Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Gaby: “Gestionar el bajón deportivo es de las peores cosas del mundo”

Gaby García (derecha), atacante del Deportivo Abanca, señala con el dedo durante el partido ante el Valencia, disputado en la Ciudad Deportiva de Paterna | europa press
|

Que una pandemia ponga fin de forma abrupta a una temporada brillante de tu equipo es una faena. Si además empiezas la siguiente con malos resultados y tu rendimiento individual no es el esperado, es un bajón. Y si a todo esto le sumas que no puedes visitar a tu familia, que es tu apoyo más importante, te da como resultado la situación actual de Gaby García (2 de abril de 1997; Tunapuy, Venezuela), una de las futbolistas esenciales del Deportivo Abanca.


La mediapunta, que ahora juega también en posiciones más retrasadas, marcó el pasado domingo un gol ante el Levante que finalmente no evitó una nueva derrota (1-3) de las blanquiazules en un curso que, según reconoce la jugadora venezolana, está siendo extremadamente difícil de gestionar en el aspecto anímico.


¿Aún duele la derrota ante el Levante después de la buena segunda parte que hicisteis?

Todavía duele. Es duro porque veníamos jugando bien y haciendo un buen partido. Que nos haya caído ese gol tan repentino después de aguantar todo el partido y que se haya perdido así es un golpe fuerte. Pero toca seguir trabajando.


¿Después de tu gol pensabas que podíais puntuar?

Sí. Después de mi gol tomamos un poco de impulso y creíamos que podíamos lograr el empate. Pero luego nos cayó ese gol y fue un golpe fuerte del que no nos pudimos reponer.


¿Cómo se gestiona empezar otra semana con otra derrota?

Es superduro porque últimamente retomas cada semana los entrenos en el mismo círculo después de haber hecho cosas buenas pero sin obtener resultados. Pero toca seguir trabajando para mejorar y pulir las cosas que nos faltan por pulir. Últimamente estamos en una dinámica mejor y tenemos que continuar en esa línea.


Ahora vais a jugar tres partidos vitales ante rivales directos en una semana. ¿La reacción es ahora o nunca?

Nos tocan tres partidos contra rivales directos y tenemos que salir más fuerte que nunca, seguir con la dinámica de juego actual en la que estamos mejorando y tratar de sacar los puntos, que es lo que queremos. Sabemos que son partidos fundamentales para salir de abajo.


¿Por qué os está costando tanto esta temporada sumar?

Decirte algo específico es muy difícil. Decir ‘pasa esto’ y marcarlo para tratar de mejorarlo es complicado. Hubo partidos que no salimos bien pero últimamente jugamos mejor y tampoco llegan los resultados. Es algo supercomplicado pero toca tratar de mejorarlo sí o sí.


Manu Sánchez destacó que arriba no estáis teniendo la contundencia de la temporada pasada. ¿Estás de acuerdo?

Sí. Comparado con la temporada pasada Peke ya llevaba muchos goles, yo llevaba muchos goles y las jugadoras de ataque ya habíamos anotado todas. Ahora nos cuesta un poco más organizar jugadas y generar ocasiones y cuando las generamos, no las finalizamos.


Contra el Levante las delanteras no os animasteis a tirar en algunas ocasiones y Manu os pidió que probarais. ¿Esto se debe a falta de confianza?

También debe ser eso, es un círculo. No salen los resultados y quizá no tenemos la confianza de pegarle más al arco. Siempre lo hablamos pero estando en el campo al final queremos buscar el pase cuando tenemos que pegar.


Manu afirmó que estáis haciendo muchos cambios en los entrenamientos, en los planteamientos de partido y en el apartado físico. ¿Cómo se llevan tantos cambios?

Estas últimas semanas se ha trabajado más la parte física, sobre todo fuerza y resistencia, y es algo que nos sirve. En el partido contra el Levante se vio que estuvimos corriendo y corriendo y no paramos. Es uno de los cambios positivos. Antes nos rendíamos fácil y ahora estamos corriendo y buscando la forma de sumar.


