Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

De un streaming a la FIFA

Josué Linares, que posa en la Plaza de María Pita, reside en la ciudad herculina a pesar de ser un trotamundos a sus 29 años | cabalar/efe
|

Estar en el lugar adecuado y en el momento oportuno. Cuando los astros, en este caso los futbolísticos, se alinean, surgen oportunidades como la que le ha brindado el destino a Josué Linares, exportero y preparador de guardametas, estudioso del fútbol y la vida, que ya se había labrado currículo en las escuelas del Barcelona y que liderará tres proyectos de la FIFA.


Su ingreso en la Federación Internacional fue producto de “una casualidad muy bonita”, según explica este talaverano afincado en A Coruña.


“Uno de los chicos a los que entrené es periodista, me hizo una entrevista en tiempo real (‘streaming’), había una embajadora de la FIFA viéndolo y, al acabar, ella misma habló conmigo para pasarle mi contacto a su superior. A la semana siguiente me llamaron, tuvimos una entrevista, les gustó mi perfil y me dijeron que iban a inspeccionar quién era”, relata.


Le confirmaron la selección el pasado jueves. Unos días después pudo hacerlo público este trotamundos de 29 años que se ha abierto camino sorteando las piedras que se encontró en su infancia. Se hizo a sí mismo. Sabe de dónde viene, no pierde la humildad, pero la conjuga con hambre y ganas de crecer. Asume nuevos retos.


“Vine a A Coruña con once años. Mi vida no ha sido fácil. Es parte de mi realidad. Vengo de una familia humilde, de situaciones muy complicadas con uno de los miembros familiares. Eso me hizo salir de Talavera”, comenta con el orgullo de haber salido adelante: “La gente que venimos de familias humildes, pobres, también tenemos nuestras oportunidades”.


“Nunca” ha tenido “padrino”, algo que en el fútbol, dice, “abre muchas puertas”. Él ha ido tocándolas para abrirlas. “Lo que he conseguido ha sido en base a echarle horas, a la constancia, a tener creatividad y a lograr que la gente crea en ti”, sostiene.


Así, junto a unos compañeros desarrolló la metodología que implementó con sus socios en la aplicación IQ Scouting, para detectar jóvenes valores partiendo del análisis del entorno del deportista trimestralmente, analizando y contemplando su evolución a través de las opiniones de los padres, los compañeros o los profesores. “Estudiamos a más de 12.000 deportistas de todo el mundo para analizar su talento y potenciarlo. Para mí, talento es la capacidad de adaptarte y superarte”, sintetiza Josué, que precisa que con “Messi no necesitas ningún estudio para detectar que es bueno”.Detectar talento con ese método es uno de los proyectos que le ha encargado FIFA, un desafío que ha llegado a su vida en paralelo al de su nueva mascota, un conejo que acaba de llegar a su domicilio de A Coruña.


“Aún no me creo lo de FIFA. No lo digo ni por falsa humildad ni nada. Lo asumo con responsabilidad”, admite Josué, que estará en Qatar 2022 y, de alguna manera, representará en esa cita a España con los proyectos que propuso a la Federación Internacional y que liderará.


La evaluación y prevención de enfermedades mentales es otro de ellos, algo en lo que ha incidido en su trabajo con la Federación de Finlandia. Allí “es preocupante el nivel de suicidio de adolescentes reprimidos por no alcanzar sus objetivos”, advierte.


La “presión” juega malas pasadas a los jóvenes, ya sea por la competitividad que tienen como por el ámbito familiar o por lo que supone estar en canteras de grandes clubes, ejemplifica.


“Cuando llegué a Finlandia, entre las deportistas no se hablaban y a mí tardaron en hablarme cuatro días. Les costaba muchísimo dejar ver sus emociones. Tienen una represión emocional que, a su vez, deriva en que sea uno de los países con más violencia de género”, asegura.


Enlazado con eso, el tercer proyecto que elaborará para FIFA tiene que ver con la búsqueda de la igualdad, 

tanto de género como de países desarrollados y subdesarrollados.


“Muchos clubes buscan que los niños tengan la posibilidad de recibir un entrenamiento de calidad. El Barça, por ejemplo, lo fomenta con becas. Pretendo hacerlo con niños y niñas que vengan de situaciones difíciles, de una guerra, que puedan encontrar una esperanza y liberar esas cargas que llevan”, traslada.


Algo así, salvando las diferencias, le pasó a él. Siendo aún juvenil, mientras jugaba como portero en el equipo coruñés Orzán, detectó que las guardametas del femenino estaban algo abandonadas, así que le pidió al coordinador del club, Manu Sánchez, hoy entrenador del Deportivo Abanca, que le dejara ayudarle para prepararlas.


Y así, paso a paso, hasta llegar a trabajar para el Barcelona, al que se incorporó para trasladar la metodología de los porteros a las escuelas del club. Eso le brindó la oportunidad de “compartir” con el primer equipo “dos pretemporadas”, una en Estados Unidos y otra en Japón, porque en paralelo se organizan entrenamientos de niños. “Siempre ensalzo la figura de Piqué, que es el que más criticas recibe y el único que sabía cómo te llamabas, una persona espectacular. Ter Stegen también es muy cercano”, confiesa José Linares, que está ‘clasificado’ para el Mundial de Qatar con opción a ampliar el contrato con FIFA.

De un streaming a la FIFA