Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Indignación ante el atracón de encuentros

Miguel Corral, entrenador del Ural, durante un partido ante el Celta | Patricia G. Fraga
|

El Juez de Competición de la Real Federación Española de Fútbol comunicó las fechas y los horarios de los partidos del subgrupo 1 A de División de Honor Juvenil que todavía están pendientes de ser jugados después de haber sido suspendidos en su momento por casos positivos de COVID-19. Uno de los equipos que estaba a la espera de este anuncio era el Ural y las nuevos fechas y horarios de sus tres encuentros aplazados no han gustado nada en el seno del club verde, que deberá encadenar seis duelos en 18 días (siete en menos de un mes): Calasanz (10 de febrero), Celta (14), Conxo Santiago (17), Choco (21), Val Miñor (24), Racing de Ferrol (28) y Deportivo (7 de marzo).


Miguel Corral, entrenador del Ural, reconoce su enfado ante el apretado calendario de compromisos ligueros que se le avecina y que tilda de “barbaridad”. “En un mes, donde está en juego nuestro futuro en esta categoría, me parece una barbaridad tener que jugar tantos partidos seguidos. El riesgo de lesión es muy alto. No podemos prepararnos para afrontar los partidos con garantías. Tengo que defender a mi club y sé que es lo mismo para todos pero no vale todo para acabar la liga sí o sí. Jugaremos cuando nos manden y trataremos de ganar y ser competitivos como hacemos siempre pero después de estar parados 15 días hay que recuperar primero a los jugadores que han estado confinados, algunos de ellos fuera de su casa encerrados en una habitación”, explica el técnico coruñés.


Por otro lado, Corral recalca que la liga está “adulterada” debido a la diferencia de recursos entre los equipos participantes. “La competición está adulterada porque los equipos que no somos canteras profesionales no tenemos capacidad para jugar miércoles y domingo durante todo un mes y competir al nivel que requiere esta categoría. Te vas a enfrentar el domingo a un equipo que tuvo cinco días para entrenar y tú, que vienes de competir el miércoles, vas a tener dos. Y no para entrenar, sino para recuperar al jugador”, afirma.


Miguel Corral admite que hubiera preferido contar con un calendario con más fechas libres para no tener que sufrir este tipo de situaciones. “Se sabía que esto podía pasar. Creo que había que dejar fechas libres para designar los partidos aplazados. Una semana puedes jugar miércoles y domingo como ya hicimos y no pasó nada. Pero un mes entero, no. A pesar de las dificultades, nuestros jugadores van a dar la cara y van a salvar la categoría porque estamos muy vivos. El cuerpo técnico, la coordinación y la directiva creemos mucho en ellos”, asegura.


Por último, el técnico muestra confianza plena en su equipo y en sus posibilidades de permanencia. “Vamos a pelear hasta el final por meternos entre los cinco primeros y salvar al equipo en esta primera fase. Pero también estamos preparados para jugar por el descenso y si no nos llega para entrar entre los cinco primeros, ir a la segunda fase con el mayor número de puntos posible. Sea de la forma que sea vamos a pelear la permanencia. Pero tampoco nos olvidamos de nuestro otro objetivo, que es que los jugadores crezcan en cada entrenamiento, que estén preparados para competir en todo tipo de contextos y que tengan una buena salida la próxima temporada”, concluye. 

Indignación ante el atracón de encuentros