Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Borja Galán: “Que yo pueda exigir otra situación para mí en el equipo, no tiene sentido”

Borja Galán, en el entrenamiento de ayer en la Ciudad Deportiva de Abegondo, con el foco puesto en la antepenúltima jornada de la primera fase ante el Pontevedra | rcd
|

En un Deportivo que pretende apostar por la cantera, Borja Galán es uno de los jugadores que ya han dado el paso. Aunque se formó en el Atlético de Madrid, pasó por el Fabril antes de dar el salto al primer equipo. Avala la propuesta del nuevo Consejo de Administración y también defiende la calidad de la plantilla por más que los resultados no se hayan dado. Hombre de equipo, da prioridad al colectivo y, a pesar de la situación, no renuncia a las opciones que hay de ascender.


Habéis tenido una semana de parón, para reflexionar, cargar pilas, seguir adaptándoos a lo que quiere el entrenador, ¿Para qué ha servido?

Esta semana sobre todo nos ha servido para limpiar un poco las cabezas, distraernos un poco, despejarnos al no tener competición el fin de semana pasado y ya desde el lunes que empezamos a entrenar estamos metidísimos en el partido tan importante que tenemos ante el Pontevedra, muchos días de trabajo que hemos tenido, una semana larga para trabajar muchos conceptos y esperemos que se vean reflejados el domingo en el campo que es lo que queremos.


Cuando uno se encuentra en la situación en la que estáis, con tres partidos por delante, ¿qué se os pasa por la cabeza, cómo lo afrontáis?

Es una situación muy compleja, pero que nosotros por suerte o por desgracia, lo único de lo que tenemos que preocuparnos ahora mismo es de ganar el partido con el Pontevedra. Ganando este encuentro seguro que las cosas se ven de otra manera. Ni mucho menos va a estar todo hecho, pero ganando sí que cambiaría mucho la forma de ver los dos siguientes encuentros.


Esta semana se presentó el nuevo dirigente y decía que sería casi un milagro ascender. ¿Esas palabras os quitan presión, duelen, cómo las valoras?

Nosotros, desde que finalizó el partido con el Racing de Ferrol, sabemos que está muy complicado porque solo quedan tres partidos por delante en esta fase, pero si tenemos alguna opción, y yo creo que todavía la tenemos, pasa por ganar el partido con el Pontevedra y luego ya veremos qué hacen los demás rivales, las opciones que podemos tener para los otros dos partidos, pero si no ganamos al Pontevedra matemáticamente sería imposible o casi imposible y eso es lo que no queremos. Deseamos estar ahí hasta el final. Este es el siguiente partido y es en el que nos centramos.


¿Qué argumentos tenéis en el vestuario para creer en vosotros mismos?

Sabemos que somos buenos jugadores. Evidentemente las cosas no nos han salido este año, los resultados están ahí, más en un sistema de competición tan corto, porque en 42 jornadas tendríamos tiempo de maniobra. Sabemos que el arranque no ha sido el deseado, pero que tenemos capacidad para demostrar mucho más de lo que se ha visto hasta el día de hoy. Quedan estos tres partidos de esta fase, otros seis de la siguiente, no sabemos si será para ascender a Segunda División o Segunda Pro, y tenemos que centrarnos en este primero.


Habéis jugado con todos los equipos del grupo, ¿si volvierais a octubre, te cambiarías por otra plantilla?

No. La realidad es que no. Hablar ahora después de quince partidos y habiendo visto los resultados, puedes valorar mejor a los otros equipos, pero cualquier persona del mundo del fútbol en octubre estaba muy contento con la confección de la plantilla para esta categoría. Sabemos que tenemos que hacer autocrítica porque somos los primeros que no hemos dado la talla y hay que asumirlo e intentar cambiar la situación en los partidos que quedan.


A nivel personal, ¿qué esperabas de la temporada y cómo la analizas hasta ahora?

Un poco como todos. Esperaba mucho más de mí mismo, del equipo y de todo el mundo. Soy crítico con mi rendimiento. Sé que he tenido partidos en que he estado más acertado, es un año complicado en todos los aspectos por la pandemia, el sistema de competición, las urgencias que tenemos... no pueden servir de excusa, pero son situaciones que están ahí.


Llevas un gol, tienes un papel de revulsivo, ¿esperabas más protagonismo o ahora eso es secundario?

Ahora mismo las situaciones individuales ni siquiera están en segundo plano, sino en el tercero o el cuarto. Al jugador le va a ir bien si al colectivo le va bien. Que yo pueda exigir o demandar otras situaciones no tiene ningún sentido. Yo, sinceramente, firmaría ser suplente de aquí al final y que el año que viene estemos en Segunda División. Evidentemente quiero jugar todos los minutos que pueda y marcar goles, ser importante y decisivo, pero ahora hay que dejarlo a un lado y pensar en el colectivo.


En los minutos que has tenido se ve que has dado todo, ¿te sirve para pensar que tienes la conciencia tranquila?

Bueno, al final lo de la conciencia tranquila va relacionado con haberlo dado todo en el campo, pero también con los resultados. Si me das a elegir entre no dejarlo todo en el campo y ganar o dejarlo todo y perder, me quedo con la primera opción, así que no es cuestión de tener la conciencia tranquila o no, sino de cada uno hacerlo de la mejor manera posible y seguro que si juntamos las actuaciones de todos estamos más cerca de los objetivos.


