Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Joana Ferreira: “Me gustaría seguir creciendo para dar mi mejor versión”

Joana Ferreira botando el balón para sobrepasar a una defensora durante el último partido disputado por el Maristas | Quintana
|

Joana Ferreira, jugadora portuguesa del Maristas, afronta una nueva temporada cargada de emoción debido a estar en un nuevo equipo y en una nueva ciudad que le permite estar más cerca de su casa. La lusa de 30 años está realizando una de sus mejores temporadas en Liga 2. Prueba de ello son los 29 puntos que metió en el último partido del conjunto coruñés, la victoria sobre el Cortegada (73-55).

¿Cómo empezaste en el baloncesto?
Empecé a jugar al baloncesto cuando tenía quince años. Al principio sólo jugaba en el colegio, como todo el mundo. Yo iba a natación de alta competición, pero llegó un punto en el que me cansaba demasiado y no me permitía rendir estudiando. Entonces mis padres me dijeron que dejase la natación y que escogiese otro deporte. Recorrimos la ciudad y al final dimos con un club. Justo estaban entrenando las chicas de mi edad, me quedé a entrenar y me acabaron cogiendo.

¿No te fue mal para empezar tan tarde?
Pues la verdad es que no. No me quejo (risas).

¿Tienes algún ídolo baloncestístico?
Ídolo como tal no tengo. Hay mucha gente de la que aprendo pero no tengo ningún referencia clara. Por ejemplo, me gusta Michael Jordan pero no es mi ídolo. De chicas, hay algunas jugadoras que me gustan mucho como lo hacen. Una de ellas sería (Cecilia) Zandalasini, que está en el Fenerbahce.

Esta es tu primera temporada en el Maristas, ¿cómo está siendo la adaptación?
Muy buena. Es un club muy familiar. De pequeña, cuando jugaba en Portugal, también estaba en un club muy parecido a este, entonces mola mucho. Además, estoy bien aquí, porque si no fuese así estaría en otro lado porque uno busca ser feliz y aquí lo soy.

¿Qué te llevó a venir a Coruña?
Yo tenía varias opciones para jugar en Liga 2, pero quería estar más cerca de casa. A pesar de ser la última opción que tenía, la cercanía y el rol que me ofrecían me llamaba mucho.  También, el nivel que hay en España porque es muy alto y muy competitivo. Si a eso le sumas que es un club familiar como éste, ayuda muchísimo. Prefiero ser feliz y estar bien cobrando menos que estar en otro sitio donde me pagan más pero esté incómoda y a disgusto.

Antes mencionaste que te llamó la atención el rol que te ofrecían, ¿cuál es?
Tener más responsabilidad en ataque, ser más anotadora. No lo había probado hasta ahora y me terminó de convencer.

Casualmente, esta temporada estás teniendo muy buenos números, quizá los mejores. ¿A qué crees que se debe?
Yo creo que al trabajo individual que estoy haciendo y también a la motivación que tengo. Al final, llevo seis años como profesional, algunos más jugando en sénior,  y siempre intento mejorar porque mientras uno se va formando, los resultados van llegando poco a poco.  Que este año esté anotando más se debe al rol que antes mencioné. Pero también es una forma de decir que, aparte de pasar, como solía hacer, también puedo anotar y eso me hace creer más en mis capacidades.

Durante el último partido de liga que disputasteis, frente al Cortegada, anotaste 29 puntos. ¿Es la mayor anotación de tu carrera?
En Liga 2 diría que sí. Hacía bastante tiempo que no marcaba tantos. Quizás cuando era más pequeña puede que anotara más pero me quedo con estos 29 por lo que significaron.

¿Habías preparado el partido de alguna forma diferente?
No. Al final, el baloncesto es consistencia. Llevo, como te dije, bastante tiempo haciendo trabajo individual para mejorar el tiro, los movimientos de uno contra uno y también los bloqueos directos. Entonces, yo hice lo de siempre y con el tiempo y con trabajo,  los resultados van llegando.

¿Cómo te sentías cuando te iban entrando todos los tiros –hizo 10 de 18 en tiros de campo y 7 de 8 en libres–?
Me sentía con mucha confianza. Estaba muy concentrada porque sabía que era un partido muy importante y la victoria nos daría un respiro. Pero sí, estaba muy motivada, concentrada y feliz no solo por la victoria, sino porque jugamos muy bien.

¿Qué te dijeron tus compañeras al acabar el partido?
No recuerdo exactamente todo lo que me dijeron pero me dijeron algo así como que tenía que jugar siempre de esta manera (risas). Lo que se me viene a la mente, mayormente, son todas las sonrisas. Tuvimos, en diciembre, un mes muy duro pero ahora volvieron las sonrisas y las bromas y es con lo que me quedo.

Para finalizar, ¿qué sueño tienes en el mundo del baloncesto?
Seguir soñando. Me gustaría seguir creciendo y poco a poco conseguir dar el máximo de mí misma. Yo siempre quiero más. Este año, mi sueño es ayudar a mantener el equipo. Pero si me tuviese que quedar con uno sería que aún esté por llegar la mejor versión de mi misma.

Joana Ferreira: “Me gustaría seguir creciendo para dar mi mejor versión”