Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Richard Barral culpa al Rayo y al Mirandés de no poder fichar a Sergio Moreno

Richard Barral, en una imagen de archivo/AEC
|

El director deportivo del RC Deportivo, Richard Barral, responsabilizó al Rayo Vallecano y el Mirandés de que el club coruñés no pudiera reforzarse con el delantero Sergio Moreno en las últimas jornadas del mercado de jugadores.

Barral ofreció explicaciones en una rueda de prensa telemática sobre los movimientos del Deportivo en el mercado, en el que cerró la incorporación del brasileño Raí Nascimento, dio salida al uruguayo Diego Rolan y el portugués Rui Costa y promocionó a los futbolistas del filial Diego Villares y Rayco Rodríguez.

"Creemos que la plantilla, aunque no está funcionando, es suficiente", indicó antes de valorar el fichaje frustrado del delantero Sergio Moreno y defender que no hubo "falta de planificación" por parte de la dirección deportiva del conjunto blanquiazul.

"Teníamos unas posibilidades económicas que nos marca el club para fichar, teníamos claro el jugador que necesitábamos, estaba cerrado el viernes por la noche, el sábado por la mañana todas las partes dieron el OK y la única condición que ponía el Mirandés es que, mientras buscaba sustituto, se lo teníamos que dejar el domingo", relató.

"El lunes hicimos los papeles, había un pequeño fleco con el Rayo, que nos da el OK. El jugador estaba firmado, pero pasan las horas y alrededor de las once de la noche aparece una discrepancia entre Rayo y Mirandés ajena al Deportivo y el jugador, una deuda que tienen ellos y que pueden mantener jugando Sergio en el Deportivo y tumban la operación", aseguró.

Barral criticó que los clubes no le avisaran de esa "situación" con antelación, porque habrían tomado otro rumbo.

Además, aseguró que la promoción interna de Diego Villares, que ha subido desde el filial, estaba prevista y la de Rayco, que también ascendió a la primera plantilla, dependía de los fichajes que se cerraran, pero estaba contemplado.

Respecto a la salida de Rolan, que tiene contrato hasta 2022 con el Deportivo. indicó que "la opción de compra" que se ha guardado el Pyramids de Egipto "no es obligatoria", mientras que de Rui Costa, que fue incorporado por el Santa Clara, de la Primera División lusa, el Deportivo se ha guardado "un porcentaje alto" del jugador y liberó "todo el salario".

El Deportivo se encuentra actualmente fuera de las posiciones que permiten luchar por el ascenso a Segunda División y Barral se consideró "totalmente" responsable, pero defendió a la plantilla.

"Cuando configuramos el equipo no esperábamos estar en esta situación. Todos dijimos que era muy buena, también desde dentro, pero por lo que sea el rendimiento no está siendo bueno y yo, como máximo responsable del área deportiva, tengo que asumirlo", apuntó.

No obstante, advirtió de que la temporada "no acabó" y, aunque no pidió "tiempo, porque no lo hay", sí solicitó "calma" y expresó su confianza en las opciones que hay de ascender porque ve "energía" en el vestuario.

Recordó que hubo "jugadores que se bajaron sus salarios una barbaridad por el proyecto del Deportivo, por una estabilidad a largo plazo y hasta ahora, por lo que sea, no está funcionando" a pesar de que la "inversión" que se hizo fue "muy alta".

"Somos un equipo de Segunda B con tres jugadores con ofertas de Primera División", sostuvo el responsable del área deportiva, quien avanzó que "al final de la temporada" pasará "un informe" al club y se "depurarán responsabilidades" y él las "asumirá".

Sobre la destitución de Fernando Vázquez el mes pasado, reconoció que la dirección deportiva pasó un informe "tanto sobre el entrenador como el rendimiento de los jugadores", pero no aclaró si pidió su salida, ni si lo hizo antes de Navidad o cuando se tomó la decisión de destituirle, tras el primer partido de 2021 en Segunda B.

Para Vázquez, tuvo "palabras de agradecimiento, de cariño" y afirmó que su "relación personal es genial" a pesar de que el técnico, en su despedida, llegó a asegurar que en el club había un problema interno grave que no concretó. 

Richard Barral culpa al Rayo y al Mirandés de no poder fichar a Sergio Moreno