Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El Langreo acaba con la imbatibilidad de Lucho

Lucho, en uno de los entrenamientos de la semana pasada en el Estadio Abanca-Riazor, con la máscara puesta para protegerse la nariz | quintana
|

Casi toda la segunda parte del encuentro con el Racing de Ferrol, los cuatro partidos siguientes y los primeros 78 minutos del domingo en Langreo. La imbatibilidad del guardameta del Deportivo Lucho García se quedó en 480 minutos, una de las mejores de la historia del club.


No pudo superar el registro de Carlos Abad, que se quedó este mismo curso en 543 minutos sin recibir goles. El tinerfeño completó cinco jornadas sin recibir goles, además de los minutos que estuvo sin encajar en el primer encuentro y el séptimo del campeonato.


La del isleño es la mejor marca del Deportivo desde los 571 minutos a los que llegó Paco Liaño en la temporada 1993-94, entonces en Primera División, entre el gol que le metió el Atlético (2-1) a los 59 minuto de la jornada 32, hasta el final de ese curso, y que se alargó en los dos primeros partidos del curso siguiente hasta los 714 minutos.


De esa misma temporada es el récord de imbatibilidad del Deportivo en una misma campaña: 681 minutos, con siete jornadas seguidas sin recibir goles (entre la 12 y la 18), hasta que el Valencia (1-3) le marcó en la decimonovena fecha del curso.


Sin empates

Con Lucho García, el Deportivo no conoce las tablas. Todos los partidos se saldaron con victoria o derrota de los blanquiazules.


Debutó, jugándose la nariz tras haber sufrido una lesión en un entrenamiento, ante el Guijuelo dejando la portería a cero.


El primer equipo que le marcó fue el Racing de Ferrol el pasado 20 de febrero. Los siguientes cuatro rivales no lograron superarle, hasta que el Langreo le marcó en el Nuevo Ganzábal.


Lleva dos goles en siete partidos, los mismos que Carlos Abad a esas alturas de competición.


El tinerfeño inició de manera brillante su etapa en el Deportivo. En sus siete primeros compromisos bajo el arco blanquiazul solo le batieron el Salamanca, al que los coruñeses superaron en Riazor en el partido que abrió el campeonato (2-1) y el Pontevedra (1-1) en Pasarón. En esos encuentros, los deportivistas no cedieron derrota alguna.


La primera llegó en la octava jornada ante el Celta B, el primer equipo que batió en dos ocasiones al conjunto que entonces entrenaba Fernando Vázquez.


El ex del Tenerife logró dejar la portería a cero ante el Compostela (0-0), el Unionistas de Salamanca (0-1), el Coruxo (1-0), el Guijuelo (0-0 y el Racing de Ferrol (1-0) en ese primer tramo del campeonato.



En los siguientes seis partidos en los que defendió la portería del Deportivo, Carlos Abad encajó siete goles, lo que le acabó costando el puesto.


En esa serie, además del Celta de Vigo (1-2), le batieron el Zamora (1-0) en la despedida de Fernando Vázquez, el Salamanca (0-0), el Compostela (02) y el Coruxo (2-0). En ese tramo del curso solo dejó la portería a cero ante el Salamanca (0-0) y el Unionistas de Salamanca (0-0), el primero en El Helmántico y el segundo, en Riazor.


Como mucho, el arquero nacido en Colomubia y criado en España puede llegar a once partidos esta temporada los siete que lleva y cuatro que quedan por disputar, mientras que Abed estuvo trece bajo palos.

El Langreo acaba con la imbatibilidad de Lucho