Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Ainoa Campo: “Con lo que hay podemos sacar esto adelante”

Ainoa Campo, futbolista del Deportivo Abanca, hizo su debut con el equipo blanquiazul en partido oficial ante el Athetic Club el 3 de octubre de 2020 | rcd
|

Llegó al Deportivo Abanca el pasado verano y a partir de la tercera jornada del campeonato 2020/21 no ha perdido su sitio en el once titular, como central o mediocentro, siempre que ha estado disponible. Se trata de Ainoa Campo Franco (17 de junio de 1996, Calahorra de Boedo; Palencia), internacional en todas las categorías inferiores de la selección española que ya es una de las piezas importantes en el equipo blanquiazul.


¿Todavía duele la derrota contra el Betis?

Las derrotas duelen pero hay que sacar lo positivo y lo negativo de ellas y dejarlas atrás para poder encarar los siguientes partidos, que son muy importantes.


¿Qué hizo bien el Betis y mal el Deportivo sobre todo en la primera parte?

Salieron muy intensas y debido a esa intensidad supieron aprovechar los espacios a la espalda de nuestra defensa. Marcaron muy pronto y fue un punto muy influyente en el partido. Luego vino el gol a balón parado. Tenemos que ser más contundentes en esas acciones porque no es lo mismo irse al descanso 0-1 que 0-2.


¿Se puede sacar algo positivo de una derrota tan dura?

Es una derrota que duele y sabemos la importancia que tenía el partido pero tenemos que seguir porque queda mucha liga por delante. El equipo salió en la segunda parte de otra manera y, aunque tuvimos la mala suerte de la jugada del penalti y expulsión, la cara que dimos fue diferente. Además, a pesar de jugar con diez jugadoras, que es mucho más complicado, dimos la cara.


Habéis sumado cuatro puntos en los tres partidos de la semana pasada. ¿Es suficiente el balance?

Creo que tendríamos que haber puntuado más aunque el partido ante el Betis no era una final, ni mucho menos. Ganar o perder el domingo no iba a decidir nada. Tenemos que seguir mirando hacia delante.


¿Os viene bien este fin de semana de descanso sin liga?

Sí. Esta semana ha sido dura tanto físicamente como mentalmente. Tres partidos en una semana suponen una carga elevada y ahora nos viene una semana de parón para recargar pilas y pensar en mejorar.


Manu Sánchez, Iris y Alba Merino han mencionado públicamente que el partido ante el Granadilla provocó un cambio en el entrenamiento del apartado físico. ¿Fue tan grande la diferencia física en el campo?

Justo en ese partido veníamos de las navidades y pese a que te mandan trabajo para hacer en casa, no es lo mismo que trabajar con el equipo, la intensidad no es la misma. Fue un punto de inflexión para darnos cuenta de que teníamos que apretar más y que no era suficiente con lo que estábamos haciendo.


¿Habéis notado el cambio?

Sí. Es un factor muy importante en un partido porque no vale solo con aguantar la primera parte. Los partidos duran incluso más de 90 y hay que darlo todo hasta el último momento.


¿Es una forma de protegerse teniendo una plantilla tan corta que no podrá rotar tanto?

Cuantas más jugadoras tengamos a mayor nivel físico, más beneficioso será para nosotras. Tenemos una plantilla corta, somos conscientes de ello y queremos estar lo mejor posible para afrontar lo que queda de liga.


¿Te sorprendió que no llegaran fichajes?

Es cierto que el equipo tiene una plantilla justa y nos hubieran venido bien. Pero estamos las que estamos y confiamos las unas en las otras y en el cuerpo técnico. Somos conscientes de que con lo que hay podemos sacar esto adelante


Habéis hecho muchos cambios en el juego y en otras facetas a lo largo de la temporada. ¿En qué momento de juego está ahora el Depor?

Nosotras seguimos trabajando para eliminar los errores que nos están penalizando. Nos habían metido muchos goles por errores en salida y sabemos que no tenemos que arriesgar en esa zona. Por otro lado, el entrenador incide en que tenemos que jugar porque tenemos calidad de sobra pero lo debemos hacer en zona de menor riesgo para que no nos hagan daño en contras.


