Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Rayco Rodríguez: “Disfruto más dando una asistencia que metiendo un gol”

El jugador canario de 24 años golpea el balón durante el entrenamiento de ayer en Abegondo | patricia g. fragaEl jugador canario de 24 años golpea el balón durante el entrenamiento de ayer en Abegondo | patricia g. fraga
|

El pasado 31 de enero el canterano deportivista Rayco Rodríguez dio el salto de calidad definitivo en su carrera al pasar a formar parte de la plantilla del primer equipo herculino.


Todo un logro para un ‘canarión’ con alma de mediapunta de solo 24 años y que irradia felicidad en la ciudad de A Coruña haciendo lo que mejor se le da, disfrutando sobre un terreno de juego.


Con idéntico desparpajo al que muestra cada fin de semana en el ‘verde’, este apasionado del deporte rey desgrana sus experiencias en el vestuario de un club tan laureado como el Depor, en el que espera echar raíces, siguiendo la estela de su mentor, Juan Carlos Valerón.


¿Eres consciente de la frescura que le has aportado al Deportivo?

Bueno, al final el Deportivo me ha subido al primer equipo por eso, por mi forma de jugar y atreverme. A mí el técnico Rubén de la Barrera me pidió eso, que hiciera lo mismo que hacía en el Fabril y eso es lo que intento. Es verdad que la categoría es diferente, es superior, pero siempre intento hacerlo lo mejor posible para darle soluciones al equipo.


Valerón siempre me impactó como jugador; me hace muy feliz que se fijase en mí



¿Qué hacía un punta de tu talento en Tercera?

Tenía más opciones encima de la mesa, entre ellas algún ‘segunda B’ que otro pero decidí apostar por este club, aunque fuese en el Fabril. Me gustaba la opción de estar en este club por su historia, su afición, su trayectoria... Esperaba la oportunidad de poder escalar hasta el primer equipo y aquí estoy. Creo sinceramente que elegí la mejor opción para mi futuro. Escogí lo que me salió del alma y dio resultado.

Te habrán preguntado infinidad de veces por la senda que han dejado canarios como Manuel Pablo o Valerón en el RC Deportivo...


Al final te fijas en esa gente, de cuando tú naciste y que hicieron grandes cosas por este club, han ganado títulos y marcado una época de la entidad.


El 31 de enero viví una alegría increíble; lo primero que hice fue llamar a mi familia


¿Alguno de ellos era tu ídolo cuando eras niño?

Valerón siempre me impactó pero mucho más cuando regresó a Las Palmas siendo un veterano. Lo veía de nuevo en la isla y pude disfrutar de su juego mucho.


¿Qué sentías esta temporada cuando subías de la mano de Vázquez o de De la Barrera a ejercitarte con el primer equipo perteneciendo al filial?

Pues me lo tomaba como el sitio en donde quería estar en un futuro; es verdad que estaba con el filial pero siempre aspiraba a estar lo más arriba posible. Cuando entrenaba con el primer equipo estaba encantado, el ambiente del vestuario es increíble. El cuerpo técnico siempre fue muy cercano y eso provocó que me integrase muy rápido.


¿Cómo viviste el pasado 31 de enero, cuando pasaste a disponer de ficha con los profesionales?

Fue una alegría increíble, lo primero que hice fue llamar a la familia y comentárselo. Ellos estaban locos por venir a Riazor a ver un partido del Deportivo y esperemos que se terminen pronto las restricciones para que puedan hacerlo. Me gustaría poder tener a mi familia en el estadio.


Aunque ya no eres un niño, ¿qué veteranos te dan más consejos en el día a día?

Tengo muy buen trato con todos y hablo mucho con jugadores como Celso (Borges) o Granero; hablamos mucho de todo, también con Eneko (Bóveda), que es muy cercano. Intento coger lo mejor de cada uno. Eneko te habla muy claro, es un tipo muy transparente y te dice las cosas como son. Te da consejos muy válidos.


Claro que se puede ganar lo que queda; si lo hacemos ante el Celta B, ojo...


Disponiendo de arietes con calidad, talento y curtidos en la élite, ¿por qué el Deportivo solo ha marcado 9 goles en 16 jornadas?

Creo que las circunstancias de la temporada son peculiares; el año que viene si seguimos todos la cosa va a cambiar. Sabemos que los goles van a entrar. Los delanteros que tenemos son de gran calidad y el gol nos va a entrar seguro.


¿Ya has pensado en cómo celebrarás tu primera diana?

No, para nada; soy muy espontáneo y seguro que se me va a ocurrir algo.


¿Te insiste el míster en que tires más a puerta en vez de asistir al compañero?

