Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Cristian Toro: “No digo que sea intencionado, hay que analizarlo”

Toro, en una imagen de archivo durante una prueba | Marta Guitián/El Progreso de Lugo
|

El proceso selectivo de la selección española para elegir a los cuatro integrantes del K4-500 metros que competirá en los Tokio 2020 se congeló el jueves ante las ausencias de Cristian Toro y Carlos Garrote, con baja médica.


Garrote y Toro son dos de los seis palistas que se jugaban su plaza en una clasificación en formato contrarreloj. Los otros cuatro son el betanceiro Carlos Arévalo, el cangués Rodrigo Germade y los campeones olímpicos Saúl Craviotto y Marcus Cooper-Waltz.


La diferencia de tres segundos en la primera manga entre la embarcación de Craviotto-Cooper-Arévalo-Germade, subcampeones del mundo en 2019, y las combinaciones en las que estaban Toro y Garrote destaparon un escándalo con sospechas de amaño y que llevó al aplazamiento del selectivo.


“El tiempo me extraña muchísimo”, reconoció Toro, nacido en Venezuela pero criado en Viveiro. “Entendí la decisión de parar y revisar todo para saber en qué punto se producen esas diferencias. No digo que sea intencionado, pero es una evidencia y hay que analizar el porqué”, añadió en declaraciones para los micrófonos de la Radio Galega.


Toro explicó, además, el motivo de su baja: “Siendo honestos, ahora mismo no estoy para que midan mi rendimiento. Hablando con mi psicólogo, me dijo que ni se me ocurra subirme a una piragua. Llevamos tres días muy duros a nivel físico y mental”, se sinceró.


El vivariense lamentó la polémica surgida con sus compañeros de slección: “Saúl, Carlos y Rodri son compañeros con los que tengo recuerdos muy bonitos. Y el simple hecho de que haya estas dudas nos hace mucho daño en el trato personal. Con toda esta polémica parece que somos enemigos. Lo único que quiero es saber el porqué de estos tiempos y tratar de corregirlo”.


Respaldo

Pedro Pablo Barrios, presidente de la Real Federación Española de Piragüismo (RFEP), mostró su “apoyo incondicional” al seleccionador Miguel García y aseguró que trabaja para “resolver a la mayor brevedad” quiénes serán los palistas del K4-500 que acudirán a Tokio.


“Nuestro respaldo es total a todos y cada uno de nuestros deportistas, así como al equipo técnico”, señaló Barrios en un comunicado de la RFEP, que no ha anunciado una nueva fecha para el selectivo. 

Cristian Toro: “No digo que sea intencionado, hay que analizarlo”