La salvación está a seis puntos. ¿Genera ansiedad remar a contracorriente tanto tiempo?

Queda media temporada todavía. Esta la zona de abajo muy apretada y ya estamos viendo que ganas dos partidos y sales y pierdes dos y te metes. No hay equipos descolgados y queda mucho para poder salir.


¿Con qué rivales os vais a jugar la permanencia? ¿Ves a alguno que esté fuera y se pueda caer o al revés?

Del décimo para abajo los equipos están muy similares y hay mas factores que influyen que hay que tener en cuenta. Pueden cambiar mucho los puestos aún. Está muy apretada.


Pocas incorporaciones recientes del Depor Abanca se han asentado en el once titular y tú eres una de ellas. ¿Estás satisfecha en ese sentido con tu adaptación y tu rendimiento?

Lo que buscas cuando vienes a un equipo nuevo es adaptarte lo más pronto posible, ver cómo trabaja el equipo y ver en qué puedes ayudar. Desde el primer momento todos me han ayudado un montón y me han transmitido lo que es el Depor y yo he intentado dar lo mejor de mí.


¿Cuál de tus compañeras tira más del carro en el vestuario en los momentos difíciles?

Las capitanas tienen un papel importante en ese aspecto pero nos llevamos muy bien en el vestuario y cuando vemos a alguna jugadora más cabizbaja intentamos animarla. Hay muy buen ambiente.


¿Y quién es la que más descarga la tensión con bromas?

Alba es de esas jugadoras. Tiene mucha experiencia y parece que es más seria pero sabe cuando tiene que estar seria y cuando puede estar más de broma. Sabe gestionar eso muy bien y eso me gusta mucho de ella.


¿Cómo te encontraste con Stephannie Blanco como pareja en la defensa en el primer tramo de curso?

Al principio no nos conocíamos ni personalmente ni futbolísticamente y la pretemporada nos ayudó a conocernos un poco más para ver que cosas teníamos buenas la una y la otra. Ahora nos llevamos muy bien y cuando juego de central estoy a gusto con ella y estamos continuamente hablando, que es lo importante.


¿Y qué tal te encuentras ahora en el centro del campo junto a Alba y Gaby?

Como pivote defensivo a la hora de sacar el balón me ayuda mucho tener a dos jugadoras que tienen tanta calidad. Sé que puedo darles el balón y no lo van a perder. Que van a salir del duelo sin perder la posesión.


Ya llevas más de medio año en el Depor. ¿Qué te parece el club coruñés?

El Depor es un club que confía mucho en sus jugadoras. Pese a los resultados nos han estado apoyando durante toda la temporada. Han confiado en nosotras y no nos han metido esa presión que creo que no hubiera sido beneficiosa. Si nos hubiesen metido presión cuando llevábamos ocho derrotas seguidas, creo que el equipo se hubiese venido abajo y no hubiese podido reengancharse como lo hemos hecho.


¿Y qué sensaciones te ha dado la nueva directiva?

El contacto ha sido mínimo pero nos dijeron que estaban ahí para lo que quisiéramos y que sabían la importancia que tiene para Coruña y el Depor tener a un equipo en Primera. Eso nos ayuda mucho.


El Depor Abanca es colista pero la afición os muestra cariño y apoyo en cada mínima interacción. En eso hay diferencias con el equipo masculino. ¿Notáis ese cariño?

El Depor es un equipo diferente. He estado en varios equipos y en ninguno he notado tanto apoyo de la afición. El año pasado cuando vine a jugar aquí había muchísima gente apoyándolas y eso en el campo lo notas y es una motivación extra. El equipo está notando que no haya afición en el campo pero a pesar de eso la afición nos está apoyando en redes y lo agradecemos.


Las futbolistas de Primera habéis demandado cambios en el protocolos sanitarios. ¿Sientes que se están haciendo mal las cosas en este sentido?