Yo disfruto más dando una asistencia que metiendo un gol, me siento más orgulloso de ayudar al equipo de esa forma. Ante el Racing tuve una buena oportunidad y me decidí por dar el pase. No la terminé porque son momentos del partido y hay que tomar decisiones. El míster me pide que no haya ni un segundo de relajación y eso es lo que hago.


Contra el Pontevedra el equipo sumó tres puntos cruciales para seguir con vida pero acabó pidiendo la hora y con un Lucho García providencial...

Eso forma parte del fútbol, hay partidos en los que te toca sufrir, en este caso porque íbamos ganando 1-0. Contra el Guijuelo pudimos ampliar nuestra renta pero no fuimos capaces de marcar otro gol. Al final esto es así y mientras se gane tenemos que encarar el futuro con optimismo.


¿Pueden ganarse los dos encuentros que restan de la primera liguilla ante Celta B y Zamora?

Claro que sí; en nuestra cabeza está ganar los seis puntos posibles y si ganamos al Celta B nos ponemos a un punto y ojo con nosotros.


¿Supone un aliciente extra medirte al Celta B, aunque no hayas vividos muchos encuentros de rivalidad gallega contar los celestes?

Sí, es especial; es un derbi y hay que afrontarlo como un partido importante. Es un rival directo y son tres puntos. Hay que ganar como sea. Tenemos que ir a comérnoslos.


Esta temporada el filial vigués ha demostrado poder ganar 0-3 a cualquiera y poder perder por el mismo resultado...

Acaban de ganar en el campo del Compostela, son muy jóvenes y muy buenos. Tienen esa ambición de ir a por todas y querer demostrar su calidad para crecer.


Es especial, es un derbi y ante un rival directo; tenemos que ir a comérnoslos


Muchos de sus jugadores han tenido experiencia ya en el primer equipo...

Sí, bueno, pero eso siempre es relativo. La experiencia sirve para un partido, saber como se compite. Nosotros también tenemos esa experiencia; la que tiene Miku, por ejemplo, no la tiene ninguno de ellos.


¿Teméis que para ellos sea un aliciente extra alejar al Deportivo de sus opciones de ascenso?

Al final todo el mundo cuando juega contra el Deportivo sale a matarnos. Vienen de ganarnos en Riazor en la primera vuelta pero tenemos que impedir que repitan.


¿Será otro nuevo choque áspero, en un campo de dimensiones reducidas y público muy cercano?

Va a ser un partido de disputa, de intentar ganar las segundas jugadas, hacer nuestro fútbol e intentar ganar.


¿En qué meta piensa ahora mismo el vestuario, en el ascenso, la Segunda B Pro...?

Pensamos en el Celta B, de nada sirve hacer cábalas si no sumas de tres en tres.


¿Qué le ha sucedido al Fabril desde tu marcha y la de Diego Villares?

Tiene una plantilla increíble y mis compañeros lo van a sacar adelante para competir.


¿Te duele especialmente por Valerón?

Sí, tanto por él como por Manuel Pablo o los compañeros. Confío en que los compañeros saquen adelante la situación.


¿Que te haya recomendado el ‘Flaco’ es una presión extra?

Es un orgullo entrenar con él y que me dirija como entrenador, estoy muy feliz de que se haya fijado en mí. 


 Acaba en junio y desea renovar

"Para mí es una gozada llevar el escudo del Depor

Después de que el club haya renovado el pasado lunes a un canterano prometedor como Adri Castro, debería abordar la continuidad de un Rayco que finaliza vinculación contractual en junio y que está brillando en el escaparate de la división de bronce del fútbol estatal.


¿Estás dispuesto a renovar con el Deportivo?

Tengo hasta junio pero estoy encantado, estoy abierto a seguir aquí. No me encargo de los contactos para renovar sino de centrarme en el césped.


¿Tu prioridad es arraigar aquí?

Sí, nunca había vivido una afición así tan de cerca, con las ganas que te contagia la gente de ver triunfar al Deportivo y me siento muy a gusto con todo el mundo, la gente, los compañeros, las instalaciones de entrenamiento...


¿El único pero de tu situación actual son los apuros del Depor en la tabla clasificatoria?

En el mundo del fútbol a veces pasa esto, es parte de este deporte que las cosas se puedan torcer por momentos. Tienes una idea y a veces te sale por otro lado. Yo intento disfrutar lo máximo posible al tiempo que trato de ser siempre competitivo y lograr puntos para el equipo.


¿El escudo del Depor pesa?

Para mí es una gozada llevarlo; el otro día salí de suplente y mirar Riazor fue una pasada. Ganando y todo. Te dan ganas de comerte el césped cuando puedes jugar.

Rayco Rodríguez: “Disfruto más dando una asistencia que metiendo un gol”