miércoles 11.12.2019

Teledeporte

El programa “Teledeporte” pertenece a Televisión Española y se emite en abierto desde el año 1994. Su nacimiento provocó entre los aficionados al deporte gratas esperanzas  de que se acabaran los cortes en los finales de algunas transmisiones, que en ocasiones habían supuesto verdaderos escándalos informativos. Por este canal  -uno de cuyos objetivos es potenciar los deportes minoritarios- han desfilado casi todas las mejores competiciones mundiales, entre las que cabe reflejar Juegos Olímpicos, Mundiales de atletismo y otras de parecido nivel, como el Tour de Francia o la Vuelta Ciclista a España. Y sirve de gran apoyo para descongestionar el deporte de los dos principales canales, la “1” y la “2”, especialmente durante la celebración de los grandes eventos.

“Teledeporte” se hace ahora desde San Cugat del Vallés, cerca de Barcelona, con el fin de dar protagonismo a la delegación de Televisión Española en la ciudad Condal y seguir así la vieja norma que data del franquismo. Se emiten programas dentro de este canal como “Estudio Estadio”, un clásico entre los clásicos, y se ha tenido la feliz idea de recuperar joyas del archivo de Televisión Española que se reflejan en “Conexión Vintage”, algo que ha sido aplaudido por muchos.

Como seguidores del mundo del deporte observamos con preocupación la programación de “Teledeporte” los últimos tiempos y su caída en el interés de los aficionados. Con todos los respetos para los deportes minoritarios, la actual parrilla de este canal se desenvuelve entre el piragüismo en aguas bravas, mezclado con el voley-playa y otras especialidades –como patinaje o gimnasia- que han hecho que los índices de visualización hayan caído radicalmente los últimos meses, hasta volverse a oír con insistencia algunos rumores que señalan que los rectores de Televisión Española se han vuelto a plantear la supresión de este canal porque, según la versión popular, este canal “ya no lo ve nadie”. 

Pero hay que salir a la palestra para oponerse a esa  situación. Los índices de “Teledeporte” se han movido siempre –en situaciones normales- entre el 0,3 y el 0,5 por ciento de “share” y esa ha sido la trayectoria última. Al margen de que nos puedan colocar cuatro partidos seguidos de balonmano –como ha ocurrido este mes-, lo cierto es que el bajo interés por las retransmisiones tiene su origen en el poco riesgo que los directivos del ente público se toman a la hora de contratar competiciones. Hoy mismo, el canal “Discovery Channel” emitirá la semifinal entre Nadal y Federer, que le augura aproximadamente dos millones de telespectadores. Y también transmitirá las dos finales de Roland Garros. Mientras, la televisión de todos (“la mejor televisión de España”, que decía José María García, cuando sólo había dos canales) estaba mirando para otro lado. Eso sí, nos colocaron eliminatorias de la Copa de Inglaterra de limitado interés y han renunciado a pujar por el partido en abierto de Primera División y poco se sabe del tratamiento que dan a la Segunda. 

Puede parecer que estamos cuestionando la existencia de “Teledeporte”, cuando opinamos todo lo contrario. Para nosotros es un lujo y un placer que exista un canal únicamente de deporte, siempre y cuando las transmisiones tengan un mínimo de interés para el conjunto de los espectadores. Y esperemos que haya quedado esto claro en el espacio que nos queda, sobre todo teniendo en cuenta lo poco clara que quedó nuestra opinión en el artículo de la semana pasada sobre Paco Zas. Lo que queríamos decir, al final no lo dijimos. Pero no hay problema, ya lo haremos en otra ocasión, porque, según lo visto ayer, es posible que haya que volver sobre el asunto

Teledeporte
Comentarios