Sinceramente pienso que el protocolo que hay actualmente no es del todo correcto. Es difícil que todo el mundo esté contento pero es que la competición ahora mismo está adulterada. No se juega en las mismas condiciones. Un equipo que ha jugado tres partidos en una semana se puede enfrentar a otro que ha descansado dos semanas. Todavía hay muchos partidos aplazados y los días que hay para poder jugarlos son contados. Van a ser unos meses muy apretados.


Me estoy aficionando demasiado a la comida de aquí


Ainoa destaca el Monte de San Pedro como uno de sus lugares preferidos de A Coruña y elogia la gastronomía gallega.


¿Has tenido tiempo para conocer la ciudad?

Cuando llegué en pretemporada visité más Coruña y alrededores y ahora estoy saliendo menos. Pero las cosas importantes y más bonitas ya las tengo vistas.


¿Algún lugar favorito?

Me gusta mucho el monte y el campo y por eso me parece muy bonito el Monte de San Pedro. Tiene lo que me gusta de naturaleza y las vistas son espectaculares. Es uno de mis sitios preferidos.


¿Y qué te parece la gastronomía gallega?

Cuando voy a comer fuera intento comer cosas diferentes o cosas típicas. Estoy probando mucho pescado y marisco. De momento no me está defraudando nada y me estoy aficionando demasiado a la comida de aquí. Me gusta prácticamente todo pero el pescado y el marisco está muy bueno. Soy de Castilla y León y somos más de carne, así que comer pescado recién pescado se nota la diferencia.


Encadené dos cuarentenas, no me lo podía creer


Apenas ha pasado un mes y medio de 2021 pero Ainoa ya ha experimentado cambios y situaciones atípicas en el nuevo año tanto dentro como fuera de los terrenos de juego. Dos ejemplos claros son el cambio de demarcación y un periodo de inactividad obligado.


¿Qué tal te estás encontrando como pivote tras un primer tramo de liga como central?

Bastante bien, estoy muy cómoda. Iris está jugando de central y está muy bien y eso me da seguridad para hacer lo que me pide el entrenador en la posición de mediocentro. Hemos cambiado los papeles, hacemos lo que nos pide el entrenador e intentamos hacer lo que necesita el equipo.


¿Qué te pide Manu como pivote única?

Muchos equipos juegan con dos delanteras y fundamentalmente me pide que ayude a centrales en la vigilancia defensiva. Y en salida de balón me pide que me mueva y dé opciones a las defensas para combinar después con la parte de arriba del equipo.


Has dicho en otras ocasiones que te gusta arriesgar con balón. ¿Cómo llevas el hecho de estar más desconectada del balón porque estáis jugando más directo?

Te tienes que acostumbrar y adaptar a lo que necesita el equipo. Soy más una jugadora de sacar el balón jugado pero si el equipo necesita arriesgar menos yo me adapto a lo que me pidan. Sin ningún problema. Estamos a un nivel que tenemos que estar preparadas para cambiar cualquier aspecto del juego incluso en medio de un partido.


En enero no pudiste jugar casi ningún partido. ¿Cómo pasaste ese tiempo?

Fuimos varias jugadoras contacto directo de un positivo, tuvimos que hacer cuarentena y justo después, cuando dimos todas negativo y pudimos volver a entrenar, me notificaron que era contacto directo de otro positivo. Encadené dos cuarentenas seguidas y estuve un mes encerrada. Fue justo al día siguiente de salir la primera vez, no me lo podía creer. Es mucho tiempo encerrada. Por suerte me he encontrado bien y por fin pude volver a entrenar y competir.


¿Te costó volver a coger el ritmo?

Coincidió en la vuelta de navidades. Jugué en Tenerife pero después me pasé todo enero en casa encerrada. La preparadora física estuvo muy pendiente de mí y yo me cuidé todo lo que pude. He vuelto mejor de lo que me esperaba para haber estado un mes fuera.


Fuiste titular ante el Santa Teresa sin apenas entrenamientos.

Antes del partido hablé con el entrenador- Eramos conscientes de la situación por la que había pasado pero si el equipo me necesita, yo voy a dar el máximo. Jugar tres partidos en una semana me ha ayudado mucho y creo que ahora estoy a un buen nivel.

Ainoa Campo: “Con lo que hay podemos sacar esto adelante”