Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Resistencia herculina

El Deportivo persigue una de las dos plazas que dan acceso a la Primera Federación | quintana
|

El Deportivo se ha visto abocado a un nuevo encuentro de urgencias por demérito propio y por los méritos de sus perseguidores. El Racing de Ferrol, con su victoria ante el Marino de Luanco, le ha metido más presión al equipo de Rubén de la Barrera en la cita con el Numancia. Un partido que podría tener en juego un billete a Segunda División y que, sin embargo, solo, entre comillas, permite pelear por estar en la categoría de bronce la próxima campaña, que a estas alturas es el único objetivo y tampoco va a ser un camino de rosas.


La espina de Langreo, donde el Deportivo rompió una serie de cuatro victorias, pinchó la burbuja en la que estaba el equipo y le ha devuelto a la realidad. Nada está hecho y hoy tiene por delante una cita clave. Una nueva derrota le dejaría tocado y fuera de las posiciones que dan la plaza para la Primera Federación; el empate le serviría para estar igualado con el Racing de Ferrol y conservar un punto de renta sobre el Numancia y la victoria le permitiría mantener la primera posición con dos puntos sobre los ferrolanos y alejar a cuatro a los sorianos. ¿Quién tiene más presión? En la balanza, asumir más o menos riesgos en el planteamiento de juego y en los futbolistas elegidos.


Rayco, al banquillo

Habrá cambios respecto al anterior once, el que no pudo con el Langreo ni con el césped artificial. En el Nuevo Ganzábal tuvo opciones de ganar (Villares y Miku dispusieron de ocasiones claras con 0-0), pero volvieron sin nada en la maleta, de nuevo con dudas.


Lo mejor

El conjunto coruñés se ha hecho fuerte en Riazor en los últimos encuentros disputados aunque no vaya sobrado. Se ha basado en la solidez defensiva

Los sorianos han enlazado por primera vez en toda la temporada tres victorias, racha con la que afrontan la cita de Riazor en un gran momento anímico


Uno de los capitanes, Eneko Bóveda, salió al paso de ellas para defender los conceptos que sacaron al equipo de una posición aun más delicada, en la que estaba antes de ganar al Pontevedra. Entonces tenía la amenaza de perder una categoría segura y jugarse otra. Ahora vuelve a estar al filo de la navaja. Quedarse fuera de las dos primeras posiciones le llevaría a la Segunda Federación. En la práctica, un descenso por mucho que algunos lo consideren la permanencia.


Lo peor

Las dificultades para generar fútbol ofensivo y materializar ocasiones. Ha sido la tónica general durante la temporada y en los duelos más recientes

Los sorianos todavía están dejando atrás el brote de coronavirus que tuvieron. Recuperan para la causa a Manzanara, uno de sus referentes


Todos los jugadores disponibles han entrado en los planes del técnico blanquiazul. Fuera de la lista solo Borja Galán y Derik Osede, Lara y Raí se perfilan como novedades por Rayco, desafortunado en su titularidad en Asturias. Y puede que haya alguna más para contrarrestar al mejor Numancia de la temporada, que ha encadenado por primera vez tres victorias.


Manzanara, de vuelta

Álex Huerta ha reconducido el rumbo de los sorianos, aunque sin tiempo, como el Deportivo, para buscar el ascenso.


El equipo numantino sale de la pandemia. Vuelven Manzanara, que apunta a titular, y Sillero.


En el fútbol profesional solo ha ganado una vez el Numancia en Riazor, en su primera visita, el año que el Deportivo conquistó LaLiga. Desde entonces, tres derrotas y cuatro empates, tres de ellos en los últimos encuentros, todos con muchos goles: 3-3 en las temporadas 2013-14 y 2019-20 y 2-2 en la 2018-19.


Los dos equipos apuestan por el sistema 4-2-3-1. La resistencia numantina, contra la blanquiazul, Una nueva final para los deportivistas en esa montaña rusa en la que llevan años instalados, de la que fue testigo el Numancia la temporada pasada, y que parece no tener fin. 

Resistencia herculina