Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

“Dimos nuestra mejor versión durante el torneo”

El preparador del combinado autonómico ha conseguido clasificar a la selección cadete a la fase final que se celebrará el próximo mes | rfgf
|

La selección gallega sub-16 se alzó con el primer puesto de su grupo en la fase previa del Campeonato de España disputada en Almendralejo (Extramadura) el pasado fin de semana. Este logro le ha permitido clasificarse para disputar la fase final del estatal, que se celebrará el fin de semana del dieciséis y diecisiete de febrero en la localidad madrileña de Las Rozas.


dxt campeón estuvo con el seleccionador del combinado autonómico, Pachi Fernández (A Coruña, 1979), para conocer sus impresiones de lo realizado en la fase previa y qué espera de la fase decisiva.

Felicidades por el pase a la fase final. ¿Cuáles son tus sensaciones tras lo realizado en Almendralejo?
Afrontábamos esta fase inicial con una tremenda ilusión a la vez que con una gran responsabilidad, ya que éramos conscientes de la dificultad de la misma y que nuestro peor enemigo podíamos ser nosotros mismos. Al final, fue una experiencia increíble y una oportunidad de trabajar a un gran nivel.

¿Cómo viste el desarrollo de la competición?
Debutamos ante Baleares (Galicia se impuso por siete a cero). Este encuentro tenía el handicap de ser el primero, con todo lo que eso conlleva, pero estuvimos muy serios. El enfrentamiento ante Melilla (Galicia ganó por nueve a cero) nos valió para asentarnos y creer de verdad en nuestras posibilidades. Luego, el de Extremadura (Galicia venció por nueve a uno), nos permitió trabajar en condicionantes particulares –ambiente, resultado...– Creo que fue una fase con una gran carga de trabajo y que nos ha dejado a todos muy buenas sensaciones. 

A tenor de los resultados obtenidos, ¿crees que el nivel de la fase ha sido menor que otros años o que Galicia ha sido muy superior?
Ni una cosa ni otra. Visto lo visto, cierto es que el grupo no era el más complicado ya que evitamos rivales como Murcia o Castilla LaMancha, por nombrar sólo a dos. No obstante, debo indicar que tanto Baleares, que estaba formada por jugadores de clubes como Palma y Manacor, o Extremadura, que contaba con bastantes jugadores que militan en la Liga Nacional Juvenil, eran selecciones muy bien preparadas. Galicia no ha sido muy superior, pero si ha estado en su mejor versión durante todo el torneo y con una selección de este nivel eso es una gran garantía. 

¿Cuáles crees que han sido los detalles que han marcado las diferencias?
No tengo la menor duda de que dos factores fueron los que marcaron la diferencia. El cuerpo técnico fue el primero. Así, tuve la suerte de poder compartir la experiencia con un equipo de lujo, no solo por su conocimiento sino por su capacidad de trabajo y por la gran cohesión que teníamos sus cuatro miembros: Sergio Blanco, que voy a decir de mi compañero de batallas que hizo que el equipo cuidara al milímetro cada detalle y fue el alma mater psicológico de toda la expedición. Gentoku Motonori, probablemente la persona que conozco que más sabe de este deporte y que les aportó a los chavales una manera de trabajar y de afrontar los retos propios de él para que diesen un paso de calidad, y Gael López, un trotamundos del futsal acostumbrado a trabajar al máximo nivel y que nos dio ese punto de experiencia de seleccionador, contagió a todo el grupo su ilusión y su metodología.

El cuerpo técnico y la cohesión existente en la selección han sido decisivos

Has dicho el primero. ¿Cuál ha sido el segundo?
La cohesión existente dentro de la selección, ya que este grupo de jugadores y técnicos hemos conseguido trabajar como un equipo y no como una selección. La calidad humana, el carácter y el compromiso de todo el grupo hizo que todo funcionara desde el principio como si lleváramos años trabajando juntos y creo que gran parte de culpa de esto la tienen los familiares de los jugadores que dieron el mejor ejemplo posible. 

¿Cómo programaste la preparación para la fase previa?
Fue exigente ya que de los 623 jugadores seleccionables hicimos un dossier con un total de ciento veinte y de estos trabajamos con casi ochenta. Realizamos un total de catorce sesiones y jugamos dos amistosos. Desde el primer día teníamos claro el perfil de jugador que queríamos. Asimismo, fue dura por que Galicia cuenta con un nivel espectacular en esta categoría ya que hay una gran cantidad de jugadores muy bien preparados y con unas cualidades increíbles.

En esta labor, ¿hubo ayuda?
Desde aquí debo reconocer y agradecer el trabajo de los técnicos y los clubes que colaboraron con nosotros cada semana. Asimismo, quiero decir públicamente que en el proceso selectivo nos ayudó bastante el filtro que los seleccionadores comarcales realizaron y la continua comunicación que ha tenido nuestro cuerpo técnico con estas personas. A pesar de lo que te digo el habernos decantado por los doce jugadores que fueron convocados a Almendralejo ha sido algo muy complicado.

