Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Cuando una victoria tiene mucho más valor que un par

El BC ya ha batido dos veces al Oviedo, ambas en Riazor: 74-67 en pretemporada (en la imagen) y 62-60 en la 9ª jornada; pero nunca ha ganado en Pumarín | patricia g. fraga
|

El Basquet Coruña todavía puede acabar en el primer lugar del Grupo A, aunque ese liderato final solamente tendría una consecuencia relevante: sumar un triunfo a los cinco que ya atesora contra los otro cuatro equipos ya clasificados para la segunda fase.


Para que se dé ese supuesto, los de Sergio García necesitan ganar los dos partidos que les restan y que el Breogán pierda los dos suyos.


El pleno naranja pasar por ganar en Oviedo, en la última jornada, lo que significaría un triunfo más que arrastrar a la segunda fase, adonde el BC llegaría con un excelente botín de seis de los ocho posibles.


El próximo compromiso, el día 28 en Riazor frente al Cáceres, un trámite antes de la sorprendente derrota del Breogán en Ourense, cobra ahora cierta importancia... siempre y cuando el cuadro herculino esté interesado en lograr el título honorífico de campeón del Grupo A. El equipo extremeño recibirá al lucense en la última fecha de esta fase inicial.


La primera posición final también pasa por la derrota del Breogán contra el único rival que le queda del top-5, el Palencia, al que recibirá en la penúltima fecha, dentro de dos semanas, ya que la LEB Oro para este fin de semana por las ‘ventanas’ FIBA de selecciones.


El bloque que entrena Diego Epifanio atesora seis victorias contra equipos del top-5 del Grupo A, con lo cual, en caso de perder los dos compromisos restantes y ganar el BC en Pumarín, los dos conjuntos gallegos avanzarían con media docena de éxitos, un excelente punto de partida de cara a la batalla por integrar la nómima de los los ocho –y hacerlo en el mejor puesto posible– que pelearán por el único billete de viaje a la ACB.


El Palencia, tercer clasificado, presenta un balance de 2-5, al que solo puede añadir un triunfo si gana en Lugo. Cuarto es el Real Valladolid tras imponerse ayer a un Oviedo que se queda con una marca de 2-5. El conjunto pucelano. al que ya no le restan duelos directos, avanzará con tres triunfos.


Mucho lío en el B

En el Grupo, que cuenta con 10 equipos, uno más que el A, y solamente el Castelló, que lidera con un balance de 12-3, y el el Alicante (11-5), están clasificados matemáticamente. Les siguen Palma (9-6), Lleida (8-7), Almansa (8-6), el Granada (8-5) y Girona (7-7). Todos cuentan con opciones de acabar en el top-5 de un grupo que, además de más jornadas, ha tenido más encuentros aplazados a causa de la Covid-19.


El Alicante lidera el ránking de triunfos en los duelos contra los otros seis primeros equipos de clasificación. El grupo que dirige Pedro Rivero atesora ocho (en 12 partidos) virtuales. El Castelló, por su parte, presenta un balance de (5-4). Hasta la fecha, la peor marca la tiene el Lleida (4-7). El Palma está al 50% (5-5) y el resto lucen números rojos: Almansa (4-5), Granada (4-5) y Girona (4-6).


Todos pueden seguir sumando, pero a los cinco primeros al final de las 18 jornadas también se les restará lo conquistado ante el sexto y el séptimo clasificados. Un galimatías que no tendrá solución hasta el 7 de marzo.

Cuando una victoria tiene mucho más valor que un par