Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El relevo

|

No se ha ido Fernando Vázquez por la puerta grande del Deportivo. Aquel que llegó como “el salvador” de la entidad y consiguió aquella racha increíble de triunfos, a la hora de la verdad no los supo hacer valer. Y, ahora, en la nueva situación se manejó mal y pareció muy sorprendido por una decisión “del club y de la propiedad”, como dijo él mismo, y que unos cuantos ya se barruntaban.

Independientemente de los problemas internos que haya tenido, esa marcha echando culpas a todos (sin decir a quiénes) y sin pizca de autocrítica ha sonado a tremenda pataleta por el disgusto que se ha llevado y que quizá él no esperara. En los últimos tiempos, Vázquez había tomado un protagonismo que no le correspondía y él no parecía incómodo con ese papel. 

Ocurrieron “cosas supergraves en el Deportivo”, dijo, sin dar una sola prueba ni un solo nombre. Lógicamente, las declaraciones no van a ser contestadas directamente por nadie de la Plaza de Pontevedra ni de la Rúa Nueva. 

Pero no es de recibo dejar sospechas en el aire que pueden emponzoñar futuras relaciones internas.

Al final, Fernando Vázquez sólo se sentía respaldado por la plantilla y el personal de Abegondo, pero “no por parte del club”. 

Eso sí, el presidente, “un amigo, aunque discrepe de decisiones que ha tomado”. Y opina que tendrá que analizar situaciones, como ha hecho él. Estas declaraciones han tenido eco, pero el justo hasta ahora, salvo que determinados medios de comunicación  se empeñen en repetirlas muchas veces más. 

Y, como ocurre siempre: a rey muerto, rey puesto. El relevo es Rubén de la Barrera, un joven entrenador cuya mayor prueba deportiva fue la dirección de la Cultural Leonesa y de la que salió más fuerte, según dicen, y con las mochilas llenas de experiencia, que le servirán para manejar la gran presión que se experimenta actualmente en la plantilla y en todos los estamentos del Deportivo. 

En caso de superar esta prueba habrá dado un paso importante como técnico. Pero eso ya se irá viendo poco a poco. 

Él, desde luego, ha entrado muy decidido y sin miedo, con llamativas declaraciones mediante las cuales quiere tomar enseguida las riendas del equipo. Pero ya en Zamora se ha topado con la realidad de la situación. Seguiremos los acontecimientos con la atención que siempre nos merece el Deportivo

El relevo