Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El primer ‘balón tricolor’

En el partido de la primera vuelta, disputado en Riazor, los pupilos de Sergio García se impusieron por 66-64, con una canasta ‘in extremis’ de Zach Monaghan | quintana
|

El Basquet Coruña inicia hoy un particular concurso de tiro, con un carro de tres balones, de los cuales dos tienen valor doble: mantener la segunda plaza –sin perder todavía de vista la primera– y, lo realmente importante, victorias que llevarse a la segunda fase.


Con el billete ya asegurado, tras ganar la pasada semana al Ourense, para la ronda que decidirá los ochos equipos que lucharán por la única plaza de ascenso y ordenará los cruces de los playoffs, a la ‘marea naranja’ no le queda más aliciente que ganar los dos compromisos a domicilio, ambos en canchas que históricamente se le han dado cualquier cosa menos bien.


Dos de nueve

Aunque el pasado, en una liga como esta, con muchos cambios en las plantillas año tras año, se queda en mera anécdota, lo cierto es que el conjunto herculino solamente ha ganado dos de los nueve partidos que ha jugado la ciudad castellana, de donde en lo que va de curso han salido airosos tres equipos, el último, hace dos jornadas, el Oviedo, al que el BC visitará en la última jornada, después de recibir al Cáceres en un compromiso en apariencia de trámite.


Ganando hoy, los de Sergio García añadirían a su mochila para la segunda fase la quinta victoria en siete duelos contra los cinco equipos ya clasificados. Solo el Breogán, con 6-1 a falta de recibir la próxima jornada al Palencia, tiene mejor balance en este Grupo A.


El bloque de Arturo Álvarez, que viene de devolverle al Tizona la derrota que el equipo burgalés le infligió a domicilio en la primera vuelta, tiene como referentes al pívot Sasa Borovnjak (14.7 puntos y 5.4 rebotes), el alero Preston Purifoy (9.1 –42.6% en triples– y 3.1), el escolta Nico Richotti (12.6, 2.6 y 2.4 asistencias) y el base Dani Rodríguez (9.0, 1.7 y 3.1).


En sus filas hay dos jugadores con pasado naranja, lejano en el caso de Edu Gatell (medio curso en el filial) y cercano en el de Sean Smith (5.9 tantos y 6.5 capturas), hace unos meses a las órdenes de García.


Sobre el parquet estarán dos equipos con números muy parejos en defensa y ataque, pero muy distintos en uno de los apartados clave, el rebote, donde el BC lidera los ránkings de totales y de ofensivos, en tanto que el Palencia es el segundo peor en el aspecto global y el ‘farolillo rojo’ en el de capturas en el aro rival.


Así pues, se antoja fundamental para el BC rentabilizar al máximo los balones conquistados al otro lado de la pista. Una misión que puede verse perjudicada por la baja segura de Abdou Thiam y la duda hasta última hora de Gary McGhee, segundo máximo reboteador de la liga.


Amenaza lejana

Otra de las claves radica en la defensa perimetral, ya que el Palencia es el equipo del Grupo A con más acierto (37.4%) desde el arco, faceta en la que los naranjas han mejorado últimamente, no así en los tiros libres, instrumentales en caso de final apretado.


Cuarenta minutos por delante para encestar el primero de los dos ‘balones tricolor’, dejar al Palencia fuera de la lucha por la segunda plaza (cayó por 66-64 en Riazor) y coger moral de cara a la visita a Pumarín, donde nunca ha ganado. 

El primer ‘balón tricolor’