Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Keko descubre las dudas sobre su futuro

Keko tiene contrato firmado hasta 2024, pero su continuidad no es segura
|

El Deportivo otea ya la meta. Hay posibilidades matemáticas de cerrar este fin de semana el objetivo secundario de estar en Primera Federación, la nueva categoría de bronce, y ese paso definitivo también abrirá otras puertas, en este caso individuales, la de los jugadores con más caché de la plantilla que tienen contrato en vigor los próximos cursos pero que podrían salir para buscar un nivel superior en el escalafón del fútbol español. Uno de ellos es Keko Gontán. Está atado hasta 2024, pero su continuidad está en el aire. Públicamente, asegura que aún no se ha parado a "reflexionar" y, además, considera que a día de hoy, por esa incertidumbre de dónde estará el equipo el próximo ejercicio, tampoco hay un "proyecto claro" dentro de la entidad blanquiazul.


Quedan un par de pasos por dar. El primero, el domingo en el capo del Marino de Luanco. "Lo afrontamos con muchísimas ganas. El vestuario quiere conseguir el objetivo de la segunda parte de la competición, aunque no va a ser todavía matemáticamente", indica el madrileño. Lo cierto es que sí hay opciones matemáticas, pero dependen de lo resultados que se den en otros encuentros.


La victoria ante el Numancia el pasado fin de semana ha aportado al grupo confianza y calma. "Lo que nos dio es tranquilidad para poder seguir trabajando en el día a día en la línea que llevaba el equipo sin obligación de estar apretado por el resultado, aunque no hemos conseguido el objetivo", matiza.


Frente a los sorianos por fin el laboratorio dio sus frutos. Saque de córner en corto de Héctor para Keko, pase a la frontal del área, balón picado por lara y remate de cabeza de Borges al fondo de la red. El madrileño bromea con la estrategia: "Fueron 21 jornadas sin marcar porque estaba sacando yo el balón parado. Si no, habríamos tardado bastante menos". 


Ya más en serio, admite que "genera un poquito de agobio y ansiedad" el hecho de que el Deportivo no estuviera anotando en ese tipo de acciones, si bien, al mismo tiempo, estaban "tranquilos" en la plantilla "porque la mayoría de los partidos rematábamos y era cuestión de tiempo que entrase".


"Ante el Marino de Luanco, en Vigo, frente al Zamora o contra el Racing rematamos y ocasiones hubo. Era cuestión de tiempo. Cuando se tarda tanto en algo que trabajas semana a semana sí genera un poco de ansiedad", razona.


Generaba un poquito de agobio y ansiedad que el equipo no hubiera marcado en acciones a balón parado hasta el partido con el Numancia


En Miramar, el Deportivo tendrá que adaptarse de nuevo a un terreno de juego singular. "Si te digo la verdad, no tengo ni idea de las circunstancias del campo, un estilo del de Coruxo, más pequeñito, con césped irregular... No sabemos muy bien qué nos vamos a encontrar. Hace dos semanas estaba durísimo y ahora parece que blando. En todo caso, es un partido de fútbol y confiamos en que el grupo, en uno de los campos difíciles, por fin pueda sacar uno de esos resultados que hasta ahora no se han podido dar", señala.


Por el campo y la motivación que supone para los rivales enfrentarse al Deportivo, Keko augura "un partido difícil".


"Ellos no van a estar de vacaciones aunque ahora mismo no tengan opción. Va a jugar el Deportivo y es una ilusión para ellos, más en esta categoría. El campo no va a estar en las mejores condiciones, en Riazor nos hicieron un partido difícil, estaban bien colocaditos, y nos esperamos el mismo tipo de partido en un campo con más dificultad. Hay que estar atentos a los pequeños detalles", sostuvo.


El Deportivo se quedó fuera de la batalla por estar en Segunda División y eso dejó "un regusto no un poco amargo, sino muy amargo", en el vestuario.


"El objetivo de los que nos metimos en este proyecto hace unos meses era ascender a Segunda División y no lo conseguimos. Ahora, hay otro objetivo y vamos a luchar por él", arguyó.


Respecto a su continuidad (tiene contrato hasta 2024), dijo que "a día de hoy" no ha podido "reflexionar sobre eso".


"No hemos conseguido el objetivo, tengo tres años de contrato, me siento muy a gusto, como en casa, pero a día de hoy no creo que ni siquiera el club tenga claro el proyecto el año que viene, no sabe la categoría en la que va a estar y aún no nos hemos sentado a la cara para decirnos las cosas que quiere cada uno", expone.


Da un poco de lástima o de rabia que la estabilidad del Deportivo haya llegado tarde 


A Keko le produce "rabia" que el Deportivo se haya encontrado a sí mismo tarde esta temporada especial. "Da rabia ver que tiene cierta estabilidad, equilibrio, un sentido en el juego y que por cómo está el formato, que no nos vamos a excusar, o por que esto ha llegado tarde, no podamos conseguir el objetivo. Da un poco de lástima o rabia que esto haya llegado un poquito tarde", sostiene.


Keko descubre las dudas sobre su futuro