Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Muy natural en sintético

El RC Deportivo de La Coruña se ejercitó varias veces en la presente temporada en el campo de O Monte de San Tirso de Mabegondo, sobre hierba artificial | pedro puig
|

Los futbolistas profesionales rehúyen de los terrenos de juego artificiales; entre sus principales argumentos figuran que el bote del balón es completamente diferente, que incluso a ras de césped el esférico da pequeños saltos —que dificultan, lógicamente, el control— y que el apoyo del propio jugador resulta mucho más inestable y peligroso que en un campo de hierba natural.


Sin embargo, en una categoría como la Segunda B, el RC Deportivo se ha amoldado con bastante dignidad a un cambio de superficie tan drástico; o al menos los resultados positivos obtenidos en sintético avalan que sus hombres han sabido amoldarse a tapetes de estas características, como el que se toparán en el campo de Ganzábal (Langreo) el próximo domingo a partir de las 17.00 horas.


A lo largo de la presente temporada liguera el cuadro coruñés ha rendido dos visitas a estadios con césped no natural, cosechando una victoria y un empate, es decir, sumando cuatro puntos de seis.

El primer contacto en duelo oficial del presente ejercicio 20-21 tuvo lugar el pasado 1 de noviembre en el choque a domicilio frente a Unionistas en el estadio Reina Sofía.


A pesar de que el nuevo recinto salmantino gozaba de hierba sintética de nueva generación, los herculinos pasaron serios apuros para vencer por un marcador corto de 0-1.


Una diana en los compases iniciales de Héctor Hernández tras pase desde el saque de esquina de Keko Gontán fue lo más destacado de un encuentro sin apenas fútbol, en el que los blanquiazules fueron capaces de nadar y guardar la ropa, llevándose un botín de tres puntos en lo que era su primer triunfo como visitante del año.


Sin embargo, la victoria dejó un elevado peaje al Depor, que perdió varias semanas a Derik Osede por una lesión en el tendón de Aquiles que le obligó a pedir el cambio en el minuto 13 de contienda.


Además, solo unos días antes su compañero de demarcación en el eje de la zaga Borja Granero también acusó una dolencia de rodilla producto de un mal gesto en un entrenamiento previo en césped artificial en el campo de O Monte (San Tirso de Mabegondo), en donde el equipo intentaba aclimatarse a un piso de estas características.


Dos jornadas después del 0-1 en el Reina Sofía, los herculinos repitieron en sintético en el campo Luis Ramos de Guijuelo. No hubo tanta suerte para los deportivistas, que, en otro envite sin apenas ocasiones ni acercamientos a portería, al menos supieron rescatar un punto (0-0).


El próximo domingo 11 de abril la escuadra de Rubén de la Barrera pondrá todo de su parte para permanecer invictos en césped artificial.

Muy natural en sintético