¿Qué objetivos te habías marcador con los jugadores que entraron en la convocatoria definitiva?
Intentamos darle al grupo un modelo de juego explotando las cualidades de cada uno de sus miembros y de este modo poder optimizar el tiempo y basarnos en el trabajo defensivo. 

La preparación para la previa fue exigente al haber 623 jugadores seleccionables

Sin hablar del tema competitivo, ¿cómo valoras la experiencia en Extremadura?
Fue algo increíble ya que gracias a la seriedad, compromiso y disposición de la federación tuvimos un ambiente de profesionalidad propio de equipos de alto nivel. Realizamos dos sesiones de entrenamiento los días previos a la competición, así como una sesión de vídeo la totalidad de los días de la fase. Considero que el gran logro para que esta experiencia fuese tan productiva se debió a los miembros que participaron en nuestra expedición, desde el cuerpo técnico de la sub-19 (David, Samuel y Miguel) que nos ayudaron y formaron; Manolo el físio, un tipo insuperable; Iván Pico, las veinticuatro horas del día atento y dispuesto a todas nuestras necesidades. Javi Trigo, que fue el alma de todo, y Pablo, que estuvo como uno más.
 
Castilla La Mancha será el rival en semifinales, que ha dejado fuera del torneo a Cataluña y Madrid, dos de los favoritos al título. ¿Qué esperas de los manchegos? ¿Tienes alguna referencia?
Cualquier persona que esté metida en este mundillo conoce la actual generación de Castilla La Mancha, ya que lleva varios años plantándose en las fases finales en las distintas categorías. Espero a un rival de nuestro nivel con un bagaje espectacular y una gran formación ya desde hace años. Sus jugadores vienen de clubes históricos en el futsal, como son el Moprisala (actual campeón de España cadete de clubes) o el Ciudad de Toledo, por citarte dos de ellos.

¿A quién destacarías?
Sería ridículo nombrar solamente a uno ya que cualquiera se los doce podría estar el año que viene en la selección nacional sub-17. No obstante, te diré que cuenta con varios jugadores determinantes que ya entrenaron en su día con clubes como ElPozo Murcia.

¿Cómo tienes pensando hacer la preparación para la fase final? ¿Realizarás cambios respecto a lo realizado hasta ahora?
Debemos seguir la misma línea y ser fieles a lo que somos. Si por algo nos caracterizamos es por trabajo, trabajo y más trabajo. Haremos tres sesiones para corregir errores, perfilar detalles y prepararnos para el rival que nos toca. Ahora debemos seguir apretando los dientes hasta que nos duela la boca. 

¿Qué posibilidades tiene Galicia para alzarse con el título de campeón de España?
Cualquiera de las cuatro selecciones que han logrado su clasificación para la fase final cuenta con posibilidades para conseguirlo y llegará con la máxima ilusión por hacer eso realidad. Creo que en enfrentamientos con un nivel tan alto y tan parejo dependerá de lo qué seamos capaces de hacer y estar al mil por mil y que esos pequeños condicionantes no controlables que hay en el juego no jueguen en nuestra contra. Hay un sabio que siempre me dice “acuérdate de lo duro del camino para disfrutar más la recompensa”. Nuestra recompensa es estar aquí y competir con los mejores. Pues eso, ya que estamos saldremos a por todas. 

Los jugadores han demostrado tener un gran potencial en la fase previa. ¿Crees que alguno de ellos está capacitado para llegar a la élite en un futuro a medio-largo plazo?
Más allá del nivel que hayan demostrado en esta fase, creo de corazón que el fútbol sala gallego tiene una salud muy buena. Contamos con unos mimbres grandiosos para aspirar a tener muchos jugadores compitiendo en las máximas categorías. En el caso particular de estos doce jugadores varios de ellos suelen participar en la Liga Nacional Juvenil y alguno ya ha debutado en la categoría Senior en la Segunda B. Por ello soy de la opinión que cualquiera de ellos, si aciertan en las decisiones y tienen una pizca de suerte, podrían jugar en la élite del fútbol sala nacional en dos o tres años. 

¿Cómo ves el futuro del fútbol sala en Galicia y en la ciudad de A Coruña?
A nivel de categoría Senior cierto es que O Parrulo está haciendo un gran papel en la Primera División. En la Segunda División, lo ideal sería que en esta temporada, o a corto plazo, alguno de los tres equipos –Burela, Santiago o Noia–lograsen dar el salto a la máxima categoría para estar más representados y hubiesen más posibilidades para los más jóvenes de llegar a Primera. Actualmente, en las categorías inferiores contamos con unas Ligas Gallegas muy atractivas para todos aquellos que queremos dar un paso adelante para que el fútbol sala crezca y tenga mayor peso. Al mismo tiempo, contamos con las competiciones locales para poder meterles a los niños y niñas el hormiguillo del futsal. Por este motivo, creo que el futsal gallego sigue creciendo año a año y cada vez con mejores formadores y clubes que pelean y creen en él. Sobre la ciudad de A Coruña, creo que todos somos de la misma opinión y soñamos con ver a un club en la Primera División que permita A Coruña ocupar el sitio que tuvo en el pasado y tener presencia nacional. La numerosa afición que existe por este deporte se lo merece.

“Dimos nuestra mejor versión durante el torneo”