Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El temporal de nieve amenaza la disputa del encuentro de hoy en El Sadar

Sergio Ramos (dcha.), que tuvo que ver el duelo ante el Celta desde la grada, regresa al once ‘merengue’ | efe
|

El Real Madrid se enfrentará a un doble enemigo en Pamplona, un Club Atlético Osasuna que busca un triunfo que rearme la moral y le permita salir de los puestos de descenso y el temporal que anuncia fuertes nevadas en la capital navarra hoy por la noche, que amenazan la disputa del partido.

El temporal de frío que azota Navarra está previsto que se endurezca con nieve durante las últimas horas de hoy, coincidiendo con la disputa de un partido que en caso de tener que verse aplazado, LaLiga busca hora para que se celebre mañana domingo.

Ante esa incertidumbre, el Real Madrid adelantó un día su viaje y en la tarde del viernes ya se concentrará en Pamplona a la espera de noticias. En su expedición y dirigiendo el partido estará Zinedine Zidane, a quien un contacto cercano por coronavirus puso en peligro su presencia pero los negativos en dos pruebas finalmente le permiten estar al mando.

Su equipo recuperó la seguridad ante el Celta de Vigo en el primer partido del 2021 y el único objetivo con el que saldrá en El Sadar es mantenerla para apretar al líder, un Atlético de Madrid sólido en LaLiga Santander que puede tomar una importante ventaja si vence sus dos encuentros pendientes.

Recuperará Zidane a su capitán Sergio Ramos, en pleno huracán desatado por su renovación. Desde el 1 de enero puede firmar por cualquier club y no ha aceptado la propuesta que le trasladó el club blanco a través de su presidente, Florentino Pérez. Será su primer partido desde que el plazo para renovar ya le permite sentarse a negociar con otro equipo y con el foco tras las primeras filtraciones de la situación que protagoniza.

Ante su ausencia apareció Nacho Fernández a gran nivel frente al Celta y eso le convierte en favorito para ocupar el lateral derecho por la baja por sanción de Dani Carvajal. Por delante del sustituto natural, un Álvaro Odriozola que no está contando para Zidane, y de Lucas Vázquez, que fue parche cuando los dos laterales puros derechos estuvieron lesionados y al final encontró una nueva demarcación donde brillar. Ahora es indiscutible y se le espera que inicie como extremo en un tridente que ha recuperado a Marco Asensio, quien debe dar continuidad a su gran inicio de año si quiere permanecer por delante del belga Eden Hazard.

Osasuna llega a la cita tras no poder ejercitarse en los campos naturales de Tajonar debido a la helada que cayó en la comarca de Pamplona y trasladar en la víspera la sesión vespertina a El Sadar.

En el club se muestran cautelosos con la posibilidad de que se pueda disputar el encuentro. Hasta 40 personas podrían ser movilizadas si hubiera que retirar la nieve del césped. Y en el aspecto deportivo, necesita una victoria cuanto antes que reafirme sus buenas actuaciones en las tres últimas citas ligueras, en las que sumó tres empates.

El temporal de nieve amenaza la disputa del encuentro de hoy en El Sadar