Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Un zaguero polivalente en cualquier categoría

El defensa deportivista brindó tres puntos de oro al equipo en el añadido ante el Salamanca | quintana
|

A sus 32 años, el defensa vasco Eneko Bóveda dispone ya de más de una década de experiencia en el fútbol de élite, tanto en Primera como en Segunda y ahora, en Segunda B.

A pesar de que en verano dispuso de ofertas interesantes para proseguir su carrera en clubes de mayor categoría —el Tenerife pujó muy fuerte para llevárselo—, no dudó en quedarse en la división de bronce y en renovar su contrato con los herculinos, que ahora expira en junio de 2022.

Muy integrado en el seno de la plantilla de Riazor —es uno de los capitanes—, Bóveda ha venido dirimiendo con Jorge Valín una preciosa lucha por hacerse con el ‘carril del 2’.

El ex de Athletic o Eibar inició el curso de la mejor manera posible, siendo titular ante el Salamanca y definiendo el primer triunfo del año con un certero cabezazo en el tiempo de descuento.

Sin embargo, una inoportuna lesión en el Vero Boquete de Santiago le hizo permanecer un par de semanas en el dique seco.

De corte más defensivo que Jorge Valín, ha contribuido a la estabilidad de la retaguardia coruñesa en el primer tramo de la temporada 20-21, si bien su rendimiento ha bajado enteros en los últimos dos encuentros de Liga, frente a Pontevedra y Celta B.

Ha coincidido, curiosamente, con que los tres tantos encajados en esta dupla de partidos se han certificado desde su área de influencia, en el costado derecho de la defensa, por lo que ha recibido críticas.

A lo largo del presente campeonato liguero ha tomado parte en seis de los ocho envites, con 492 minutos y un tanto.

En la Copa del Rey, Eneko también fue de la partida inicial frente al CD Ejido, disputando los noventa minutos de esta primera eliminatoria.

Un zaguero polivalente en cualquier categoría