Ante el Guijuelo fuiste clave en los últimos instantes con un balón que sacas en defensa. Eso demuestra que estás activado, que igual otro no va a ese balón.

Yo creo que cualquier compañero en esa situación de poder sacar el gol lo hubiese hecho. Tuve la suerte de ser yo y que el partido acabó bien.


Parecía que con esa victoria iba a reconducirse el tema, pero en Ferrol, otra vez lo mismo. ¿Qué os pasó, por qué con el primer golpe el equipo decayó?

Creo que es un buen resumen. En la primera parte, sin estar excesivamente bien, tuvimos nuestras ocasiones. Creo que más que ellos. Pero estás en esta dinámica en que si no metes las que tienes, el rival a la primera te va a hacer daño y creo que toda esa situación nos golpeó muy de lleno con su gol y nos costó reaccionar, no creamos apenas ocasiones, un remate de Claudio (Beauvue) que recuerde. Nos costó sobreponernos a ese mazazo y es algo que debemos mejorar en los próximos partidos.


¿Cómo es tu vida después de los entrenamientos y partidos, cómo se lleva fuera del campo?

Está siendo un año muy complicado, como para todo el mundo. Llegas a casa y no tienes demasiado que hacer, prácticamente toda la hostelería cerrada, los sitios de ocio y es complicado abstraerse. Cuando estás en casa más piensas en el fútbol, más vueltas le das a la cabeza. Nosotros o somos ni más ni menos que nadie, también tenemos nuestras cosas que nos hacen sufrir y las que nos hacen disfrutar y deseando que pase la pandemia para tener una vida un poco más normal, más ociosa.


En la primera vuelta, Depor y Pontevedra luchaban por el ascenso y ahora, por no bajar...

Sí, el encuentro de ida, si mal no recuerdo, era para ver quién se ponía líder y ahora estamos peleando por eludir esa zona roja y engancharte a esos puestos de privilegio. Igual que nosotros, ellos también tienen su presión, es un equipo confeccionado para estar entre los tres primeros y no conozco su situación particular, pero también estarán exigidos por los resultados que han sacado desde entonces.


El presidente del Depor habló en su presentación de la cantera y anunció que habrá un porcentaje de jugadores que promocionen cada año del filial al primer equipo, ¿qué te parece?

Vengo del Fabril, he estado en la cantera y creo que es positivo tener esa base de jugadores de la casa. Si dan el nivel, por qué no les vas a tener en el primer equipo. Además, dotaría a este de un sentimiento de pertenencia, de vinculación a un club y una ciudad, que es necesario en todos los equipos tener. Creo que puede ser muy positivo. Hay ejemplos de otros equipos que en situaciones complicadas han tirado de la cantera y ha sido la base de ese resurgimiento, así que por qué no. A mí me hace mucha ilusión que chavales jóvenes, que se lo han currado, que han dado muchas vueltas, tienen una oportunidad en un equipo importante. Luego, va a depender de ellos coger esa oportunidad o no. Si después de un año o dos en el primer equipo, no das el nivel, por mucho que vengas de abajo no te van a mantener. Es importante que se den esas oportunidades y luego las aprovechen.


¿Crees que los dos últimos, Rayco y Villares, las están aprovechando?

Sí, siento que son una parte más del equipo, no se nota esa diferencia de que vengan del rival, y además en un año tan complicado, que puede tener mérito doble porque pasas de una situación de presión cero, aunque tengas objetivos, a presión máxima y no es fácil gestionarlas.


Está con muchísima fuerza; si no, se vería todo más oscuro


¿Cómo está el entrenador, Rubén de la Barrera, al que los resultados no le respaldan después de seis partidos en el equipo con solo una victoria y un gol a favor?

A Rubén le veo con muchísimas fuerzas. Si en esta situación tan complicada como la que estamos, el entrenador estuviese con los ánimos bajos o en una situación más pesimista, se vería todo mucho más oscuro. Su actitud es de confianza ciega en nosotros aun no dándole demasiados motivos y le veo con mucha fuerza, convencido. Recuerdo dos o tres charlas después de partidos en que nos levantó el ánimo en situaciones muy comprometidas y esta semana ha ido en la misma línea, enchufadísimo, metiendo a todo el mundo, porque sabe que de estas situaciones sale el equipo, no un jugador específico, sino todo el plantel.


Y al revés, ¿ponéis las manos en el fuego por él?

Por supuesto. Cuando ves que el entrenador se siente fuerte, con ganas, confiado en esas ideas, te transmite esa confianza a ti mismo. Lo importante de un entrenador es que confíe en el grupo y este, en él, y creo que, afortunadamente, eso sí lo tenemos.


Hablando de entrenadores, ¿con Cristóbal Parralo, al que tuviste en el filial, conversaste después del partido de A Matata, qué te dijo?

Son conversaciones míticas de fútbol después de un partido. Nos saludamos con cariño. Le agradezco muchísimo la importancia que ha tenido en mi carrera y le estará agradecido siempre. 

Borja Galán: “Que yo pueda exigir otra situación para mí en el equipo, no tiene sentido”