sábado 14.12.2019

Floja selección española

La selección española de fútbol se ha clasificado con dos jornadas de antelación para la fase final de la Eurocopa de Naciones que se disputará el próximo año 2020 en diferentes países del Viejo Continente (en Qatar, no), según el plan inicial de Michel Platini, ya no presidente de la UEFA y ahora pendiente de juicio por algunas de sus actuaciones al frente del organismo europeo. 

No es que España lo tuviera demasiado difícil para clasificarse. Los enemigos eran: Islas Feroe, Malta, Noruega, Rumanía y Suecia, y hasta hace una semana el equipo de Luis Enrique y Robert Moreno había ganado los seis primeros partidos de la competición. Los dos últimos han sido contra Noruega y Suecia, en los que el equipo nacional ha dejado una pobre impresión de juego y de presencia en el terreno de juego. Prácticamente dos partidos calcados (uno, que le empataron en los últimos minutos, y otro, que empató en el tiempo de descuento) no han de confundir al personal y hacerle pensar que estamos en la élite europea y que podemos aspirar a todo en esa fase final que se disputará el próximo mes de junio.

Con todos nuestros respetos a los jugadores españoles que disputaron estos dos últimos partidos, francamente nos hemos llevado una gran sorpresa dado el bajo nivel que han mostrado algunos futbolistas (la mayoría) frente a selecciones que no están precisamente entre las primeras de la clasificación internacional. Sí, estamos en renovación, pero si los mejores delanteros que tiene la selección española son Gerard Moreno y Oyarzábal, es para apagar las luces de la Eurocopa ya en este momento. Obviamente, no tenemos nada contra estos dos jugadores pero consideramos que no pasan de ser más que dos buenos suplentes, dos revulsivos para situaciones puntuales. 

Lo mismo ocurre en el centro del campo. Sólo la revelación Fabián parece dar un nivel algo superior al resto de sus compañeros de línea, que no han sabido aprovechar estas dos buenas oportunidades para mostrar sus candidaturas a figurar entre los elegidos para la fase final de la mencionada Eurocopa. Desde luego, alguno de los de la ‘vieja guardia’, que estos días se quedaron en el banquillo o en casa, tiene muchas posibilidades de retornar al primer equipo, según lo visto en las últimas fechas.

Pero, bueno, para eso todavía quedan muchos días y habrá tiempo de hablar de este torneo que está habituando a jugar su fase final en diferentes países. En esta ocasión, los octavos se jugarán en varias ciudades de Europa, entre ellas Bilbao, Bucarest o Budapest, por citar algunas. Después, los cuartos de final tendrán por escenario Bakú, Múnich, Roma y San Petersburgo. Y, ya finalmente, las semifinales y la final se disputarán en el grandioso escenario de Wembley, en Londres. 

Infantino, máximo responsable de la UEFA actualmente y entonces secretario general, ya bautizó esta fase final como “una fiesta del fútbol en toda Europa”. Sin embargo, insinuó que sería la última vez que valdría este sistema. O sea, hoy digo una cosa y mañana, otra, como algún político que se me viene ahora a la memoria. 

En la actualidad ya hay clasificadas algunas selecciones, entre ellas Bélgica, Italia y la propia España como algunas de las más potentes. Se espera la presencia también de otras, que todavía no tienen definida la clasificación, como Inglaterra, Alemania, Holanda, Croacia o Francia. Serbia y Portugal se disputan otra de las plazas, a falta de las dos últimas jornadas de la fase previa, que finalizará el próximo mes de noviembre, hasta completar las veinticuatro que jugarán la fase final, del 12 de junio al 12 de julio. Seguiremos comentando…

Floja selección española
Comentarios