domingo 17/1/21

Nos pegan vuelta y media

Poco puede sorprender en el mundo del fútbol. Está claro que en este negocio del balompié todo se compra y se negocia, poco queda al azar. En el Depor, como en cualquier club, no iba a ser diferente. El mercadeo es constante a todos los niveles, la cosa es llevarlo lo mejor posible. Hay que pasar página y saber esperar, tarde o temprano todo suele volver a su lugar o pasa factura.

El hecho es que al aficionado deportivista lo único que le preocupa y ocupa es su equipo, lo demás se la fuma. Esta mañana los de Fernando Vázquez retornan al entrenamiento en Abegondo para preparar el duelo del domingo ante el Celta B,. Sí, el equipo de chavales del filial del rival blanquiazul de toda la vida de nuestro señor. Es como para tragar saliva, quién nos iba a decir hace apenas un par de temporadas que tendríamos que tragar saliva como lo vamos  hacer en apenas cuatro días.

Así que el técnico blanquiazul tendrá que sacudirse las críticas que le están lloviendo por el poco ‘jogo bonito’ de su equipo y poner toda la carne en el asador para que los chavales del Celta de Vigo –el filial– salgan derrotados de Riazor. De lo contrario, la vergüenza será histórica por la relevancia que tiene el duelo en sí, que hasta no me sale llamarle derbi. Que lo será, pero el auténtico y genuino es el de los ‘mayores’.

Por cierto, cuando se nos llena la boca de hablar de cantera habrá que reconocer que el club vigués nos pega vuelta y media con el trabajo de la base. Algo de lo que en el Depor no podemos presumir. Triste.

Comentarios