Empezaste en el Depor como delantera, el curso pasado te saliste como mediapunta y ahora, de vez en cuando, juegas de interior, como el pasado domingo. ¿Cómo te sienta ese cambio de posición?

El cambio de delantera a mediapunta fue el mejor cambio. Me gustó más porque me adapté rápido por mi forma de jugar y por estar más libre. Ahora me cuesta un poco más porque no estoy acostumbrada pero estoy intentando mejorar para poder ayudar al equipo.


Incluso en la segunda parte del pasado domingo tuviste que ayudar mucho en defensa por jugar con seis jugadoras de corte muy ofensivo.

Sí. La segunda parte me gustó más aunque costaba mucho ese ida y vuelta. Fue más positivo que negativo porque tuvimos más la pelota, estuvimos atacando más y fuimos más constantes. A la hora de defender teníamos que hacer mucho despliegue pero la verdad es que estuvo muy bien.


¿Crees que ese planteamiento puede asentarse?

Es una de las cosas que sería buena, ir hacia adelante siempre y no esperar. A veces esperamos y sale bien pero a la hora de atacar se hace difícil porque van menos jugadoras al ataque y hay muchos metros que recorrer. Este fin de semana llegamos con bastantes jugadoras arriba y eso es bueno.


¿Estás satisfecha con tu rendimiento en esta temporada?

No puedo estar satisfecha. Siento que no estoy aportando tanto como debería. Aún me queda mucho por mejorar, tengo que dar mucho más. Espero que vuelva una buena racha para sentir más satisfacción en todo, no solo en lo personal. Me queda mucho por trabajar y mejorar.


¿Te fastidia no hacer tanto gol como el curso pasado?

Los goles son algo relativo. Si hiciera más goles, tal vez el equipo fuera mejor, que es lo que más me frustra. Pero no por el hecho de hacer gol, sino por aportar más al equipo y ayudar a mejorar grupalmente.


¿Cómo gestionas mentalmente el bajón deportivo?

Eso es lo peor. Gestionar el bajón deportivo es de las peores cosas que hay en el mundo. Además se hace más complicado estar lejos de casa y no tener un familiar que te dé esa mano, ese abrazo, para que todo lo malo se olvide por un momento. Pasar sola el mal momento del equipo y el mío, que quizá no estoy tan acertada, es complicado. En casa, con Kika, tratamos de distraernos y hablar con la familia para poder superarlo y seguir pensando en darlo todo en cada entreno.


¿La lejanía con la familia en una situación de pandemia también influye en el rendimiento individual?

Es superdura la situación porque llegó la pandemia y no pudimos ir a casa en junio. Y ahora en diciembre tampoco pudimos ir. Es como que se junta todo y no hay ese desagüe que te permita drenar ese agobio de los partidos, del día a día, del virus y todo se va acumulando. Pero hay personas que están peor y hay que buscar la manera de darle la vuelta a la situación y pensar en positivo. De lo malo, sacar un poco lo bueno y unirnos en cada entreno para sacar algo positivo de esta situación.


¿Cuándo podréis hacer una escapada a Venezuela?

Digamos que en junio pero depende del virus.


Se cerró el mercado de fichajes sin refuerzos. ¿La plantilla actual es suficiente para alcanzar la permanencia?

Siempre es bueno tratar de renovar un poco el equipo. Si venían fichajes sería bueno porque ayudarían al equipo, pero no se pudo y tenemos que luchar. Con lo que tenemos no sé si será suficiente o no pero toca seguir trabajando a todas las que estamos para ver si conseguimos salir de ahí abajo. Seguro que sí.


¿Tienes ganas de volver a jugar con la Vinotinto?

Es algo que queremos todas, volver a la selección, representar a nuestro país y que volvamos a conseguir cosas nuevas todas juntas.


¿Cuál es tu siguiente objetivo en la selección venezolana?

Espero seguir siendo llamada a la selección, que me sigan tomando en cuenta y aportar lo que pueda para conseguir el objetivo de clasificarnos para el Mundial absoluto.


