sin motivo justificado, con un trío arbitral que no picó con las exageraciones en los contactos de algunos jugadores del conjunto insular. Y con 9 puntos de renta llegó al descanso el Coruña, que dejó en solo 26 a un rival que si en algo brilla es en ataque.


El tercer cuarto empezó con empanada visitante y acabó resultando una castaña. Metáforas gastronómicas aparte, fuero diez minutos fríos, feos, lentos. El exnaranja Raffington animó levemente al Palma anotando los cuatro primeros tantos.


La defensa visitante tapó los malos porcentajes de tiro y las pérdidas de balón, faceta esta que se convirtió en coprotagonista en los minutos posteriores, un intercambio de canastas y errores. Sergio García intento reactivar a los suyos parando el partido tras un triple de Kullame no especialmente alarmante (39-47), sobre todo por la sensación –y algo más– de que la diferencia real era más amplia que el margen de entre 8 y 11 puntos que mantuvo el BC.


Pequeño susto

Con la misma renta que el Coruña tenía al descanso arrancó el acto definitivo (45-56). Y con la misma frialdad en la pista. Vega y Matulionis, con su cuarto triple en cinco intentos, dieron al BC una nueva máxima (47-61). Pero sus siguientes minutos fueron horribles y el Palma los aprovechó para bajar de la decena (55-63). Tiempo muerto al canto. A la salida, Belemene hizo el reverso de Osva: enchufó su primer triple tras cinco lanzados.


Ni por esas volvió el BC por sus fueros. Malos tiros, pérdidas y siete puntos de Kullamae acercaron a los locales a cuatro (65-69) con 104 segundos en el reloj. Harrell, más negado incluso que en Riazor (3 de 20 en tiros de campo ayer), falló solo desde el arco para el 68-69. No perdonó Jakstas: dos libres anotados, tapón a Raffington, recuperación y mate para certificar que el segundo objetivo del curso está cumplido.


65 - Palma (18+8+19+20): Diego Rivas (2), Figueras (10), Jawara (8), Harrell (7), Jacobo Díaz (10) –cinco inicial– Suskavcevic (-), Alejandro Rivas (-), Raffington (6), McDonell (4), Kullamae (18).


75 - Basquet Coruña (22+15+19+19): Vega (6), McGhee (8), Matulionis (17), Monaghan (9), Belemene (5) –cinco inicial– Peña (9), Bjornsson (2), Badmus (-), Maiza (2), Jakstas (13), Nwogbo (4).


Incidencias: Partido de la 15ª jornada de Oro-Clasificación, disputado en el polideportivo Son Moix ante 200 espectadores.


Árbitros: Muñoz, Baena, Garvín.

Segundo objetivo cumplido