Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El ‘tri’, objetivo verdiblanco

El sólido líder de la OK Liga intentará seguir invicto esta temporada después de la disputa de la Supercopa de España | Quintana
|

El Deportivo Liceo ya tiene la mira puesta en la Supercopa de España, competición que abrirá el nuevo año y que el club coruñés ha conquistado en dos ocasiones.

Este torneo, nacido en 1984, se disputaba inicialmente, a doble partido, entre los campeones de Liga y Copa. En caso de ser el mismo, el desafiante era el subcampeón del torneo del KO. Durante dos años, 2011 y 2012, se jugó a partido único, y en 2013 se adoptó el formato actual: Final Four con los campeones y subcampeones de ambas competiciones.

El equipo que dirige Juan Copa se medirá el 2 de enero semifinales, al primer campeón de la Supercopa, el Reus Deportivo, título que conquistó al superar... al Liceo. El escandaloso 8-2 que recibió el vigente campeón de la regularidad fue imposible de remontar en Riazor, donde la gesta se quedó a mitad de camino (6-3).

Diez años después
Tras un ínterin de diez años sin celebrarse la Supercopa, el Liceo volvió a quedarse con las miel en los labios en 1994, derrotado, por 6-3, por el campeón liguero, el Igualada, en un único partido, jugado en As Pontes de García Rodríguez. Estos dos primeras ediciones tuvieron carácter oficioso.

La oficialidad del torneo tendría que esperar otra década. Y con ella llegó la hegemonía del FC Barcelona. En 2004, el club azulgrana ganó su primera Supercopa... a costa del Liceo. Un inapelable 7-3 en en el encuentro de ida, disputado en el Palau, dejó la vuelta en Riazor en prácticamente un amistoso, resuelto con tablas (2-2). Al año siguiente, el Barça repetiría, esta vez doblegando, por un global de 10-5, al CP Vic, pero un año más tarde sucumbiría, por un ajustado 6-5, contra el Reus Deportivo, del que solo tardaría doce meses en vengarse, también por un solo gol de diferencia (5-4).

El Barcelona también fue el primer campeón con el formato de partido único, al superar por 5-1 al Reus en un duelo que tuvo como escenario el emblemático Ateneo Agrícola de San Sadurní de Noia. 

Ahí comenzó un lustro de tiranía azulgrana, con el Liceo como antepenúltima y última víctima. En 2014, ya con formato de Final Four, el equipo herculino cayó en la final del torneo celebrado en Reus por 5-4. Un año después, en Vic, nueva derrota verdiblanca por la mínima (6-5).

Dentro de poco más de una semana, en la cita de Lloret del Mar, volverán a estar los tres equipos más exitosos de la Supercopa: Barcelona (10 títulos y 4 subcampeonatos), Reus (2 y 4) y Liceo (2 y 3), además de Noia, finalista en dos ocasiones. 

Primer título
Al cuarto subcampeonato –tercero oficial– liceísta le sucedió, por fin, el primer entorchado, al vencer, por 2-1, al Reus Deportivo, y además en la pista del propio conjunto tarraconense. 

El segundo llegaría en 2018, esta vez en San Sadurní de Noia, con otro triunfo por la mínima (3-2), esta vez frente al todopoderoso Barcelona. En semifinales, los hombres de Juan Copa habían batido al Reus por idéntico resultado, el mismo con los azulgranas habían superado al Noia. 

En la última edición, celebrada en Igualada, se proclamó campeón del Reus al vencer al Barcelona por 3-2, después de haberse deshecho del Liceo en semifinales (4-2), así que un poquito de ganas de revancha debería haber en el cara cara del primer sábado de 2021.

El ‘tri’, objetivo verdiblanco