Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Álex Ortiz: “La actitud de principio a fin dice mucho de nosotros”

Álex Ortiz, entrenador del Polvorín, en el partido contra el Fabril en Abegondo | patricia g. fraga
|

Álex Ortiz, entrenador del filial del Lugo, analiza la derrota que su equipo sufrió el pasado sábado contra el Bergantiños en A Cheda. El Polvorín lo intentó hasta el final, modificó el sistema, cambió de laterales, de propuesta pero no fue capaz de sumar ante uno de los candidatos al ascenso en un partido que no defraudó y que se decidió por una gran y polémica jugada a balón parado que convirtió Carlos López.


1 Contento pero lamenta el resultado

El míster del Lugo B reconoce que se fue “decepcionado por el resultado porque a todos nos gusta ganar. Se nos escapan tres puntos en un partido en el que, por lo que se ha visto, lo más justo hubiera sido un empate. En el primer tiempo, el Bergantiños generó más situaciones de peligro que nosotros, pero creo que hubo una parte para cada equipo. Estoy descontento por el resultado, pero contento con la actitud de mis jugadores porque lo hemos intentado de muchísimas formas. No se dio la victoria, pero seguiremos trabajando para que se dé en el siguiente partido”.


2 Puesta en escena del Bergantiños

Sobre la puesta en escena del Bergan, Álex indica que “todos los equipos nos vamos analizando y nos vamos estudiando a medida que transcurre la temporada. Sabíamos que el Bergantiños tiene diferentes tipos de presión en función de lo que busca cada rival. Cabía la posibilidad de que nos vinieran a presionar alto de esa manera. Si somos capaces de superar la presión y tenemos espacios para correr, nos sentimos cómodos, pero nos costó unos cuantos minutos dar con la tecla en la salida. A partir de ahí, fue un partido de mucho ida y vuelta en el que no hubo posesiones muy largas por parte de ninguno de los dos equipos. Se decidió por detalles pero me voy contento por lo que ofreció nuestro equipo”.


 

El Polvorín pasó del 1-4-4-2 en rombo al 1-4-3-3 tras el descanso. “El Bergantiños estaba sacando muchos centros laterales y, a pesar de que nosotros somos ganadores en defensa de ese tipo de situaciones, el rival nos obligaba a tener que correr mucho de una banda a otra. Teníamos que salir con un jugador de dentro para tapar la incorporación del rival por fuera. Ya habíamos jugado en otras ocasiones con Chris y Mora más tirados a banda para ayudar, sobre todo, a los laterales y también para que, cuando nosotros recuperásemos, ellos pudieran correr buscando los espacios. En la segunda parte controlamos esos centros laterales del Bergan, pero llegó la falta y el 0-1. El Bergantiños dio un pasito atrás y nosotros buscamos tener mucho más protagonismo tanto por fuera como por dentro”, destaca el entrenador malagueño del filial del Lugo.


4 El único gol, en una acción a balón parado

El técnico malagueño no deja pasar por alto la acción polémica del partido: el gol del Bergan. “El reglamento estipula que, cuando se ponen más de tres jugadores en la barrera, no puede haber un rival pegado a ella. Mis futbolistas protestaron que hubo un bloqueo y nosotros también lo vimos desde el banquillo, por eso no lo entendíamos. El asistente nos dio la razón pero la árbitra no. Todos nos equivocamos y yo el primero.


Mis jugadores se equivocan y ellos también. Son personas y entra dentro de la lógica que pueda haber errores de ese tipo. Pero queda feo que un partido tan bonito y con tanta intensidad se decida por un detalle así, aunque sabíamos que si no era una falta sería un centro o un disparo desde la frontal. Se iba a decidir en un momento puntual. Hemos jugado ante un rival muy, muy fuerte. Para mí, probablemente el equipo más fuerte de la categoría y, a pesar de que no puedo estar contento por la derrota, creo que la actitud de los chicos de pelear y de querer ir a por el partido de principio a fin dice mucho de nosotros”, subraya Álex Ortiz.


5 Los jugadores del Lugo perdieron la calma

En la segunda mitad, las decisiones arbitrales de Elena Casal crisparon a los jóvenes futbolistas del Lugo. “Mis jugadores entendían que había disparidad de criterios por las decisiones arbitrales. Son jóvenes y ese saber estar para no salirse del partido en momentos puntuales se lo va a ir dando la experiencia. El tiempo apremiaba y teníamos que seguir atacando. Es un aprendizaje más para ellos. Seguro que, con el paso del tiempo, sabremos gestionar ese tipo de situaciones mucho mejor”, aclara el técnico que llegó al Lugo el pasado verano.


6 Quindimil de delantero como último recurso

En el tramo final del encuentro, Álex Ortiz adelantó la posición de Antón Quindimil de central a delantero sin que diese resultado para empatar. “Quedaban cinco o seis minutos cuando vimos que ellos solo dejaban un punta descolgado. Metimos a Martín dentro porque tiene esa punta de velocidad, había entrado desde el banquillo y podía estar un poco más fresco por si hacía falta correr a nuestra espalda. Quindi es un jugador que va bien por arriba y que es capaz de quedársela. Lo pusimos de delantero para que cazase alguna situación intentando buscar el empate”.


7 La importancia de Iago Novo en su equipo

Con marcador en contra y en medio del agobio de tener que buscar el empate, Iago Novo siguió jugando su partido. “Iago tiene una calidad tremenda, sabe interpretar el juego perfectamente y lo que igual no destaca mucho la gente es que a nivel defensivo hace una labor impresionante. Es de los futbolistas del equipo que más balones roba durante los partidos. Normalmente, a este tipo de jugadores de tanta calidad se les acusa de que en la faceta defensiva no son comprometidos, pero él es todo lo contrario, muy sacrificado. Tiene muchísimo talento y es un futbolista de una categoría superior”.


8 Carlos Torrado, un refuerzo de nivel

El otro futbolista destacado del Polvorín ante el Bergan fue Carlos Torrado. “Decidimos optar por él para buscar profundidad en el aspecto ofensivo. Salimos desde el minuto 1 a intentar ganar el partido. Considerábamos que podía ayudarnos en ataque por una banda teniendo a Asier por la otra. Lleva muy poquito con nosotros y se está ganando un puesto dentro del equipo porque es muy trabajador”.


9 ¿Puede afectar la derrota ante el Bergan?

¿Deja tocados a los jugadores del Polvorín la derrota contra el Bergantiños? “No lo creo. Más que nada porque nosotros no tenemos la presión o la preocupación de nada. Nuestra obligación es intentar que los chicos lo hagan lo mejor posible y que, si el primer equipo necesita algún día de ellos, que puedan aportar. A todos nos gusta ganar y, si podemos vernos arriba a final de temporada, no vamos a decir que no. Vamos paso a paso. Ahora tenemos un partido muy complicado en Fisterra con cambio de entrenador. Habrá que intentar analizar su último partido lo máximo posible para ver con qué idea parten. Bergantiños y Somozas tienen enfrentamientos entre ellos, el Villalbés está solo a tres puntos… Hay mucha igualdad todavía y puede que nos llevemos sorpresas de aquí a final de temporada”. 

Álex Ortiz: “La actitud de principio a fin dice mucho de nosotros”