Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Consejo de deportes

|

Siempre respaldé la mítica e irónica frase que recoge la filosofía sobre la participación ciudadana en múltiples cuestiones: “Si quieres que algo no funcione, crea una comisión”. Bajo estos parámetros me introduzco en el recién creado Consejo Municipal de Deportes de A Coruña, al que le deseo una fructífera y prolongada vida.


Dicho esto, mi experiencia vivida en otras ciudades es que sus inicios son muy prometedores, sobre todo populistas. Pero a medida que se recorre el camino comienzan a aparecer circunstancias paralelas, sobre todo protagonismos personales y políticos, haciendo que todo quede diluido. Esperemos que por bien del deporte coruñés, las previsiones se hagan realidad y todo resulte positivo. La actual concejala, Mónica Martínez, seguro que se apuntaría un buen tanto, no será un camino de rosas.


Cambio de tercio. Viendo el último partido del Deportivo, sentí antiguas sensaciones. Es obvio que se consiguieron los tres puntos y la jornada resultó fructífera para los intereses clasificatorios. Pero resulta altamente preocupante el perfil de imagen que se proyecta sobre el terreno de juego. Creía que el tema estaba superado, pero veo que no. Intuyo que cada partido que queda, será una lucha particular contra el propio signo, el del sufrimiento. Jugar a este estilo, ahora, se llama pragmatismo… pues no me gusta nada jugar a ser pragmático, lo tengo claro.


Volviendo al tema “Fuenlabrada”… la jueza del caso, le pega un nuevo enfoque y le traslada el “marrón” a sus homónimos madrileños. La magistrada entiende que la instrucción debe centrarse en las circunstancias que rodearon la decisión del equipo de viajar hasta A Coruña, tras haber dado positivo el médico, el fisioterapeuta y el analista de video. Seguro que el proceso marca los cauces legales pertinentes, no me cabe la menor duda. Pero la imagen que se proyecta, es la de quien toca el “dossier” y se le queman las manos. Entrar en los juzgados tiene estas cosas, el tiempo no suele ser causa propicia. Hay que mantener la “personalidad” y seguir adelante, la paciencia resulta un arte en estos casos.


Finalizo… Una triste historia gaditana con dos versiones. El presidente del Valencia, Anil Murthy, dijo: “Iremos hasta el final contra el racismo”, “el fútbol debe ser un ejemplo para la sociedad “, “no debemos ponernos de perfil con algo tan grave, dimos un paso atrás en la lucha”, “lo sucedido en el Ramón de Carranza fue un acto flagrante de racismo”.


Por su parte el central del Cádiz, Juan Cala, solicita la presunción de inocencia después de ver como se había tratado el asunto y que no se va a esconder defendiendo su inocencia: “O Diakhaby se lo ha inventado o lo ha entendido mal… El resto es un circo”.


Cada uno de nosotros, en conciencia, que valore la cuestión de la forma más inteligente.


Un último apunte. Vuelve a decepcionarme el presidente del Lugo. Ha perdido fuelle. Ya no es el que era. Una pena, “llegó a ser mi ídolo”.


Como siempre un placer.

Consejo de deportes