El pasado domingo hicisteis una reivindicación para forzar una mejora de los protocolos sanitarios en la competición. ¿Consideras que se está fallando en ese sentido?

Se está fallando mucho porque no se están tomando las precauciones que se necesitan. Queremos que hagan algo, que solucionen las cosas y que se mejore lo máximo posible para que sea algo mejor para todos.


¿Consideras que se adultera la competición con tanto baile de partidos aplazados?

Sí, muchísimo. Un equipo tiene cuatro partidos más que otros y así la liga no lleva la sintonía que tiene que llevar. Ya comenzó la segunda vuelta y hay partidos de la primera vuelta sin jugar. En nuestro caso, tres. Así es complicado.


¿Qué piensas de que casi no se televisen partidos?

Ahora que no se puede asistir a los campos se deberían transmitir más partidos para que los seguidores que quieren ver a su equipo puedan verlo y disfrutar cada fin de semana. Que puedan hacer algo distinto y que tengan una distracción más para olvidar por un momento el virus.


Mi contrato termina este año, espero que haya más Gaby aquí

Gaby García es uno de los activos más importantes del Depor Abanca y otros clubes han llamado a la puerta de la internacional venezolana.


¿Cuándo finaliza tu contrato con el Depor?

Mi contrato termina esta temporada y aún no hay nada hablado. Esperamos a ver qué pasos se dan pero ahora solamente estoy pensando en los partidos que nos tocan y luego ya se hablará de lo que se puede hacer.


¿Tendremos más Gaby en el Deportivo?

Estoy muy bien aquí pero todavía no hemos hablado. Espero que haya más Gaby aquí.


¿Siguen en pie las ofertas del Benfica y de otros clubes importantes?

Ahora no sabría decirte, lo lleva mi agente. Nosotras nos centramos en el Depor y ya lo demás, a su debido tiempo.


Kika lo está pasando muy mal, es duro no tener minutos


Gaby recaló en el Deportivo Abanca en el año 2017 junto a su compatriota Kika. Las dos futbolistas venezolanas comparten equipo y piso y han vivido todo tipo de situaciones desde su llegada a A Coruña que las han convertido en uña y carne.


En el Depor has vivido de todo: frustraciones, un ascenso, un temporadón en Primera, una pandemia y ahora un campeonato complicado. ¿Qué balance haces de toda tu estancia en el club coruñés?

No me quejo. He vivido muchas cosas buenas y alguna que otra mala pero hay que quedarse con lo positivo. Llegamos hace exactamente cuatro años y al principio fue complicado a la hora de adaptarnos porque fue un cambio drástico en el día a día. Lo bueno es que vine con Kika y las dos nos apoyamos pero nos costó mucho trabajo adaptarnos. El primer año fue complicado pero luego ya el grupo mejoró, se compitió bien y se consiguió el ascenso, que fue una de las cosas buenísimas que viví aquí, fue algo increíble. Luego en Primera fue un año fantástico, en lo personal y en lo grupal.. Y ahora viene esto que estamos pasando, con la pandemia y todo, pero fueron más cosas buenas que malas y ahora toca superar las malas.


Kika es tu gran apoyo aquí. ¿Cómo lo está pasando jugando tan pocos minutos?

Muy mal. El futbolista siempre quiere jugar y demostrar lo que uno hace, así que es superduro no tener minutos ni continuidad. Lo pasa mal pero siempre trata de estar un poco bien aunque a veces es complicado. Hay que ponerse en su piel para entenderla más.


¿Cómo pasaste el confinamiento con Kika sin poder ir a Venezuela?

Al principio fue duro por no poder ir a casa. Normalmente no somos mucho de salir pero siempre se complica si te obligan a no salir. Fue duro llevar ese día a día porque se vuelve monótono y rutinario pero luego nos adaptamos a entrenar en casa, ver series, pelis… A veces estábamos cada una en su habitación para poder extrañarnos un poquito.

Gaby: “Gestionar el bajón deportivo es de las peores cosas del mundo”